Tomaduras de pelo (Parte II): Los globos de helio

Momento 1.- Vas por la feria de Fifilandia, con los amigos o la familia (los fabricantes de tomaduras de pelo tiran mucho de estos grupos). La feria abarrotada, tú con el carro y mirando hacia atrás a ver si todo el grupo que vais sigue junto. Ves a tu minififi agitar los brazos y señalar a la vez que te grita cosas que no puedes escuchar porque la “música ambiental” no te lo permite. Miras hacia dónde  Minififi señala y ahí está: ÉL. Entre medio millón de globos gigantes aparece. Es ese señor moreno y bajito que parece que se va a elevar de un momento a otro. El señor de los globos de helio.

1

Momento 2.- El señor mira a Minififi con una gran sonrisa mientras le acerca el ramillete de globos. Ya no hay escapatoria.

Momento 3.- Los amigos y/o la familia se acaban de percatar del tema. Corren raudos y veloces a la vez que van sacando los monederos y carteras. Ni te molestas en decir que no, la batalla está perdida de antemano y lo sabes.

Momento 4.- El momento de la elección. Complicado. A cada uno nos gusta uno diferente. ¡Qué bonito ese rosa de Hello Kitty! ¡No, es más bonico el del caballo! ¡Uy, yo le compraría ese pez de colores tan chulo!. Da igual, mientras elegís el mejor globo, y el más bonito, y el más grande, Minififi y el Sr. de los Globos se han compinchado y juntos, han decidido que el globo que te llevas es el del puto Bob Esponja. Ambos sonríen complacidos y da igual lo que hagas por convencerla de que la mariquita es mucho más preciosa. Ya está hecho.

Momento 5.- El que paga pregunta el precio y el Sr. de los globos le sopla 5 pavos por el bicho ese que ondea al viento moviendo patas y manos. ¡5 pavos!, con eso en Primark le pillo la mitad de la ropa de la guarde. Da igual, es Feria. Esa es la explicación. Y te callas.

Momento 6.- El señor amigo de Minififi le da el globo (¿¡¿a una niña de dos años?!?). Bob Esponja lucha por salir volando hacia el cielo mientras Pocofifi y/o los hombres del grupo idean la mejor manera de sujetarlo. ¿Al carro? ¿A la muñeca de Minififi?.

Momento 7.- Minififi baja del carro y disfruta del globo unos momentos. Lo abraza, se ríe, persigue el globo que sigue sujeto a su cordón. Así durante cinco minutos. Pasado este tiempo, Minififi ha visto unos escalones donde subirse, un atracción donde montar (de esto hablaremos otro día) o una mariposa que pasa volando. Ya está. Estira del cordón del globo de su muñeca regordeta, tratando de arrancarlo. Y aquí comienza el final del pobre globo de Bob Esponja. El principio del fin…

3

A partir de este momento solo hay dos desenlaces posibles:

A).- Minififi suelta el cordón. El globo se vuela. Lo ves subir con cara de gilipollas y todos miráis mientras Bob se aleja por el cielo saludando con sus manitas.

2

 

O

B).- Consigues llegar a tiempo y desatar el globo antes de que llegue el momento A). Lo enganchas al carro y como te das cuenta de que vas dando por culo a la gente con ese globo que va y viene, lo sujetas entre el manillar y la silla y ahí queda hasta que llegas a casa. En casa lo sueltas, Minififi ya no lo mira. Nunca más lo volverá a mirar. El globo sube hasta el techo de su habitación y ahí se queda, junto a los globos de los demás días de feria (en Fifilandia dura 10 días, no os digo más…), esperando su triste final: ir perdiendo fuerza poco a poco hasta caer desplomado. De ahí, al cubo de la basura.

4

Personalmente, el final A) me parece mucho más humano. Me gusta pensar que en el cielo existe una isla flotante donde van todos los globos de helio del mundo, y allí Hello Kitty, Dora, el pez de colores, nuestro Bob y muchos otros personajes de antes y de ahora conviven felices y contentos sin niños que los persigan.

Anuncios

14 comentarios en “Tomaduras de pelo (Parte II): Los globos de helio

  1. Jajajaja muy muy bueno! Yo tengo a mi mini en proceso y con 15 meses ya le compran perritos fantasmagóricos ( cuando caminas se le iluminan unos ojos amarillos que ríete de Rec), martillos que hacen ruido ( puñeteros feriantes) y cosas varias que el día menos pensado van al reino de los juguetes…..
    Para que luego se entretenga con la caja de mi colonia!
    Besitooooos

    Me gusta

  2. Y con el señor moreno y bajito amigo de los niños flotando entre ellos….en cuanto a la ambientación musical de las ferias debería estar prohibida por claro daño a la salud mental de los seres humanos. Besos, maja.

    Me gusta

  3. donde trabajo regalamos globos de helio a los niños y los tengo aborrecidos, y no se porque estaba convencida de que a mi niño no le gustaban… pero no, le encantan!! cuando le traigo alguno es el niño mas feliz del mundo, a parte estaba en contra de gastarme eso por un globito… pero al final cai en la tentacion este verano en las fiestas… me daba una pena verlo tan contento cuando veia los globos!! luego me di cuenta de que le gustaba verlos todos juntos, pq el suyo ni se lo miraba!!!

    Me gusta

    • Yo creo que es eso, les mola verlos juntos. Luego ya, cuando tienen uno, se acabo la gracia! Jejeje. Igual todas las madres de la feria deberíamos juntarnos luego al final de la jornada, juntarlos y revenderlos xD. Besicos

      Me gusta

  4. Mari, ha quedado perfectamente reflejado el momento globos de helio… Esta serie de tomaduras de pelo tiene un futuro muy prometedor, porque el mundo infantil está lleno de ellas, jajaja. Me he reído mucho! Besos mari.

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s