Los terribles dos años

Los minis, como sabéis, acaban de cumplir dos años. Una faceta muy bonica porque empiezan a hablar, imitan todo, están súper graciosos y te partes de risa con ellos. Pero todas estas linduras van acompañadas, generalmente, por una época de rebeldía (como una mini-edad del pavo, podríamos decir), que tela marinera.  De repente, el bebe bollito y adorable que tenías en casa se convierte en un mini-ser (adorable también, todo sea dicho) cuya principal misión es sacarte de tus casillas.

Algunos de los puntos de esta nueva etapa que nos toca vivir son:

“Yo sola”: frase recurrente que se escucha en mi casa y que va justo después de abrir el yogurt y termina justo antes de recogerlo con la fregona. Y si tienes cojones, le dices que no…

“NO”: en mi caso es más bien “no no”, así con un soniquete adorable, que me dan ganas de comérmela de un bocao, hasta que ese momento de amor maternal pasa y me planteo realmente comérmela pero de verdad. NO a todo, NO por sistema. NO a todo lo que se le pregunte, eso nos pasa por preguntar demasiado.

Rabietas: Minififi no es de rabietas frecuentes, pero hace sus pinitos. De repente está jugando alegremente, y si algo no le cuadra, pide algo que no le das, o simplemente no puede pasar el carrito de muñecas por el hueco que ella quiere, el lazo se le pone del revés, los ojos se le inyectan en sangre y nuestra reacción es no hacerle caso, pero bien a gusto buscaríamos  uno o dos kilos de kriptonita, por si funcionara.

Gritos agudos: hay estudios que demuestran que una casa entera se puede iluminar convirtiendo esos gritos en energía. No digo más.

Pegar: pero ostias como panes. A mí, a su padre, a su abuela, a las cosas (en este caso más bien arrojar) y a todo lo que se le ponga por delante en un momento de crisis (menos mal que son pocos).

“Mío”: Del director de “yo sola” y “no no”, llega a mi hogar “mío”. Son suyos sus juguetes, su ropa, mis tacones, el carrito de bebe de la vecina, la bici del nene que pasa por la calle y hasta las croquetas de la señora de la mesa de al lado. Las madres de los políticos actuales no debieron enfrentarse bien a esta etapa y así van las cosas.

“¡Mamá, mamááá, mamáááááááá!”: es otra de las frases que escuchamos frecuentemente. Pocofifi la escucha frecuentemente, a mi me entra en el cerebro como un pequeño taladro que va minando mi capacidad de pensar y que solo me permite emitir un, cada vez más alto, ¡qué, quééé, quééééééé!!!!

Complejo de Spiderman: no hay obstáculo que se le resista, que capacidad trepadora , que habilidad para subirse a los sitios. El hombre araña debe estar muy orgulloso de los niños de dos años, y Leroy Merlin, con sus miles de artilugios de protección, también.

angel-diablo

Estos son solo algunos de los puntos destacables, seguro que alguno, o muchos, o todos, os suenan. Hay cientos más. Y si los unimos a que esta es la etapa de los cambios Pañal-Braguitas, Cuna-Cama que dan para otro post, o para varios más, apaga y vámonos.

Menos mal que todas estas cosas quedan en un segundo plano frente a la lengua de trapo, al “te quiero mama”, a las carcajadas infinitas y a los besos de abuela que dan. Si no fuera por eso existirían clínicas psiquiátricas de salud mental dedicadas en exclusiva a tratar a las mamás de los niños de dos años. Como siempre, la naturaleza es sabia.

 

Anuncios

23 comentarios en “Los terribles dos años

  1. Y si todo eso lo hace con 18 meses? Aun no habla, sólo alguna palabrilla suelta o lo que yo entiendo, pero deja claramente cuando es un NO (te dice con el dedeito acompañado del soniquete negativo), cuando quiere hacer algo él sólo, lo de la mano suelta también lo tenemos bien aprendido, y lo de las rabietas…. nosotros le llamamos nuestro pequeño indignado del 15 M, deja el peso muerto y se queda tirado en medio de la calle si hace falta, y te mira por el rabillo del ojo con indignación. Y cuando le castigas contra la pared, pega manotazos a lo que tenga a su alcance y te mira con la cabeza ladeada como diciendo “mira qué enfadado estoy yo”.
    Lo de la mamitis últimamente también es exagerado, si me alejo parece que le están matando “ammmmmaaaaaaaa” con sollozo desconsolado (no siempre eh, sólo cuando se le cruza el cable, es una bomba sorpresa, nunca sabes cuando va a estallar).
    Así que si este es mi panorama ahora, con dos años….¿alguien me acoje?

    Me gusta

  2. Minififi, y el porque… Estoy del porque hasta las ojos, y siempre he dicho que no entendía a esos padres que decían, porque yo lo digo, pero es que después de escuchar porque porque porque 24 veces sobre la misma cosa, al final o le contentas porque lo digo yo, o si, si le digo si se queda conforme y si le digo porque lo digo yo dice vale, así que todavía la conformo bastante, pero puede llegar a ser muyyy cansina.
    Aparte del porque, sufrimos también del no te vayas, da igual a quien, al vecino que bajaal parquin con ella y le dice buenos días, a su padre cada mañana, a mi antes de dejarla en el cole, a sus abuelas, a sus tatas… Les da igual estoy del porque y del no te vayas…. Hasta el mismísimo….
    Besos Mari!

    Me gusta

  3. Jajajaj desde luego me suenan todos!!!! Niño cumplió ayer los 3 años y está dejando atrás algunos puntos de esta fase y Niña tiene 17 meses, así que poco a poco va entrando en ella… Aún me queda para rato!!! Ánimo! Que hace falta!

    Me gusta

  4. Pingback: Escuela Infantil GRANVIA Vistahermosa » Archivo del weblog » Blogs de papás y mamás: horas de sueño en el bebé, los terribles dos años y más

  5. Pingback: Blogs de papás y mamás: horas de sueño en el bebé, los terribles dos años y más | E7radio noticias, de Venezuela y el mundo

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s