¡Ancas de rana, ojos de triton!

Ay chicas, hoy me toca contaros algo verdaderamente difícil, no es por el mero hecho de contarlo, sino como contarlo y no parecer que estoy mal de la chabeta!

Como sabéis la crisis en España, esta afectando a todo el mundo, así que un día en casa de una amiga (no desvelare su nombre por miedo a represalias ) me contó que iba a llamar a su amiga vidente porque ella presentía que las cosas de un tiempo hacia aquí no le iban como ella hubiera esperado (toma ni a mi, ¿donde están mis Manolos, mi apartamento en Marbella y mi Ferrari en la puerta?)
Mi relación con el exoterismo es nula, vamos casi inexistente, pero si que respeto mucho este tema, tal vez mi miedo a lo desconocido ha sido lo que me ha frenado para practicarlo, pero después de la experiencia os aseguro que estoy muy bien como estoy.

Bueno, pues ahí estaba yo, sentada en el sillón, viendo a mi amiga como hablaba con su “maestra” y ponía unas caras de lo más expresiva, mis ganas de cotillear eran tantas que me dieron ganas de darle al altavoz del teléfono un par de veces.

Después de unos 20 minutos (por lo visto, las cartas se toman su tiempo para decir las cosas…) colgó, ¡por fin me iba a enterar de todo! Pues bien, su querida “maestra” le dijo que en ese lugar había un espíritu vagante. Mira, había dos opciones, o reírme o cagarme de miedo, mi primera opción fue la segunda, cargarme de miedo literalmente, pero a medida que mi amiga me iba explicando lo que teníamos que hacer, mi estado de humor crecía como la mala hierba!

Os voy a pasar el ritual para que si vosotras notáis alguna presencia extraña en vuestras casa lo podáis hacer!

Antes de todo y lo más importante! Ponerse un Santo, una estampita, un colgante …en alguna parte de nuestro cuerpo que os proteja, pensad que vais a eliminar al espíritu vagante de vuestra casa, y después, un limón en el pecho, no me preguntéis porqué, eso no es importante, simplemente hay que ponerlo; y así me vi yo, con un rosario al cuello y un limón metido en el sujetador… Que vulnerable que es la mente humana… (Del Toro, me puedes contratar para tus próximas películas que me meto bien en el papel )

1.- Tenemos que fregar toda la vivienda con agua y amoniaco siempre de dentro para fuera, no al revés, porque si no lo estamos invitando a quedarse (aunque yo, ya le he cogido cariño, lo he bautizado y lo saludo siempre que voy como uno más…)

2.- Una vez seco igual de dentro hacia afuera tenemos que fregar el piso con un jabón perfumado de flores, el que queramos, no nos vamos a poner exigentes… (por lo que he aprendido, a los espíritus no les gusta el olor a flores, conclusión, por eso no se quedan en el cementerio y vienen a casa de los demás!)

3.- Y lo más importante… Tenéis que coger alcohol de quemar y hacer una Cruz en el suelo y quemarla mientras rezáis un padre nuestro (yo como lo dije rápido me dio tiempo para dos, y como no estaba muy segura y no quería equivocarme le dije a mi amiga que mejor practicáramos el padre nuestro antes, que hacía mucho que no decía yo esas palabras….

Lástima que no haya ninguna foto para que vierais el momento ritual total. Os pongo en escena, yo con mi limón en la teta, con mi rosario en el cuello, la cruz ardiendo y yo pensando más en que no se prendiera fuego nada que en otra cosa.
Estoy por decirle a mi amiga que también veo cosas raras en mi casa, así por lo menos el suelo me va a quedar reluciente!

Bueno, pues el ritual ya estaba completado, ahora faltaba comprobar si en vez de salir el espíritu vacante, se había metido en una de nosotras dos (mira, cuando me dijo eso mi amiga mi cara tuvo que ser un poema, que quieras una chacha para limpiarte el piso lo aceptó, pero de ahí a que me intentes acojonar por verme susceptible lo veo mal, muy mal!:evil:)

Pues bien, os tengo que decir que ya se porqué soy ancha de cadera, tengo barriga y el culo gordo, en un cuerpo normal sólo vive una persona, pero en el mío vivimos dos Jijijijiji.

Para comprobarlo tenéis que coger el limón del pecho y ponerlo en un recipiente hondo, si flota estáis limpias, si no, ya tenéis excusa para coger unos kilos de más!

Y hasta aquí mi gran experiencia con la videncia y los rituales. Y vosotras ¿tenéis alguna?

BRUJA21

Anuncios

15 comentarios en “¡Ancas de rana, ojos de triton!

  1. jajjajaj madre mía!!! yo de pequeña creía mucho en todas estas cosas, me llegué a comprar libros de magia blanca y todo… incluso empecé a hacerme la colección de las cartas del tarot pero sinceramente, ahora no me creo na de na! tengo que reocnocer que los canales de la tele donde tiran las cartas a veces me entretienen un montón… llaman y la mujer dice que me estoy divorciando porque mi marido me engaña y el otro le contesta: veo otra mujer!!! me da la risa!!!

    Me gusta

  2. ¿Espíritu vagante, dices? Como se entere la Esme se pone a hacer rituales por las casas en plan vidente a domicilio. No des ideas y no te lo creas que, te lo dice una antigua echadora de cartas, eso son chorradas.

    Me gusta

  3. Yo estoy pensando que el espíritu vagante eras tú. Cuando saliste de casa ¿cómo se quedó el ambiente? Yo tengo una amiga que cada vez que viene me analiza el aura y dice que me ve el espíritu de mi gata muerta todavía pegado a mí porque no la he olvidado. ¡Lo que me faltaba para estar más estrechos en la cama colechando!

    Me gusta

  4. jajajajajaja!!!! Q anécdota tan divertida!!!
    Bueno, yo de este tipo no, pero te puedo contar una cosa que me pasó y que cada vez que lo pienso o la cuento, me entra mucho miedo.

    Yo, todavía, vivía con mis padres. Era viernes por la noche y ellos habían salido a cenar, como hacen siempre. Estaba tumbada en el sofá, tan pancha como ancha y mi perro (que yo no está con nosotros), estaba a mis pies. Me puse la tele y vi una película, si no recuerdo mal era un dramón de cuidado. Solo tenía la luz de una pequeña lámpara encendida.

    Pues de pronto mi perro se sobresaltó y miró hacia las escaleras que suben a las habitaciones. Lo miré y le pregunté que le pasaba. Él seguía mirando hacia allí y gruñía.
    Así que fui a mirar. Desde donde yo estaba sentada, se ve el reflejo de las escaleras en una vitrina de cristal. Así que cuando me giré para mirar, vi a un mujer, anciana, subiendo las escaleras, con un candelabro en la mano. Llevaba un camisón antiguo. Me di tal susto que no me moví del sofá hasta que llegaron mis padres. La mujer solo subió las escaleras y desapareció y juro que es lo que pasó.
    Cuando llegaron mis padres y me vieron blanca como el papel les conté lo que había visto. Mi madre me creía, pero mi padre se echó a reír y me preguntó si me había bebido una de sus botellas de vino. Así que imagínate!!!!

    A día de hoy me acuerdo de todo y cuando lo explico, la gente piensa que me falta un tornillo. Pero de verdad que la vi.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s