Sin pelos en la lengua

Minififi habla mucho. Muchísimo. Como su madre, le debe venir de genética.

Entiende todo y no se calla ni debajo del agua. Estamos en ese punto.

Lo bueno de esto, te partes de risa con ella, mantienes conversaciones, te cuenta las cosas que sabe (y las que no, se las inventa).

Lo malo, que lo casca todo. Y claro, eso implica lo bueno y lo malo. TODO. Lo que es verdad y lo que no (eso de que los niños no mienten es bastante discutible).

Va contando por ahí que su papa se tira pedos, que su yaya fuma en la cocina (mi suegra no se ha encendido un cigarro en la vida), que la abuela (mi madre) se come los mocos (¿WTF?), que mi amiga Bebes le enseña palabrotas, que nosequien le pega… vamos que no le queda detalle por contar a la jodía.

El sábado pasado fuimos de rebajas y me compré una chaqueta monísima de Blanco, rayas, neopreno (al 50%), os la recomiendo. Bueno pues a lo que vamos, resulta que la dependienta quitó las dos alarmas de la chaqueta pero por lo visto llevaba no dos, sino tres (oiga, que la chaqueta es muy mona pero así como para tres alarmas tampoco).

¿Qué ocurrió?. Lo obvio, al salir por la puerta, pitamos. Yo tranquilamente volví a pasar a que quitaran la alarma pero Minififi quedó bastante impactada con el tema. Tanto que durante todo el día no decía otra cosa. Tienda que pasábamos, ella preguntaba a voz de grito: MAMMAAAAAA, ¿VAMOS A PITAAAAAR?. Y no una vez, una tras otra. Imaginaos la cara de la gente. Y no solo en las tiendas, bajando por el ascensor el lunes por la mañana con un vecino, la misma: MAMAAAA, ¿¿¿ESTO PITA COMO LA TIENDA???. Y yo ahí sin saber dónde meterme. Vamos, si yo fuera el vecino, pensaría que cuantas veces ha pitado esa madre en las tiendas para que la nena diga esas cosas…

VERGUENZA

El día de la cabalgata de Reyes vio a Baltasar. Bueno, pues a partir de ese momento cualquier persona de raza negra es “un Baltasar”. El otro día en Mercadona: MIRA MAMAAAAA, BALTASAR HACIENDO LA COMPRAAAAAA. Yo, ojiplática. La cajera con un ataque de risa.

Me temo que esto es solo el principio. Espero que no nos pase como a un amigo nuestro, cuya nena los vio discutir y fue contando en la guardería que su papá le pagaba a su mamá y os podéis imaginar la que se lio.

En esto momentos en los que a Minififi le da por dar rienda suelta a su boquita no puedo evitar pensar: Ay mi nena, con lo bonica que estabas callada…

Contadnos, ¿Cuántas veces os han sacado los colores vuestros hijos con sus primeras palabras?

Anuncios

53 comentarios en “Sin pelos en la lengua

  1. jajajajaja…. son de lo que no hay… Mi Tocinito es todavía muy pequeña, pero yo era como la tuya.
    Subiendo a un autobus el conductor preguntó a mi madre cuantos años tenía yo (por aquello de pagar) y mi madre dijo que tres. Ahi tuve que saltar con mi voz estridente y decir:”De eso nada, tengo 4″. Imagina la cara de mi madre y las risas del autobusero…

    Me gusta

  2. jajaj, sisi. Eso de que no mienten,….mi sobrino fue diciendo que yo le pegaba menos mal que estábamos todos en el salón, sino a lo mejor deja con la duda,….

    Me gusta

  3. Minififi es tremenda!!! Me parto de risa!! Nosotros no hemos llegado a ese punto, sólo al de que cuando oye que alguien (quien sea) se tira un pedo o se oye un sonido parecido el Miniser grita “mama cochina”!! Y todo por una gracia del padre, pero temo el día en que empiece a despuntar y suelte lindezas como las que nos comentas, que miedito!!

    Me gusta

  4. Jajajaj yo aún no me he encontrado en estas situaciones porque Niño aún no habla demasiado y Niña es pequeña. Pero la que era así era yo de pequeña y mi madre me cuenta anécdotas de este tipo…. Siempre me dice que cuando veíamos a alguien con algo que llamase la atención, intentaba esconderme para que no soltase ninguna de las mías jajajaja. Paciencia y tómatelo a risa!

    Me gusta

  5. ¡Jajaja! Pus yo creo que me lo pasaré genial en esa etapa de la maternidad. Mi bichilla aún no habla como para ponernos en un compromiso, pero desde que le regalaron el Pocoyó Cu-cu-trás estas navidades, va por ahí diciento “uuta” y a la gente le suena a otra cosa menos de bebés.

