Tres trucos atrapaniños

Ya sabéis que las Maris procedemos cada una prácticamente de una punta de España, y si no lo sabéis, os lo digo ahora. Algunas veces, los astros se alinean y dos Maris, a lo sumo tres, coinciden en el mismo punto de la geografía, pero esto ha ocurrido cuatro veces en dos años. Jamás hemos coincidido las cuatro, así que sí, os lo confirmo, la imagen de la cabecera es un vil montaje. El fin de semana pasado, los astros se alinearon y dos de las Maris con nuestros minis y nuestros mari’os coincidimos (premeditadamente, of course) en un pueblo costero, junto a otras dos amigas en común de nuestro grupo de cotorras. Qué buen finde hemos echado, ¿verdad, Marififi? (;

Las cuatro tenemos niños de 22 meses, solo se llevan días de diferencia. Tres niñas, entre las que estaba Minififi y Frikito, el único niño. Ya sabéis lo que implica lo de los 22 meses: solo quieren correr, subirse en sitios, llamar la atención, alejarse de los padres y poner en peligro sus integridades físicas continuamente. En algunos momentos fue un pelín demencial, pero en general se han portado muy bien los cuatro.

Cuando se viaja con tanto bebé es bueno proveerse de recursos varios para atraer sus dispersas mentes y evitar que se desmadren. Os cuento el top three de los trucos atrapaniños que nos han funcionado. ¡No vamos a inventar la rueda, pero nunca viene mal recordarlo!

3

EL SMARTPHONE

En el punto número tres situamos a las nuevas tecnologías. No os escandalicéis, no somos de esas madres que colocan a los niños la pantallita delante de las narices a la primera de cambio, pero no nos engañemos: que tire la primera piedra el que jamás ha suspirado de alivio al ver que se tranquiliza viendo Pocoyó o “Pepapí y Lloch”, o jugando con juegos interactivos de estos de bolicas y colorines. Conozco adultos que manejan el smartphone peor que algunas niñas de 22 meses #truestory

2

LAS GALLETAS

Los niños son superfans de las galletas. Sobrevivirían a base de ellas. Quieren comer galletas, que las comas tú, que las coma la mujer de la mesa de al lado a la que no ha visto en su vida y que las coma el señor de Murcia (el amigo de Marichollos), pero ojo, la galleta no es solo un elemento comestible, también es algo que puede ser restregado por la mesa, tirado al suelo, introducido en los vasos de la gente, arrojado con furia, etc. En fin, que son muy socorridas.

1

LAS POMPAS

El truco atrapaniños estrella. Señoras, si van a reunirse con otras madres que también llevan niños pequeños, acuérdense de echar un pompero al bolso. Es un arma infalible, diseñada para captar niños e hipnotizarlos. Lo malo de las pompas es que no se hacen solas, siempre tiene que haber un pobre adulto al borde del desmayo por hiperventilación detrás del agujerito expendedor, satisfaciendo la demanda inagotable e histérica de pompas, al grito de ¡¡¡maaaa, maaaa, maaaa!!!. Un mariconsejo: comprad un pompero láser para hacer pompas gigantes, que se hacen solo con agitar el brazo y no hay que soplar.

pompero

Los venden en cualquier chino por poco más de 1 €

 En fin, que ha sido un finde muy guay y que nos gustaría repetirlo, a ser posible con las otras dos Maris incluídas. Os dejo con la única foto decente de Minififi y Frikito que pudimos hacer:

holacaco

¿Nos contáis vuestros trucos atrapaniños?

Anuncios

15 comentarios en “Tres trucos atrapaniños

  1. Muy buenos los trucos, ya practicamos todos (aunque el 3 me da mucha rabia utilizarlo pero he de reconocer que funciona, intento usarlo sólo en casos extremos), nosotros ya somos adictos al “pomping” pero tiene un peligro, que es un efecto llamada para todo niño en un radio de varios kilómetros a modo flautista de Hamelin, así que cada vez que desenfundo el pomero miro el índice de niños por metro cuadrado, la última vez tuve que hacerme paso entre una nube de chiquillos para rescatar a Tamborcito del suelo, cuando parecía que se había librado de moratones y chichones por una temporada, alaaaaaaa uno nuevo, con raspón y too.

