Las maris se van de vacaciones

Oye, porque quieras que no, escribir un blog lleva su curro… Igual no es un trabajo remunerado económicamente (decimos económicamente porque para nosotras saber que nos leéis ¡es la mayor de las remuneraciones que podemos tener!), pero es un trabajo.

Y, como en todos los trabajos, las vacaciones son necesarias, por salud física y mental.

Así que vamos a desconectar unos días, y aunque seguiremos por las redes, nos tomamos el mes de Agosto como descanso en el blog.

KEEP CALM VERANO

No queremos irnos a disfrutar de la playa, el norte, el centro y de las cervecitas sin desearos que disfrutéis al máximo este verano y sin volver a agradeceros vuestra compañía. Este blog es vuestro, sin vuestros ojos al otro lado de la pantalla esto no tendría sentido, así que, una vez más, GRACIAS de todo corazón.

beso

Gafas de sol Skull Rider

Cuando las maris recibimos en casa las gafas de Skull Rider, al comentarlo coincidimos en una cosa.

Hay muchos modelos bonitos para niños, (podéis verlos en su tienda online de gafas de sol), pero cuando las tienes en la mano, realmente te das cuenta de que son gafas de calidad.

No hace falta que digamos lo importante que es no ponerle a los peques cualquier par de gafas, eso ya lo sabéis. Yo, personalmente, me quedé muy tranquila cuando entré en la tienda online y vi que las gafas cumplían un montón de estándares de calidad.

Pero como comprenderéis, todo eso de la calidad y la seguridad, a ellos les importa un soberano pimiento.

A Minififi y a Frikito lo que de verdad les importa es que las gafas de Skull Rider les hacen parecer superguays y un poco malotes, la verdad sea dicha. Frikito iba por la playa en modo puto amo, que si ya de por sí tiene su puntito vacilón, con las gafas el efecto se potencia. Y Minififi se ha convertido en la reina de la piscina.

Por todo ello, hemos llegado a la conclusión de que las Skull Rider son las gafas del verano, por calidad, seguridad y molonidad.

gafas de sol skull rider junior

Papitis

La mayoría de los niños de 3-4 años tienen mamitis, ¿verdad? Pues la mía no, Minififi tiene “papitis”.

Pero además papitis aguda. Sí que es cierto que ella viene a mí cada vez que tiene sueño o se despierta a media noche. Pero en muchas cosas de la convivencia diaria, prefiere a su papi. Su papá es su héroe, lo admira muchísimo.

¿Las causas de todo esto? Yo creo que son varias.

En primer lugar, que Pocofifi trabaja a turnos y hay días que lo tiene para ella sola y otros que ni lo ve. En segundo lugar, le tiene tomada la medida (en algunas cosas) y consigue de él todo lo que quiere. En tercer lugar, que yo soy la que más le marco las normas, por lo que le mola más estar con su padre, que le da menos por saco.

Cada vez que le riño, ella llama a su padre amargamente. Si se enfada, me viene con historias del tipo: “Te vas a ir de esta casa, y me voy a quedar yo aquí con mi papá”.

Espeluznante, ¿verdad? A mí me da un poco de miedito, porque hoy por hoy, puedo con ella, claro… Pero, ¿y si seguimos así? Pues que me veo con 50 años volviendo casa de mi madre, porque eso no va a haber quien lo aguante.

No se si eso de que las niñas son “de los padres” y los “niños para las madres” será cierto, en mi caso se cumple, desde luego.

2

Así que hoy necesito consejo. ¿Esto dura para siempre o llegará un momento que se le pase? ¿Creeis que las niñas tienen papitis y los niños mamitis, o es un mito?

Te haces grande

Te haces grande, tu no lo entiendes pero a mi me duele, me duele que seas independiente, me duele que decidas por ti misma, me duele que ya no busques mi mirada de complicidad para darte mi aprobación.

Te haces grande y lo peor de todo es que lo haces sin darme cuenta, lo haces con el día a día, con tal normalidad, que a veces las cosas se pasan totalmente inadvertidas.

Tu no lo vas a entender, pero tu eres mía, una manera diferente de posesión pero más fuerte que ninguna.

Creces y me duele, no lo voy a negar, y a la vez estoy tan orgullosa de ti, es difícil de plasmar estos sentimientos simplemente con palabras, los sentimientos que una madre puede llegar a sentir por su hija. No se muy bien como explicártelo, porque a veces, ni yo misma se lo que siento.

Si pienso en ti mis sentimiento están a flor de piel, no entiendo como algo tan pequeño como tú, puede remover tanto dentro de mi desde el primer día que te vi. Siento miedo, de que te pase algo, rabia de que te hagan daño, pena porque creces, felicidad porque ríes, tristeza si lloras…

Va a hacer 4 años desde que nos conocemos y solo te puedo dar las gracias por ser la persona más importante en mi vida.