    Me gusta

  6. Yo recuerdo una vez que el Mediano estaba malito siendo un bebé y fui a la famarcia de al lado de mi casa a por la medicina, pero no la tenían, llegaba en el repaeto de la tienda. Era invierno, hacía frío y llevaba todo el día lloviendo. El chico se ofreció a traérmela a casa en cuanto la recibieran. Y así pasó.
    Al raro llegó mi marido y, tal como abrió la puerta, el Mayor que tenía lengua de trapo por aquel entonces, lo primero que le cascó fue que había venido un chico a casa a darle una cosa a mamá. Mi marido ya sabía la historia, peor desde aquel día quedó claro que, con los niños por aquí, no se pueden tener secretos, jajaja…
    Muy buena entada, me he reído un montón imaginando la escena 😀

    Me gusta

  7. jajajajajaja. No he podido para de reírme al imaginarme a mi niña diciendo esas cosas y yo cara de mosqueo. Y lo de Baltasar haciendo la compra me ha matao!!!!
    Los niños son increíbles y aunque te hacen pasar más de un apuro, tengo ganas de que la mía ya empiece a hablar. Todavía es demasiado pequeña.
    Aunque te puedo decir que yo era así. Recuerdo una vez, cuando era pequeña se la lié a mi madre, pero de las buenas. Mi madre tendría 24 años y yo 5. Un día pasando por delante de una obra le dijeron unos cuantos piropos y a mi no se me ocurre otra cosa que ponerme a chillar en medio de la calle diciendo que se lo contaría todo a mi papá. Mi madre, claro, muerta de vergüenza.
    Aunque esa no es la única. A mi padre lo metí en un aprieto con las monjas de mi colegio, porque tenía que ir a una reunión de padres. Pero me dijo que él no iba a esas cosas, porque allí lo único que hacían era cotillear de los demás y que las monjas solo querían sacarle más dinero. Así que al día siguiente cuando la monja me preguntó si mi papá iría a la reunión, le dije lo que él había dicho.
    Pero yo no mentía, simplemente, que cuando me preguntaban lo decía todo. Aunque no debiera.
    Saludos!

    Me gusta

  8. Mari!!!!!! Si es que tienes un tesoro ahí!!!! Tu sabes lo que me he reído con el post! Pero tengo que confesar que esa niña en directo gana mucho! Es mejor, porque gesticula mucho Jijijiji y lo que nos reímos nosotras con ella???
    Besitosss

    Me gusta

  9. Pingback: cómo entretener a un niño, niñas que hablan demasiado y más - Ventiao

  10. qué buena.. me imagino tu cara cada vez que lo soltara… los míos reconozco que no me han dejado en tan mal lugar casi nunca… sólo recuerdo una vez que pasó una vecina (de unos 40 y tantos) y dijo… ¿dónde va esa abuela? creí morirme

    Me gusta

  11. Madre mía la niña! Jajajajajaja Menos mal que la mía aún no se ha arrancado a hablar! 😂 Mi madre siempre cuenta que cuando yo estaba en esa fase, la primera vez que coincidimos con una mujer negra le pegue un tirón del brazo y (como si nadie me oyera) le dije: “mira mama, esa señora es negra!” Mi madre se moria de vergüenza!😅 jajaja

    Me gusta

  12. jajajajjaajja, me has hecho reír un ratito jijijijiji Aquí tengo una radio patio que lo cuenta todo todo…así como parece que hacen sus compañeras de colegio porque me cuenta cada cotilleo que no veas..y yo pienso “qué peligro!!!” Eso si es cero privacidad y no Facebook!

    Me gusta

  13. Pingback: CHUPEPODIUM SEMANA DEL 19 AL 25 DE ENERO - Un chupete para mamáUn chupete para mamá

  14. Pues verás, hace poco fui a hacer la compra con mis tres fieras (dos niñas de 4 y casi 3 años y un bebé de cinco meses). Después de meter toooda la compra el coche (un carro hasta arriba) y de tener montados a los tres niños en sus correspondientes asientos, me di cuenta de que no había pagado la barra de pan que había puesto en mi bolso para que las dos individuas que iban montadas en el carro no se lo comieran. Cuando llegamos a casa se lo conté a mi marido y le dije que no la había pagado porque estaba el súper hasta los topes y pasaba tres kilos de bajarlos otra vez del coche y hacer la cola, que al día siguiente se lo diría a la cajera y que me cobrase dos. Bueno, pues la mayor se encargó de informar puntualmente a todo cristo viviente de que su mamá había robado el pan en el súper. Que sí, pero no. Un saludo!!!

    Me gusta

    • Jajajajajaja, son tremendos! Habrá que tener mucho cuidado con la información que les damos o nos vamos a ver a la policía en nuestra casa más de una vez! Besos y gracias por comentar!

      Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s