Tomaduras de pelo (parte I): Las máquina de bolas

Por si acaso alguien no sabe de lo que hablo (que lo dudo), la cosa va de la siguiente manera:

Momento 1.- Quedas de comida familiar o con amigos. Entras en un bar con tu fiera (o fieras) y nada más pasar por la puerta (a veces, incluso antes de pasar), te la encuentras: la puta máquina de las bolas. Quizá tú no la has visto todavía, o quizá sí la has visto y tratas de ponerte delante y taparla como buenamente puedes. Pero da igual. EL/ELLA ya la ha visto.

Momento 2.- Una voz de globo de helio grita BOLAAAAA, BOLAAAAAAA, BOLAAAAAAAAA. Porque después de mamá y papá, la tercera palabra que aprenden es BOLA. Tu cabeza empieza a negar sistemáticamente, NO, NO, NO. Mientras tú das cien mil explicaciones de porque NO a tu suegra, cuñados o amigos, la rueda de sacar la bola comienza a sonar: crack, crack, crack. Te das la vuelta y ves a alguien, puede ser cualquiera, normalmente de género masculino (será por la tendencia a figuras esféricas) que con ayuda de tu minififi, saca la bola. Ella aplaude enérgicamente mientras el objeto de su deseo asoma por el dispensador. Y aquí termina toda la diversión. Porque no se a los vuestros, pero a la mía lo único que le hace gracia de las bolas es verlas salir. Luego ya, si te he visto no me acuerdo.

1

Momento 3.- La bola acaba en tus manos (o en las manos del artífice de la extracción). Porque no sé si los que fabrican las bolas lo hacen aposta para mantener la diversión, pero eso no hay dios que lo abra. Desde luego un niño no, salvo que sea hijo de la Masa. En fin, que después de intentarlo, sin éxito, le das la bola al padre de la criatura apelando a la supuesta fortaleza masculina. Minutos de forcejeo y al final la puta bola se abre, haciendo saltar todo el contenido por los aires. No pasa nada, toda la familia está ahí para recoger las piezas.

Momento 4.- El contenido de la bola acaba en tus manos y entonces ahí es cuando tu mala hostia uva empieza de verdad a aflorar. Analizas el contenido. Un llavero más feo que pegarle a un padre y un puto chupa-chups. Haces la valoración económica así por encima. No llegará a 30 céntimos.

2

Momento 5.- Minififi juega con la bola de plástico (recipiente) mientras tú despotricas sobre el timo de las bolas (sobre esta que acabas de sacar y sobre las 1.000 restantes que se sacaron anteriormente). Te cagas en todo enojas mientras sujetas en la mano el puto llavero y un chupa-chups chupado una vez porque a Minififi “noguta”. Lo pruebas, efectivamente, está más malo que un rayo.

Momento 6.- Guardas el “regalo” en el carro por aquello de que no está bonico tirarlo a la mierda directamente, y dejas el pseudo-chupa-chups apoyado en un plato de la barra. Que se jodan fastidien los del bar y frieguen el caramelo derretido por ser cómplices de los de las máquinas de las bolas.

3

APORTACIONES PERSONALES:

  • Propongo que en vez de existir máquinas de bolas, pongan a un tío o tía en la puerta de los bares. Tú le das un euro y él/ella entretiene a tu churumbel 20 segundos (porque es más o menos lo que dura la diversión de las bolas). Por lo menos alguien saldrá del paro y se hará rico.
  • Un aplauso a los artífices de las bolas-hucha y de las bolas de la colección de sacapuntas de madera. Hasta la fecha son los únicos regalos que medio me han convencido.
  • El chino que fabrica los regalos debe ser primo hermano del que fabrica los muñecos deformes que salen en el roscón de reyes. Se deben estar forrando los muy cabrones.

Si cogemos todos los 1€ que echamos en estas máquinas y los metemos en una hucha (se puede usar la bola-hucha para darle utilidad), en pocos años nos podremos ir a Eurodisney a un hotel decente con media pensión. Ahí dejo esa reflexión…

¿Qué me contáis? ¿Formáis también parte de esta tomadura de pelo?

*** Desde aquí quiero agradecer a mi amiga Cris la idea de este post. Y dedicárselo a mi sobrina Manuela que ha nacido este fin de semana y ya ha conquistado mi corazón. ¡Enhorabuena Cris y Pedro! Mari, el mundo de las bolas se te acerca, que dios nos pille confesados…

Anuncios

20 comentarios en “Tomaduras de pelo (parte I): Las máquina de bolas

  1. Pues desde Japón, destino de vacaciones donde nos encontramos, te puedo decir que aquí la locura de las bolas no es solo para niños! Tienes maquinas de bolas en todas las esquinas, pero casi todas con figuritas manga o de personajes mas o menos conocidos. Nosotros hemos acabado haciendo una mini colección de compañeros de viaje! Jeje

    Me gusta

  2. Buenisimo marii!!!! Me encanta, hay que ver que razon llevas, es increible cuanta basurilla sale en este mundillo de las bolas pero siempre caemos en la tentacion, jejejejeje……y por cierto muchisimas gracias de parte de Manuela que ya se rie con su tia Bea… Eres un sol no me cansare de decirtelo…

    Me gusta

  3. jaajaj yo lo tengo comprobado con mi sobrina, es lo peor! deberían estar prohibidas!!! y las que llevan dentro bolas de hace 10 años junto con las nuevas??? jajaja

    Me gusta

  4. Que identificada!!! Putas bolas!! Si señora!!.
    El otro día mi hijo se puso pesado, le sacamos una. El regalo de dentro, era un pañuelo. Segunda bola (claro, como le vas a dar un pañuelo a un niño de tres años, cuando el te pide un coche) el mismo pañuelo, pero esta vez rosa. Tercera bola, por fin, el coche. Vamos que me había acercado al chino y me hubiese salido más barato
    Putas bolas!! Jajaja
    Muy buen post

    Me gusta

  5. Es que es la realidad, tal cual. Las putas bolas, cuánto daño hacen. Sin duda, los seres que habitan en su interior están emparentados con los moradores del roscón de reyes, son los máximos representantes de la fealdad juguetil (a mí me salió en el roscón una niña descoyuntada en una ocasión). Si lo que se cuenta en Toy Story fuera de verdad, seguramente serían los apestados de las habitaciones de los niños. Qué gran post Marififi, jajajaja.

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s