Solo una última cosa mas, se feliz, vive tu vida, por mucho que yo intente darte mi opinión, entiende que yo solo quiero lo mejor para ti, pero también entiendo que tu quieras tomar tus propias decisiones…

 

Sin título-1 copia

 

 

 

¡Silencio!

Estoy hasta el moño ya de tanta reivindicación, de tanta declaración, de tanta tontuna. De unos, de otros y de los de más allá.

Abro el Facebook y no leo más que moralinas por todas partes, opiniones a doquier, discusiones sin sentido y sin criterio alguno.

Soy incondicional de la libertad de expresión, pero lo que hay ahora mismo, me parece más bien “saturación de expresión”.

¿Os imagináis una reunión familiar o de amigos en las que, todos a la vez, se pongan a expresar sus criticas sobre ABSOLUTAMENTE TODO y encima traten de convencer al resto de que su opinión es la correcta? Así me siento cada vez que abro algunas redes sociales.

tumblr_mu04qpmM8a1stbu92o1_1280

Pseudo-políticos de este país: Por favor dejad de hacer declaraciones de una puta vez, declaraciones absurdas sobre temas absurdos que no hacen más que generar polémica en las redes y nos distraen de los asuntos verdaderamente trascendentes. Dedíquense a ponerse de acuerdo y luchar por lo que de verdad importa, ¡coño!

Famosillos de turno: ¿Por qué no os calláis? Un minuto de gloria para vosotros nos supone al resto un sinfín de agonía leyendo opiniones de seguidores y detractores. Dedicaos a actuar, pintar, escribir, cantar o a lo que sea que os dediquéis, que ahí debe estar vuestro verdadero éxito.

Personas de “a pie” con Facebook y demás redes sociales (y mucho tiempo libre): Basta ya hombre, ¿no os cansáis? Tiene que ser agotador llevar esa cantidad de luchas internas y tratar de convencer al resto de la humanidad buscando “me gustas” o polémicas en la red. La verdad absoluta no existe. Y las libertades acaban donde empiezan las del vecino. Que no se os olvide.

libertad-mapa-al-reves

Nos estamos radicalizando, y eso sí que es peligroso. Cada vez leo y percibo más violencia en las opiniones y eso no puede traer nada bueno, es solo cuestión de tiempo que la guerra verbal se convierta en otra cosa (de hecho, ya está pasando). Y que la ausencia de problemas reales que nos lleva a ser tan gilipollas, nos pase factura generando problemas de verdad.

Así que desde aquí pido por favor un poco de silencio.  Me gusta leer sobre vuestras vacaciones, sobre vuestros éxitos personales, sobre reivindicaciones y luchas que lleven a soluciones reales, sobre vuestros hijos, quiero ver fotos de vuestros gatos y chistes e ironías sobre cómo va el mundo.

Todo lo demás, me sobra. Y además, me cansa. ¿A vosotros no os pasa?

basta-mafalda

P.D: Si a todo esto le unimos los post de animales torturados, de niños perdidos, los amenes y demás comparticiones virales, de verdad que me pregunto:

Si alguna vez fuimos el espermatozoide más rápido entre un millón, ¿cómo sería el resto?

Y hasta aquí mi desahogo espontáneo de hoy. ¿Vosotros también percibís este clima de crispación y radicalidad?. ¿También os da miedo?

Para ellos, todos son iguales

No se si a vuestros hijos les pasará, pero o Minijiji no se fija mucho en el personaje en cuestión, o le encuentra parecido a todo el mundo que ve por la calle. Sin ir mas lejos, esta semana santa hemos estado, como sabéis, de vacaciones por Salou. En el hotel había un hombre mayor con su barba y su pelo blanco, os podéis imaginar con quien confundió mi hija a ese buen hombre. Pero es que no es solo eso, es que le llamaba Papa y le daba el informe cada tarde si había comido bien y si había echado la siesta, vamos, para que fuera tomando nota para los regalos de navidad… El hombre se parecía razonablemente a Papa Noel, pero es que este fin de semana nos ha servido para sacar parecidos razonables a mas de un personaje.

Como ya os he comentado, el parecido era más que razonable, pero además del parecido, te das cuenta de la inocencia que tienen los niños, ella se creía verdaderamente que ese hombre era Papa Noel y le hacia una ilusión enorme verlo cada día en el comedor, es más, si no lo veíamos, te preguntaba por él, y no paraba hasta que su radar no lo tenía localizado. Por otra parte os diré que este hombre me ha venido de maravilla, comía sola, se echaba la siesta, montaba pocos pollos… y todo ¿por qué? Pues porque tenia que pasar parte cada día con Papa Noel.

