La cara B de la maternidad

cassette

Allá donde hay luz, siempre habrá sombras. Son dos elementos intrínsecamente unidos por su naturaleza, no pueden existir el uno sin el otro. Esa dualidad siempre está presente, como en el yin y el yang.

Para mí, la maternidad es una luz cegadora que, a veces, según de donde venga, provoca sombras alargadas.

El amor más grande genera el miedo más grande, el dolor más intenso. Cuando se toma la decisión de ser madre se ha de ser consciente de esa realidad. Tendrás acceso a lo más maravilloso de la existencia, pero también te expondrás a lo más doloroso. Es como sacarte el corazón y colocarlo encima de la mesa, vulnerable, tremendamente sensitivo. Cualquier brizna de aire cálido que lo acaricie te hará inmensamente feliz, pero también sentirás cualquier insignificante golpe con intensidad multiplicada. Elegir ser madre es elegir el lado más radical del amor.

Lo admito, alguna vez he mirado a mi hijo y he pensado ¿dónde me he metido?… Es una sensación extraña. En ese momento, no lo cambiaría por nada del mundo, pero a la vez tengo la impresión de haberme colocado una chaqueta que me queda demasiado grande. No sé si alguien más comparte este pensamiento.

¿Sabéis qué? Poder vivir en esta luz vale todas las sombras. Si la chaqueta me queda grande, me la remango. Hace tiempo elegí el lado radical del amor, y fue la mejor elección de mi vida.

Anuncios

9 comentarios en “La cara B de la maternidad

  1. ReDior Marifriki que bien lo has descrito, alguna vez yo también me he quedado mirando a tamborcito y he pensado ¿como lo he hecho hasta ahora? y lo de los miedos….. ufffffffff, pero ahi está siguiendome por toda la casa como un patito detrás de mamá pato.

    Me gusta

  2. ¡Qué bonito, Marifriki! Estoy de acuerdo contigo.
    Y pienso que, si estás en disposición de hacerlo, ser madre es una guía maravillosa para cambiar aquello que vas encontrando de tí con lo que no estás a gusto. Esa lucha con la chaqueta grande tiene también su lado bueno 😉

    Me gusta

  3. Me has emocionado!!!!que bien expresado….es un sentimiento que sólo conoces cuando eres madre..mi bebé tiene 6 meses y a veces me siento un poco superada por si lo hago bien o sintiéndome culpable de añorar dormir una noche del tirón o tener una tarde para mí… Pero te mira y sonríe y todo se disipa

    Me gusta

  4. 100% de acuerdo! A las dos semanas de tener a la peque, le dije a la comadrona: esto me viene demasiado grande!! Y ella me contestó: tranquila, aprenderás a hacerlo tan bien que todo se quedará pequeño….
    Y cuanta razón! Son muchos sentimientos encontrados, hasta el punto de que a veces te ahoga. Pero no lo cambiaría por nada!
    Son sentimientos que sólo una madre los sabe entender…

    Me gusta

  5. Los pelillos de punta tengo de leerte… No sabes qué identificada me siento! Cuantas veces m sale ese miedo, gigante y espeso. Y a veces convivo con mi lado egoistilla pensando el toooodo el tiempo libre q tenía antes. Pero entonces miro esa carilla y m siento la mamà más enamorada del mundo. Besitos mil

    Me gusta

  6. Mari, no tengo palabras, yo no es que lo piense… es que la chaqueta me va grande, pero también creo que es un aprendizaje para los 2, el tiene que descubrir el mundo y yo… yo tengo que descubrir el mundo como madre que tampoco lo conozco 🙂

    Mil besos

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s