Llorar, ¿sí o no?

No me avergüenza reconocer que a veces me encuentro llena de dudas respecto a casi todo lo relativo a la crianza. Dejarle llorar o no. Obligarle a comer o no. Dormir con él o no. Decidas lo que decidas, la gente de la postura contraria opina que las consecuencias de tu decisión son fatales. Ya sabéis cómo es esto, también va un poco por modas. Lo que hoy es una verdad absoluta, mañana es una barbaridad. A mí eso es algo que siempre me ha hecho mucha gracia: “La Universidad de Grijandemor ha realizado un estudio cuyos resultados demuestran rotundamente que si haces x, ocurre y”. Es muy posible que dentro de unos años la Universidad de Gromenauer saque otro estudio que refute, de nuevo rotundamente, los resultados del primero. Y así sucesivamente. En estos casos decimos siempre lo mismo: aplica tu sentido común, nada de extremos, haz caso a tu instinto. El problema es que tu sentido común y tu instinto pueden estar en parte influenciados por la tendencia del momento, esa que dentro de un tiempo desaparecerá para dejar paso a otra diametralmente opuesta. Cuando hablas de la crianza de hoy en día con madres de hijos mucho más mayores, se sorprenden de muchas cosas, y nosotras también, ¿no os pasa?

Hoy me quiero centrar en el tema del llanto de los niños, del que he leído hasta lo que no está escrito. Me gustaría hacer una comparativa entre las dos posturas y los argumentos que suelen utilizar. No hablo únicamente de dejarles llorar a la hora de dormir, si no en la educación en general.

llorar

Para A, la postura B es irresponsable. Para B, la postura A es irresponsable y además insensible.

Como ya os comenté en un post, y después de pensarlo mucho, Frikencio y yo pusimos en práctica un método para que Frikito comenzase a dormir solo, cosa por la que no me voy a justificar porque fue una decisión difícil, pero fue lo que en ese momento vimos más conveniente. No sabéis la cantidad de gilipolleces que he tenido que leer desde aquel momento, cosas que encuentras por la red, que tratan de hacer sentir como monstruos insensibles y descorazonados a las madres que hacen algo así. Vamos, te llaman poco menos que hijadeperra, eso sí, con palabras más bonitas. Me da la sensación de que hoy en día, lo políticamente correcto es ser de la opinión B.

Aquí hay varias cosas a tener en cuenta:

  • No es lo mismo un niño de 5 meses que uno de 2 años. Uno de 5 meses dispone de pocos medios para comunicarse y es común que recurra al llanto para expresarse, con lo que dejarle llorar es más arriesgado (bajo mi punto de vista).
  • Está claro que en el término medio está la virtud, pero yo creo que todos tenemos una tendencia en este sentido.
  • Cada niño tiene una forma de ser particular, los hay que recurren más al llanto y los hay que lo hacen menos, con lo que no tiene el mismo significado el llanto de un niño que siempre está llorando que el de uno que apenas lo hace.

La razón de este post es conocer vuestra opinión y también aclarar un poco mis propias ideas. Yo trato de mezclar las dos cosas, decidir sobre la marcha en qué momentos conviene dejarle llorar y en qué momentos no. Y sobre todo, pensar muy bien en si merece la pena dejarle pasar un mal rato por nada. No imponer por el hecho de imponer, pero también ser inflexible cuando se trata de asuntos importantes y cuando creo que es fundamental que aprenda algo. No me resulta fácil porque a veces me sale el grito y la imposición porque sí (no te tires al suelo, no te subas al sofá, no toques eso), pero intento controlarlo porque si hay una cosa que tengo clara, es que no es nada bueno crecer entre gritos.

¿Cómo lo hacéis vosotros?

Anuncios

12 comentarios en “Llorar, ¿sí o no?

  1. Como tu dices, sobre la marcha. Depende del motivo de su llanto, de la frecuencia de su llando, del estilo de llanto… Incluso yo misma he tratado diferente a mis dos hijos en ese aspecto, para bien o para mal, pero mi hijo al ser un asmatico en potencia, si pasasba más de 1 minutos llorando de manera dramática, le empezaba a faltar el aire. Por lo que ni yo tengo la respuesta en mi propio caso.

    Me gusta

  2. Como todo en esta vida, lo mejor es llegar a un término medio. Tras mis (escasos) 15 meses de maternidad he llegado a la conclusión de que al único al que tengo que hacer caso es a mi instinto. Las teorías generalistas no se pueden aplicar a todos los niños, puesto que cada uno es diferente. Así que hagamos un poco mas de caso al corazón y un poco menos a la universidad de Gromenauer!!

    Me gusta

  3. Yo creo que todo depende de las circustancias. A mis hijos siendo bebes no les he dejado llorar nunca, primero porque no soporto oir llorar a un bebe y segundo porque no creo que un bebe vaya a aprender nada de que le dejes llorar. Pero ahora que tienen 4 y 5 años, pues depende de por lo que lloren, pero si es una rabita o porque quieren algo que no puede ser, pues sinceramente no les hago mucho caso, pero porque se que son lagrimas de cocodrilo, no les pasa nada.
    En resumen que cada circunstancia es diferente y conociendo a nuestros niños debemos decir como actuar.

