Mi hijo más…y antes

Este es un tema muy recurrente que da para hacer correr ríos de tinta (o de caracteres en este caso). Mi niño hace esto, mi niño hace lo otro. Y cuanto antes lo hagan, mejor. Y si es antes que los demás, mejor que mejor. Suele ser algo que todas pregonamos sin medir las consecuencias que esto pueda tener.

Las madres, para el resto de la humanidad, somos un coñazo, eso está claro. Pero cuando nos juntamos entre nosotras la cosa se pone mucho peor. Lo malo no es la batalla por demostrar todo lo que nuestros hijos hacen. Lo malo es que no nos damos cuenta de los efectos que esto puede tener en otras madres, que usan esta información para comprobar que los suyos van en línea con lo que supuestamente corresponde a cada momento. Y esto es algo tan absurdo como el pensar que todos los niños tienen que hacer las mismas cosas al mismo tiempo o que todos, niños y adultos, somos capaces de aprender las mismas cosas igual de rápido y hacerlas igual de bien.

Pongo un ejemplo: mi hija no pinta, si le das un rotulador o una cera, se limita a esclafarlo en el folio y en menos de tres segundos cambia de actividad. Yo escucho a las madres hablar de lo que se entretienen los suyos pintando, que usan varios colores, y un sinfín de atribuciones artísticas que van desde las copias a Goya hasta el perfecto conocimiento de la tabla Pantone.

Y ante esto, yo tengo tres opciones posibles:

1.- Pensar que mi hija es menos lista que los demás y que va muy retardada respecto al tema artístico (que aunque queramos, no podemos evitar pensarlo algunas veces).

2.- Plantearme que no la motivo suficiente y dirigirme a la papelería más cercana a cargar con un pallet de ceras, rotuladores, acuarelas, pasteles y un caballete.

o

3.- Darme cuenta de que ni la mía es tan lenta ni los de los demás tan rápidos (y es que las madres tendemos un “pelin” a la exageración cuando de capacidades hijiles se trata).

Esto puede parecer de risa, pero es tan real como la vida misma. Y además todas estamos en el bombo, tanto para presumir de lo que hacen, como para sufrir por lo que no hacen y los demás sí.

Yo no conozco a (casi) nadie que vaya por ahí diciendo lo bueno que es dibujando, lo bien que se le dan los idiomas o lo máquina que es para las matemáticas. Pocas veces presumimos de saber hacer la declaración de la renta o de expresarnos genial o de tener una cultura general impresionante si no viene muy a cuento. No lo hacemos porque sabemos que eso implica quedar como unos verdaderos gilipollas frente a un mundo que, lo veamos o no, también sabe hacer muchas cosas que nosotros no.

Y yo me pregunto… Si cuando de nosotros mismos se trata no nos comportamos así, ¿porqué con nuestros hijos sí? Ahí dejo la reflexión.

carrera2

Anuncios

13 comentarios en “Mi hijo más…y antes

  1. Yo confieso que a menudo comparo a mis hijos con otros niños… pero no voy compitiendo con nadie, simplemente mis hijos son las personas más importantes para mí (mi marido también of course) y estoy orgullosa de sus pequeños logros, como cualquier madre.

    Por ejemplo, mi hijo camina desde los 9 meses y cuando lo digo la gente piensa que presumo, pero sólo estoy contestando a su pregunta. En cambio, con 15 meses no dice ni mú, y cuando lo cuento no me estoy lamentando, simplemente diciendo un hecho. Los niños bilingües suelen hablar más tarde.

    No creo que comparar sea malo, siempre que no se convierta en una competición.. Cada niño es un mundo.

    Feliz lunes! 🙂

    Me gusta

  2. Supongo que porque son una prolongación de los padres. Presumir de lo listo que es es como presumir, de manera indirecta, de lo lista que eres tú que le has dado esos genes o esa educación. “Copias de Goya y tabla Pantone”, qué graciosa eres, Marififi. Besos

    Me gusta

  3. Genial este post. Ahora las madres, ironicamente, lo tienen más díficil a causa de tantísima informacón que les llega por todas partes y claro, se cae en el error de las comparaciones que en la mayoría de los casos sólo sirven para confundir. En otros también ayudan naturalmente, no voy a renegar de la tecnologa pero hay que ser objetiva y no dejarse llevar por tanta información exagerada (las de las mamás y algunos expertos también)

    Me gusta

  4. Completamente de acuerdo con tu post, yo por las madres con nenes pequeños que tengo en mi circulo cercano que siempre nos vienen a contar todo lo que hacen y la mitad de las veces desde que ellas nos lo pregonan tardamos meses en ver que el peque lo haga… y es raro que lo hagan todo solo con ellas delante y que ni los padres lo vean nunca..

    Me gusta

  5. Ya te lo dije cuando leí el borrador de este post… Me parece que la respuesta a esa pregunta clara. Muchas madres sacan con sus hijos la vanidad que de alguna manera reprimen con ellas mismas. Lo que yo me pregunto es por qué es más moralmente aceptable presumir de los logros de tu hijo que de los tuyos, cuando en realidad, como dice Eva, estás presumiendo indirectamente de ti misma… A ver, yo no veo mal presumir. Hace mucha ilusión cualquier cosa que hace y te mueres por contarlo. El problema está en la cansinez y la exageración delante de otras madres. Alguna vez he sido testigo de una de esas competiciones “solapadas” y me parece un espectáculo ridículo. Compi, gran post!!! Besitos frikiles, jejeje.

    Me gusta

  6. Yo de momento sólo presumo de lo gorda que está y lo alta que es, porque el resto de sus capacidades presupongo que son las normales para su edad. Y presumo con gente que me tiene ya hasta el moño de decir precisamente las obras y milagros que hacen sus churumbeles ¡pues de momento hacen lo mismo que los demás, día antes o día después!

    Me gusta

  7. Toda la razón. A mi me pasa pero al revés, es decir, me dicen que mini moni es tal y cual, y yo digo pues no se, supongo que como todos los demás bebés de su edad.
    A mi me gusta ver los logros que va conseguiendo poco, no creo que un bebé sea más que otro.
    Habrá bebés que aprendan algo antes que otros y esos otros sabrán hacer algo que los unos no saben. Pero lo que hay que tener en cuenta es que no hay nadie mejor que nadie y por su puesto menos en bebés.

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s