    Me gusta

  2. Jajajja me encanta Marifriki! No podías expresarlo mejor! Doy fe de la autenticidad de todo lo expuesto en este post. Y la foto es lindisima!! El pompero láser lo tengo escondido en algún lugar remoto porque ya sabéis, cuando haces pop ya no hay stop, y podemos tirarnos horas y horas hasta q no queda ni una gotitilla chica d agua jabonosa dentro. Mil besos!!

    Me gusta

  3. Jajajaja que bien se lo pasarían, a Cachorro le encantan las pompas se queda embobado un buen rato con ellas jeje y el cuscurro de pan que no nos falte. Un abrazo

    Me gusta

  4. Yo soy la del smartphone pero sólo verlo, los otros dos todavía no los he usado. Aunque si que he usado una galleta, de esas que te dan con el café, que vienen en un paquetito? Buen, le di el paquete y término destrozado! Pero durante una hora se la paso moviéndolo y jugando con el como si fuera lo más divertido del mundo! A ver si compro el fábrica pompas! Mi padre de peque me entretenía con eso… La de tardes que pase con el detergente fabricando pompas con un alambre!

    Me gusta

  5. El truco 3 y el 2 nos funcionan de maravilla, pero el truco 1 no nos sirve, Redondo les tiene miedito a las pompas 🙂
    Pues a ver si se alinean los astros bien alineados y os podeis encontrar alguna vez todas, que ya os toca ¿no?
    Un beso!!

    Me gusta

  6. El otro día nos encontramos con unos amigos que tienen una hija de 3 años y traía el mismo pompero que enseñas en la foto. Mi hijo, sin saber qué era, se lanzó a quitárselo y se pasaron el rato peleando por el, hubo que esconderlo. Así que si tal atracción produce el botecito, ver las pompitas en acción le gustará el doble. Te voy a hacer caso y comprarle uno a ver que tal.

    Las galletas son mano de santo, yo estoy por hacer una donación a la fábrica de las María. Qué adicción por favor…

    Y el smartphone, si que le gusta, pero mi mierdamóvil no tiene capacidad para nada y no puedo ponerle aplicaciones, así que se pone a toquetearlo todo y a hacer veteasaberqué, así que intento que no lo toque por si acaso. Si consigo uno nuevo prometo que lo llenaré de aplicaciones infantiles salvavidas para los momentos de pánico maternal, sobre todo en público.

    Me alegra que hayan disfrutado tanto los peques! Tienen que organizar una quedada todas y enseñarnos en fotos! Besos!

    Me gusta

  7. A mi las galletas no me funcionan mucho… Y las pompas menos todavía, porque quiere hacerlas ella, quiere coger el bote (adiós al liquidillo), no sabe soplar, se enfada… Pfff calla calla que estrés.
    Las pegatinas, eso si que la entretiene (siempre que pueda cogerlas ella sola), y los gomets!! Baratos y ocupan poco.

    Me gusta

  8. Las galletas y el móvil con dibujos son lo más, yo recurro mucho tamb a las manzanas (con año y medio ya se las empezó a zampara a mordiscos) porque le duran mucho más que cuatro galletas,jaja… Lo de las pompas descartado, o intenta beberse el agua o se la tira encima,jaja

    Me gusta

  9. Yo creo que tenéis que hacer un crowdfunding de esos para financiar una quedada de las 4 maris! El resultado daría para muchos post jajaj!

    Llego tarde pero no he dejado de quereros maris, es que anteayer se me escojonció el reader de blogger y he vivido dos días a ciegas sin recibir nuevas publicaciones…

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s