Churras y merinas

Pues parece que los Reyes no han hecho mucho caso a la carta de los minis, porque a Frikito le han traído cajas de cartón, sí, pero llenas de cosas. Demasiadas. Y fiel a su trayectoria a la mayoría les ha hecho el caso justo, cinco minutitos por cumplir y acto seguido, a buscar el embalaje, que es lo que mola.

Entre toda esa vorágine de plástico de colores chillones y seres rechonchos y entrañables, no podía faltar el regalo más recurrente que existe en estas edades: la cocinita. La verdad es que me encantan. Decidí regalarle una porque suelen traer bastantes accesorios, puertecitas que abren y cierran, cachuchos varios, etc. El juego preferido de Frikito consiste en cambiar cosas de sitio y abrir y cerrar puertas, así que lo vi perfecto. Lo comenté con Frikencio y le pareció buena idea, lo comenté con mi madre y con algunos amigos y también, en fin, no le di muchas más vueltas al asunto. Hasta que lo dejé caer en una reunión dominguera y cierto sector masculino de mi familia me acusó de poco menos que de empujar a mi hijo a las garras de un ser que convierte a los niños en homosexuales llamado Mariconeitor, haciendo una de las demostraciones de mezclar churras con merinas más impresionantes que presenciado en toda mi vida. Resumiendo bastante:

  • ¿Le vas a comprar una cocinita? Pero si las cocinitas son de niñas.
  • No, las cocinitas son unisex. ¿Le ves cara de niña a Chicote, por casualidad? De hecho, todos los juguetes son unisex, somos nosotros los que muchas veces estamos llenos de prejuicios.
  • Eso no tiene nada que ver. Las cocinitas son de niñas y los mecanos y bancos de trabajo son de niños. Regalarle una cocinita a un niño es como querer empujarle a que tenga ciertas tendencias… Es que quieres ser demasiado moderna.
  • On dios, no puedo rebatir argumentos tan avanzados, abandono este debate.

El debate, lógicamente, terminó como empezó, con dos posturas enfrentadas al 100% . Yo no salía de mi asombro, porque ni me había planteado la cuestión de que una cocinita fuese un juguete de niñas, de hecho, en los diseños de las cajas aparecen niños jugando con ellas. Hasta el momento lo único que algún amigo me había comentado en plan chiste era que si la versión de niño de la cocinita venía solo con un microondas y un congelador lleno de comida precocinada.

La cocinita que hemos comprado la hay en dos gamas: rosa y roja-gris, se sobreentiende que la primera enfocada a niñas y la segunda a niños. En el embalaje aparecen las dos versiones, una en cada lado. Yo, ya os digo que si Frikito fuese una niña, también le habría pillado la roja-gris, porque tanto rosa me da como repelús.

cocinita

Yo, que soy de natural porculera, nada más comprarla, decidí enviar por Whatsapp la foto de la versión rosa a los que me criticaron, para rematar la faena. La reacción fue algo así como… ¿encima rosita? Manda cojones.

En fin, poco más que decir sobre ésto. Frikencio y yo tenemos claro que le daremos a nuestro hijo aquello por lo que manifieste su preferencia (dentro del sentido común), ya sea un mecano, un salón de belleza de Barbie o un maletín de pinturas y un caballete (reconozco que esto último me haría muyyyy feliz).

caja

Anuncios

28 comentarios en “Churras y merinas

  1. El eterno y gilipollesco debate…a mi churumbel le encantan los muñecos desde bien pequeño, porque resulta que las caras, manos y pies humanos es lo que mejor reconocen los bebés, así que le compré un nenuco y al ir a pagarlo el dependiente me miró raro, como si yo fuera una madre frustrada porque mi hijo tuviera pene.
    Son gilipolleces preestablecidas, que un día le da por jugar con un coche y al día siguiente con una muñeca o con un mono y no creo que ningún niño venga al mundo pensando en que si no juega con tal o cual cosa la sociedad lo va a rechazar. Juegan y punto.
    Los tarados son los adultos que piensan así, los niños son perfectos tal y como son.

    Me gusta

    • En realidad el motivo de este post es expresar mi sorpresa hacia el hecho de que aún siga quedando gente que opine así… es que aunque se trate de mi familia tengo que reconocer que me sorprendió. Piensas que hay ciertas cosas que ya están superadas y de pronto te das cuenta de que no es así, y vale que en algunos casos es una cuestión generacional, pero en otros, tristemente, no.

