A la cama sin cenar

Puede que esto parezca un post un pelín histérico sacado de cierto grupo de consultas pediátricas (uno que hay por Facebook con algunas participantes, que como se descuiden, el día de mañana forman sus hijos un grupo paralelo llamado El psiquiatra de mi madre), pero es que este es un tema que me preocupa un poco, y no sé muy bien cómo afrontarlo.

Mi niño no me cena. Desayunar, comer y merendar, como si le pones por delante un cochinillo con manzana en la boca, pero cenar… Eso es harina de otro costal. Quizá debería puntualizar: mi niño no me cena lo que yo quiero que me cene. Os cuento un poco.

Frikito, como ya os relaté aquí, fue un niño de teta hasta los once meses. Empezamos con la alimentación complementaria sobre los cinco y hasta hace nada, pocas veces ha rechazado un alimento. El tema es que jamás ha querido un biberón, y eso provocó que cuando terminamos con la lactancia, sus cenas consistiesen siempre en papilla de cereales, para garantizar que tomase un mínimo de leche diario. Hace un tiempo que perfeccionó la técnica de beber en vaso, porque no le quedaba otra si no quería deshidratarse, así que sobre los diecinueve meses (ahora veintitrés) empezamos a introducir otras opciones a la hora de la cena, acompañadas siempre de su vaso de leche. Él come sólidos y mastica perfectamente, menea el bigote con mucho arte. Por la mañana continúa tomando papilla de cereales, a mediodía toma puré de lo que sea (un plato que no me lo comería ni yo) y por la tarde dos piezas de fruta a bocados y un yogur. Suele merendar temprano, así que falta de hambre no es. Hemos probado de todo:

noguta

  • Tortillita francesa, huevo pasado por agua, huevo frito, etc. Huevo cocinado de todas las maneras posibles. Lo odia, te pone una cara de asco que parece que le estás dando una cagarruta de cabra. Hemos desistido, el huevo ha sido desterrado de las cenas.
  • Jamón de york, pavo, fiambres varios. El primer día parecía que le gustaba, pero a partir del segundo, también asco mortal.
  • Pescado a la plancha o frito. Mamá, esta noche cenas pescado.
  • Queso. Papa, el queso para ti.
  • Pisto / revuelto de verduras. Le falta descojonarse en nuestra cara.
  • Puré de patatas. Aunque a mediodía sí se lo come, por la noche tres cuartos de lo mismo.

hermetismo

Como veis, todo muy sano. Intentamos siempre equilibrar con la comida del mediodía, para que no repita. De todas esas cosas jamás hemos conseguido que quiera nada, y yo, teniendo en cuenta que el niño el resto del día no es delicado y que está bien alimentado, no estoy por la labor de obligarle, así que si no quieres comer eso, a la cama sin cenar.

Lo que sí se come:
traeparaca

  • Pizza. Lo bueno de la pizza es que también puede ser sana, si se hace en casa y se controlan los ingredientes. Lo malo es que no siempre le puedes estar dando pizza (en un mundo perfecto, quizá sería posible).
  • Salchichas de paquete, porque las caseras tampoco.
  • Bolitas de queso fritas. Se las come de 4 en 4.
  • Nuggets y croquetas. Está claro que es fan de los fritos.

Vamos, que mi hijo va a ser requetefeliz con el menú infantil de los bodorrios. Yo, que siempre había dicho… Hay que ver, con las cosas tan sanas que hay, darle a los niños de cenar unas salchichas de paquete y unas croquetas… En este aspecto, la maternidad me ha dado un zas en toda la boca. Cuando sea lo único que se come, a ver qué haces. Porque es obvio que no todas las noches se pueden cenar estas cosas, pero cuando un día ha comido regular o no tienes ganas de pelea, es muy comprensible recurrir a lo seguro.

En fin, que no sé cómo enmendar la situación y busco consejos, ideas de cenas, lo que sea. Como dato: Frikito cena solo, antes que nosotros ¿creéis que eso puede influir? ¿Quizá si empezamos a cenar todos a la misma hora se animará a comer lo mismo que estamos comiendo?

Anuncios

10 comentarios en “A la cama sin cenar

  1. Algunos grupos de fb son un peligro público jaja!

    Si te sirve, mi hija mayor empezó a cenar mucho mejor cuando dejó de cenar sola y pasó a cenar con nosotros. Me costó sacrificar ese rato de paz con mi marido pero la niña empezó a comer muchas cosas que antes no quería.