    Me gusta

  4. Pues como tú dices yo intento aplicar la lógica en cada momento, si es una rabieta o llora por algo que no puede ser, pues le dejo llorar o intento que comprenda la situación. Si llora porque necesita consuelo sea cual sea el motivo pues acudo a él enseguida e intento ayudarlo. Yo no comparto la opinión de dejarles llorar por la noche porque siempre he preferido hacerlo de otro modo, pero desde luego respeto que cada uno puede hacer lo que quiera y lo que mejor le funcione que al final es lo que perseguimos todas, así que cada uno debe ser libre de elegir en cada momento la solución que más le convenga.

    Me gusta

  5. No puedo estar mas de acuerdooo… en mi caso esroy algo en medio pero mas hacia la postura A Que B… como bien dices hay edades… pero que mi peque llore no quiere decir que luego no tenga sus mimos.su cariño su apego sus besitos… jo creo que no es incompatible… hay momentos para todo… la vida ja es lo suficiente dura.. si realmente nunca nunca les dejamos llorar cuando sean mayores y se encuentren en la situacion se van a sentir engañados… creo que crianza con apego.. etc etc.. no dejar llorar … no es incompatible con intentar dar una buena educacion a nuestros hijos… pero hoy en dia todo se lleva a unos extremos que lo unico que consiguen es hacernos sentir mal a nosotras las mamis…
    No hay dia que si la castigo o la dejo llorar por las noxes no vea en mi mente los articules de niños traumatizados por esas situaciones etc.. que nos han exo ver como malas…
    Pero a mi me educaron mas o menos asi y.. no me siento para nada mal…

    Me gusta

  6. Yo al principio, me posicioné fielmente en el “no dejarle llorar” porque como dices, creo que cuando son pequeñitos, no lloran voluntariamente, sino porque necesitan consuelo. Ahí, para mí, es innegociable.
    Ahora que tiene un año, vamos viendo. Por ejemplo cuando se cae, normalmente desde donde estoy, le digo “ven, enséñale a mamá” y ya viniendo se le pasa, si no se mueve es que le duele y entonces sí le consuelo.
    Con dormir, sigue con pecho a demanda así que ahí aún no hemos puesto medida.

    Me gusta

  7. uffff que dilema mas dificil, pues si, depende pero ya te digo que yo soy mas de A que de B, ayer Minijijijijiji se paso 20 minutos llorando porque queria que me metiera con ella en la cuna, una es recortada, pero tampoco es plan de estar metiendome en la cuna, pero ojo, que tambien es verdad que estamos confunciendo libertad con libertinaje, que hay muchas madres que se sientan en el parque y ya pueden liar sus hijos lo que lien pero ellas no se levantan del banco, yo creo que hay que poner limites, si no pones limites el niño intenta vencer cada batalla jugada.

    Besos Mari!!!!

    Me gusta

  8. A mí me hace gracia que hay gente que sabes que ha sido educada de una manera pero defiende a muerte la contraria. Y ellos no se ve que tengan ningún trauma ni problemas con sus padres, así que tan mal no les debe de haber ido, ¿no?

    En fin, que cada uno haga lo que crea conveniente, porque hagas lo que hagas te van a mirar mal.

    Saludos!

    Me gusta

  9. Totalmente de acuerdo!!!!! ahora parece que no puedes dejar llorar nunca a un niño, ni dar un alarido de vez en cuando… Como bien dices, no es lo mismo un bebé, yo jamás he gritado a mis hijos siendo bebés pero ahora grito a menudo, porque sencillamente, hay veces que me retan. Los niños no son tontos. Por supuesto, no creo que dejarles llorar les vaya a crear traumas, yo a veces no doy abasto y no puedo atnder al segundo cuando el primero está haciendo algo…se va a morir??? pues no!!
    Luego estás los bebés que, cumplen el año, y se despiertan 5-6 o 10 veces cada noche…qué madre aguanta semejante ritmo de vida? Y qué ritmo puede llevar por el día un niño que no duerme ni un pijo por la noche???? A veces, no queda más remedio que ponerse serias y decirles no a algunas cosas, es una cuestión de salud y de que, al igual que comemos varias veces al día, hay que dormir un mínimo de horas para funcionar. Un recién nacido no distingue entre día y noche, un niño sí..y los hábitos son fundamentales para la salud!!

    Me gusta

  10. Mi culebrilla tiene 10 meses y medio y se sigue despertando por la noche, 3, 4, 5, 6 veces? Gente conocida me dice que la deje llorar para que coja el sueño ella sola, que pasaremos 2 noches malas, pero que a la tercera, dormirá sola y del tirón. Todavía no lo he probado, me da cosilla, no lo puedo evitar, pero también es verdad que el no dormir bien es malo para ella y para mi 😦

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s