Contraseñas

A toda esa gente mayor que dice que hoy en día no ejercitamos la memoria porque todo lo llevamos en el teléfono blablabla, les digo yo que ¡JA!

Es verdad que antes había que recordar algunos números de teléfono: el de tu casa, tu novio, tus abuelos, amigos y poco más.  No creo que llegaran a 20. Pero ¡ay amigo!, llegó el mundo de las redes y con ello algo mucho más amplio y complejo que cuatro números de teléfono y un par de matrículas… LAS CONTRASEÑAS.

Estamos tan dominados por ellas que pensad por un momento que de vuestra mente se borran todos los usuarios y contraseñas y no hay forma de recuperarlos, ¿acojona eh?

Tenemos contraseñas para todo:

–          Contraseñas vitales: cuentas del banco, pin del teléfono, correo, portátil, cajero automático, paypal… Estas son lo más de lo más del topsecret de las contraseñas. Si nos las pillan, estamos muertos.

–          Contraseñas sociales: facebook, twitter, instagram, wordpress, dropbox…

–          Contraseñas efímeras: las de los sitios donde sólo entramos una vez y caen en el olvido para siempre de los jamases. Un ejemplo: La contraseña que pusimos en la DGT cuando nos enteramos que podíamos mirar los puntos que teníamos en el carnet de conducir. ¿Alguien la recuerda? Pues eso.

–          Contraseñas tiendas: zara, mango, mercadona, eBay, privalia…

–          Contraseñas aplicaciones: la de la tienda (App store o similar), whatssap, skype, telegram…

–          Contraseñas de ocio y descargas: seriesly, booking, taringa, Vodafone, spotify…

–          Contraseñas de curro: del ordenador, de los programas,

Que levanten la mano los que sean capaces de decir cuántas contraseñas usan o han usado alguna vez. Imposible, son ilimitadas e infinitas.

f

Decisiones que tomamos para la elección de contraseñas:

–          Poner siempre la misma. ERROR. Si nos pillan una, nos pillan todas.

–          Apuntarlas. ERROR. Si esa lista cae en malas manos, ayayayayayayay…

–          Poner una diferente en cada sitio. ACIERTO, si eres Sheldon Cooper, ERROR MORTAL si eres un humano vulgar.

–          Poner la misma pero con variantes: ERROR para los sitios con límite de intentos,que esa es otra, ¿no os pasa que os da un canguele absoluto cuando veis los de los intentos?, que ganas de exponernos a un riesgo claro de sufrir un infarto. Para los que dan posibilidad de intentos infinitos, puede valer.

la foto

Conclusión: no hay ningún sistema infalible. Que cada uno haga con sus contraseñas lo que mejor considere y que sea lo que dios quiera.

A todo esto se suma  otro hándicap (siempre me lío con esta palabra, porque me suena a “ventaja” y significa justo lo contrario). Por si no era suficiente con tener que memorizar las contraseñas, hoy en día, la mayoría de los temas se tramitan desde el móvil. ¿Ventaja? Que tenemos todo a mano y en cualquier parte, que cada vez sacan aplicaciones más sencillas y funcionales, que no hay que recordar contraseñas porque el móvil (que es más listo que pa que) las recuerda todas…y aquí viene el problema. Un día actualizas el teléfono o se te jode y hay que reiniciarlo y ¿entonces qué? De repente nos piden contraseñas por todas partes y llevas tanto tiempo sin ponerlas que no te acuerdas de ninguna. Se me ponen los pelos de punta solo de imaginarlo…

Por no hablar del nombre de usuario, que como juguemos con varias cuentas de correo, apaga y vámonos. Acertar es casi tan fácil como que te toque la lotería.

Y ya lo mejor de todo es cuando le tienes que decir a alguien tu contraseña de algo y no eres capaz sin tener delante el dispositivo, porque sabes ponerla con los dedos pero no eres capaz de recordar cuál era.

No puedo evitar pensar que cuando seamos viejitos y nuestra mente ya no sea tan ágil, tendremos un serio problema y el mundo se blindará para nosotros. Aunque siempre podemos optar, como hacía mi abuelo, por tener una agendita de tapas cuarteadas, donde poder apuntar las miles de claves que tendremos en nuestro haber después de ochenta años… Y que salga el sol por donde quiera.

Anuncios

19 comentarios en “Contraseñas

  1. Tienes toda la razón!!!! Jajajajajaja, es un caos cuando te olvidas de una contraseña. Para cualquier cosa tienes que utilizar una, es impresionante… Dentro de poco hasta para entrar en nuestra propia casa, ya lo verás!!!!
    Besos

    Me gusta

  2. ¡¡¡Glubssss…!!! ¡¡Es verdad!! ¡¡Qué movida…!! Me veo haciéndome un “Memento”: tatuándomelas en la piel… (o mejor, coserlas a una etiqueta bajo el forro de las camisetas…)
    🙂

    (Es la primera vez que me paso por vuestro blog, ¡¡pero tiene una pinta estupenda…!! ¡¡Besazos para las Maris!!

    Me gusta

  3. Qué me gusta este post!!
    Mari, los señores de Apple, de los que tú y yo somos tan fanes, han previsto este problema y en el nuevo ios 7 han incluido la movida esta del reconocimiento de la huella digital. La puedes poner para desbloquear el teléfono, asociarla a iTunes (aichuns, como me gusta llamarlo) y esas cosillas. Me da a mí que el futuro de los accesos a zonas privadas va a ir por estos derroteros, y me parece muy bien por un lado pero regular por otro, porque si alguna vez necesitas que alguien acceda por ti a una de tus cuentas sin estar tú presente, pos no está bonico cortarte el dedo y mandárselo. Kisses.

    Me gusta

    • Jajaja… Eso me recuerda a un capítulo de true blood que he visto hoy en el que le arrancaban el brazo a una para entrar por las puertas! Esperemos que podamos conservar los brazos por mucho tiempo. Besicos mari!

      Me gusta

  4. Siempre o casi siempre pongo la misma, pero es la única forma de acordarme!!!!! Menos en el curro q voy con agenda. Pero os doy un truco? Yo, soy incapaz de recordar el pin de la tarjeta del Sr. Gruñón, y eso q son 4 numero pues no hay manera y que hago? Pues apuntarmelo en el Movil y diréis loccccaaaaaaaa, pues no hay q hacerlo bien hecho. Nos inventamos un nombre común o el que queramos. Por ejemplo Francisco (es muy socorrido, no es raro que alguien tenga un francisco conocido) y pones un número de teléfono me lo invento 94.567. Y los 2 últimos número ponemos el pin 8965 y así tenemos el pin a mano y nadie lo sabe!
    P.D. si encontráis mi bolso no busqueis al Francisco jijijiji
    Besitos a Minififi!

    Me gusta

  5. jajaj como me he reido!!!!!… en mi caso he optado por una de las soluciones erroneas (cm me pillen una me crujo!), pero me reía porque llevo unos días intentenado crearle a mi madre un blog, y me dió tantas contraseñas diferentes para cada plataforma (así practica y decide cual le es más facil) que no podíamos entrar ni en blogger ni wordpress ni weebly…! jajajajaj porque además todas eran muy similares entre sí pero no dábamos con cual correspondía a qué plataforma!

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s