    De todos modos yo soy partidaria de “desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo”, así que si los niños cenan poquito, ¿qué más da? Una digestión ligerita ayuda a conciliar el sueño, y ya sabemos que hambre no pasan 🙂

    Me gusta

  2. Yo estoy casi como tú compi. Le doy de comer purés porque es la única manera de darle un montón de verduras, porque en trozos, pa mi. De cena, si por ella fuera sería embutido todas las noches así que una desesperación… Le voy metiendo tortilla, que unas veces se come y otras no, pasta, pero poca cosa más… eso sí, cuando estamos en un bar, come de todo la jodía. Besicos mari

    Me gusta

  3. Chicas, yo estoy como vosotras… Desde hace un par de meses C dijo q no quería más purés d nada , así q ahora cada vez q lo intento pone cara de noOoOooO mamiii! Y el mundo trozos tiene un menú muy limitado, así q imaginad mi problema ( porque tengo q ingeniarmelas para comidas y cenas). Mi hija es fan del arroz ( de paella, q no es tonta, el blanco cocido para ti), la pasta de sopas ( muy espesa en sopas d pollo o pescado), el pescado ( el 90% d las veces eh, q hay veces q se m pone exquisita), el jamón, el queso, la pizza y las tortillas. Fin del menú. Ahí voy cada día intentando cosas nuevas. La carne la escupe a modo catapulta. Eso sí, las patatas fritas, las croquetas y todo lo poco sano se lo come del tirón. Intentamos cenar y comer con ella, pero cuando el día se ha dado mal le meto tazón d leche con cereales y a dormir! Muchos besos chicas

    Me gusta

  4. Por lo que veo la pizza, bolitas de queso, ect, si que le gusta y se lo come sin ningún problema… No sabe ni na’, jejeje!!!
    Eso lo hacen todos, y te diré que nosotros comemos todos juntos (bueno a veces papi no está por trabajo).
    Mi hija mayor se lo come todo a todas horas, pero con la peque ya es otra cosa… Estoy como tu!!

    Me gusta

  5. Con lo de la comida sana estamos igual U.U’ yo que no queria que lo probara, con un año, ve las patatas fritas de bolsa y se vuelve loco! y la verdad que no se de donde lo saca pq yo no le he dado!! y las cenas… a ver si es que simplemente no tiene hambre!!! no es demasiado las frutas y el yogur? aunque el mio se bebe su bibe de cereales igual… de momento claro!

    Me gusta

  6. Y si pruebas a cambiarle la comida con la cena? Darle de cena lo que le pones a mediodía, y al revés. No se… Yo con mi hija lo he pasado mal porque es muy mala comedora, me he inventado mil trucos, he probado de todo. Al final hacen lo que les sale de los eggs, pero hay que intentarlo.

    Me gusta

  7. ai….yo te diria que tienes suerte. si come bien el resto del día no debe necesitar cenar. a mi me pasa.
    Yo con la mayor tuve mucha suerte, hasta que dejo la guardería (aquí no comen en el colegio) antes comía puré de lo que fuera por la noche, ahora: tortilla, croquetas, salchichas o jamón. Pero almenos a mediodía come de casi todo (se excluyen verduras y legumbres)
    pero la pequeña….la pequeña no come. Pero de nada! ojalá se comiera un nugget!!! Cereales o sopa (la tradicional, la de caldo) y hasta ahi. Pero es en la guarde se lo come todo…y en casa el finde, tampoco come a mediodía!!!
    De hecho tengo un post casi terminado sobre lo mismo, para buscar ideas y ayuda…porque me pone cara de asco solo ver un plato, da igual el color o la textura!!!
    En fin…

    Me gusta

  8. Es que los fritos son la debilidad de cualquiera (la mía incluida). A lo mejor cierra el pico el resto de noches para compensar los días en que sí hay cenas que le gusten. ¿No dicen que hay que irse a la cama ligeritos? Pues el tuyo se ha aplicado el parche a rajatabla.

    Me gusta

  9. Yo creo que lo estás haciendo muy bien y tu niño está muy bien alimentado…yo lo hago igual, jejejje…una cosa, creo que si conseguirías algo si cenárais todos juntos a la mesa.

    Y otra cosa, aunque no le guste lo que dices, no dejes de ofrecérselo de cuando en cuando…a UBMF le pasaba igual, al medio día lo que quisiera pero por la noche nanai…y con el paso de los meses, come de todo, hasta el tomate que lo odiaba, ahora aparta la carne y se come solo el tomate…son muy cambiantes y lo que hoy no le gusta, si no se le obliga para que no le coja manía, quizá dentro de tres días…o tres meses, le encante.

    Besacos

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s