      Me gusta

  2. Eyyyyyy, porque te metes con las cocinitas rosas???? Jajajajaja… Muy bueno el post Marifriki, y te puedo confirmar por experiencia propia (mi hermano tuvo un nenuco muuuuchos años), que el juguete no hace al hombre, el hombre hace al juguete! Besicos

    Me gusta

    • Yo soy un poco antirosa Marififi… bueno, no antirosa exactamente… lo que me jode es el rosa+rosa+rosa, necesito un tono de contraste!!! y esa cocina debería llamarse “muerte por rosa” o algo así xDDDD

      Me gusta

  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo marifriki. Me parece horrible ver tanto rosa y sobre todo en cocinitas, aspiradoras, fregonas, planchas… Ya desde niños se pretende inculcar que la mujer hace las cosas de la casa y el hombre no. Yo tengo muy claro, y MaridoBello tambien, que vamos a educar a Principe en ambos roles. Es decir, que tenga lo necesario para enfrentarse a la vida real, y que sea capaz de salir a trabajar a la calle pero tambien ponerse a planchar o hacer un pollo al horno. Pienso que todos debemos ser autoauficientes y capaces de hacer nuestras cosas sin esperar a que otro te cocine. Tengo claro que desde que sea un poquito capaz le pongo a fregar loza, a hacer camas, poner lavadoras, y mucho mas adelante a cocinar conmigo, para que aprenda que lo que el ensucia lo tiene que limpiar el, y que el dia de mañana sea capaz de hacer cualquier cosa sin que se le “caigan los anillos”. Un post muy interesante! Beso!!

    Me gusta

    • Pues claro que sí! Yo también lo intentaré, no quiero que el día de mañana mi futura nuera me diga que he criado a un inútil, jajaja. No, en serio, lo cierto es que es un beneficio para ellos… la autosuficiencia es una característica muy importante en la vida y hay que inculcarla desde que son pequeños.

      Me gusta

  4. Yo como te comente a M le he comprado el set “marujon”. Ayer no te digo como reiamos cantando y barriendo los dos tan contentos. 😀
    Set: Fregona, escoba, recogedor y cubo!!!

    Me gusta

  5. Q razón llevas Marifriki! Aquí en casa tuvimos una discusión porque yo quería cocinita y el papi argumentaba q eso era relegar a la niña a perpetuar roles femeninos. Y sí, yo también nombré a Chicote , a ferran Adrià y a la madre de todos,q ya m jode a mí q en el Olimpo de los cocineros españoles solo tengamos nombres masculinos. Al final consensuamos triciclo y a la niña le da miedo subirse ( error!!) Esperemos q con el tiempo le coja el gustillo!

    Me gusta

    • Jajaja, pues no entiendo la postura del papi… el rol femenino actual no tiene por qué excluir saber cocinar, oye. Es llevar las cosas a un extremo, creo yo…

      Me gusta

  6. Mi niño también tiene cocinita, pero con el padre que tiene es imposible que no fuese así. También tiene su muñeco, le gusta ponerse pasadores en el pelo, un carrito de muñecas y otro de la compra… Y, por supuesto, Spiderman que no falte, ni los coches, ni las herramientas. En finsss, cada uno en su casa, ¡y que la Fuerza te acompañe!

    Me gusta

    • Hombre, es que las cocinitas, muñecas, pasadores y demás son cosas necesarias para neutralizar la machoína de Spiderman, Batman, Ironman, Thor y toda esa pandilla. Que en mi casa está muy presente y seguramente en la tuya también, jejeje.

      Me gusta

  7. Qué manía con lo de los juguetes de niños y niñas. Justo ayer hablamos el papá de la bichilla y yo de que si la bichilla nos pidiese un banco de herramientas también se lo comprariamos,no vaya a ser que por negarnos frustremos su carrera de ingeniería aeronáutica. ¡Me he reído un montón con el comentario sobre Chicote!

    Me gusta

  8. El idiotismo nace de esas ideas. Crear sexismo no lleva a nada bueno.
    Que bueno que le compraste a tu hijo un juguete que le promueve la imaginación. A lo mejor un día será un gran chef 🙂 y todo empezó con su cocina.
    Sabes que mi hijo menor, tiene sordera y está en el espectro. Desde los 9 meses hemos hecho terapia con una muñeca a la que le da de comer y le ayuda. Es para promover empatía, y comunicación. Nos ha funcionado de maravilla.

    Me gusta

    • Yo creo que los juguetes relacionados con el cuidado de otros seres siempre son positivos, por lo que tú dices, crean empatía y supongo que también hacen desarrollar cierto sentido de la responsabilidad.
      Ayer ví a Frikito volcando la caja de los macarrones (la de juguete que venía con la cocinita) directamente en la sartén, lo cual me da a entender que para masterchef junior todavía no está preparado… pero todo se andará!!! jajaja

      Me gusta

  9. hola!!! totalmente de acuerdo contigo. yo tengo un nene y le he comprado un carro de la compra y un carro de limpieza y le encanta, que será gay por ello…..una persona no se hace gay, nace gay y si lo tiene que ser ya lo es y no se puede cambiar.

    Me gusta

    • Si es que yo creo que no tiene nada que ver una cosa y la otra… que una cocina o un carro de limpieza no tienen poderes amariconadores en ningún caso. Una cosa son las tendencias sexuales y otra los roles de género!

      Me gusta

  10. Pingback: Minirecetas | Ni Blog, Ni Bloga

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s