Si alguna vez habéis ido en pleno verano a la costa de tarragona sabréis que los hoteles se llenan de chicas, alemanas, rusas, holandesas, y demás nacionalidades. Pues esta vez hemos encontrado a una chica que tenia el cabello tan blanco que parecía que se lo teñía, tenía los ojos claros y una noche apareció en el restaurante con una falda rosa larga y una tranza de lado en el pelo. Bueno, fue la revolución para las niñas en el comedor, en su defensa diré, que la pobre mujer afronto su papel de Elsa y se hizo hasta fotos con alguna de las niñas jijiji.

Sé que en la clase de mi hija hay 25 niños, no los conozco a todos porque la mayoría de veces no puedo ir ni a llevarla ni a recogerla, pero mas o menos los nombres y las caras por las fotos que nos van enviando durante el curso me las sé. Pues bien, o la clase de mi hija ha decidido hacer una excursión a mis espaldas e ir todos al mismo sitio que yo de vacaciones, o mi hija se inventa amigos con tal de que la deje ir a jugar con los niños. Estábamos en el bar exterior del hotel y había una familia con dos niños, uno más grande que Minijijiji y otro más o menos de la misma edad. Ella me dice que se va a jugar con sus amigos, y yo le digo que no, porque no los conoce y están con sus papas, y la peque me mira toda seria y me dice, “Mamá, si que lo conozco van a mi clase”. Y yo con cara de WFT???

Hombre de color que ve, Baltasar que aparece… ya no se como decirle que no todos son Baltasar, porque mira, Papa Noel se pueden parecer pocos, pero hombre de color la verdad que en el día a día se encuentra a unos cuantos, y el problema es que a unos les hace gracia pero a otros ni puñetera pizca. Así que ahí estamos intentando le explicar a mi querida hija, que no todos los hombre de color son Baltasar.

Aquí si que tenemos un pequeño gran problema. Perro pequeño, marrón y con las orejas caídas que ve, es Skye de la patrulla canina, y tenemos dos opciones: o que le de por decir que no vuela, o que le de por ir corriendo y querer tocarla. Normalmente estos perros suelen ser muy asustadizos (y qué narices, con muy malas pulgas) así que a ver si tengo la suerte que pasa ya la moda esta de la patrulla canina y deja de ir persiguiendo perros y esperar que se pongan a volar.

Seguro que vuestros hijos también le encuentran parecido a las personas que menos te esperas, ¿me las cuentas?.

 

Tengo una adolescente de cuatro años

Así como suena. Yo pensaba que esto de la “edad del pavo” llegaba con 12 o 13 años, pero parece ser que en mi casa, el pavo ha anidado ya. Leyendo sobre esto, porque por mucha risa que de las cosas que dice, me preocupa el tema, sí que puede aparecer a esta edad una adolescencia temprana, tan difícil, que te hace echar de menos los terribles dos años.

De repente, tenemos al Dr. Jekyll y a Mr. Hyde viviendo con nosotros.

De buenas, Minififi es una niña amorosa y encantadora a la que todo el mundo adora. Es muy cariñosa, nos dice mil veces al día cuanto nos quiere. Y además es súper divertida, imaginativa y se entretiene con cualquier cosa.

De malas, ¡ay de malas! Se pilla unos mosqueos del quince cada vez que no algo no le sale, se frustra con algo tan tonto como no poder sacar una pegatina de un libro. Entonces, de repente, nos culpa a todos de su problema. Nos desafía constantemente (especialmente a mi), amenazando con echarnos de casa o con castigarnos. Monta unos dramas que creo que si la llevo a la tele, me la cogen sin pensarlo.

Cuando está con sus amigos no quiere vernos ni en pintura, y si le decimos algo, se hace la graciosa delante de ellos. Vamos, que delante de sus colegas, se avergüenza de nosotros.

También tiene muchísima tontería con la ropa y si por ella fuera, se cambiaría diez veces al día. Se empeña en elegir la ropa del cole, la ropa del patio, la ropa de salir, y si no le cuadra el modelo, pollo al canto.

Por supuesto, nosotros le vamos marcando límites, y como tiene cuatro años, por muy adolescente que se crea, le damos la vuelta. Pero si es verdad lo que dicen, y esto es la muestra de cómo será cuando sea adolescente de verdad, que dios nos pille confesados.

adolescente

Mi amiga Cortes me dijo una vez, ante una “adolescentez” de mi hija: “Solo puedo decirte una cosa, con tu pan te lo comas”. Me da que voy a necesitar muuuuchas barras…

¿Habéis pasado vosotros por esta situación? ¿Tenéis pequeños adolescentes en casa?