Proyecto Lechuga-Pechuga

A principio de año os conté mis propósitos para este 2015. Uno de ellos era el Proyecto Lechuga-pechuga. Estoy muy orgullosa de mi misma porque lo estoy llevando a cabo y en el plazo previsto.

¿Porqué un plazo? Pues porque si hago como el año pasado y empiezo con la operación bikini en mayo, en seguida llegan las terracitas, y las cañitas, los eventos,.. Y así no hay manera.

Así que estoy aprovechando el crudo invierno para zambullirme de pleno en mi miseria y amargarme mis días de frío y lluvia un poquito más si cabe.

La dieta que estoy siguiendo es la dieta Dukan, que ya hice antes de quedarme embarazada y me fue de maravilla. Por mucho que puedan decir de esta dita, bueno o malo, al final, es una dieta como todas. Lechuga-pechuga-pechuga-lechuga. Y entremedias un yogurt 0.0.

Y como cualquier dieta, tiene sus fases. Yo al menos, paso por ellas.

FASES

  • Ilusión: Esa ilusión del principio en la que planeas, mientras te comes un donut, la lista de la compra. Vas al súper y te compras todo lo 0.0 que tus ojos alcancen a ver y al llegar a la caja te soplan 100 pavos aunque lo que lleves no sume ni 3.000 calorías.
  • Desfallecimiento: Pistoletazo de salida. Comienzas la dieta, pero llega el desfallecimiento. Sobre todo la primera mañana. Igual la noche de antes te cenaste a modo despedida un bocadillo con 10 kilos de bacon y una palmera de chocolate de postre, con lo que llevas en el cuerpo reservas para un mes, pero ahora ESTÁS  A DIETA. A media mañana notas mareo y a eso de mediodía un rugir de tripas que asusta. Menos mal que eso solo son unos días, hasta que tu estómago comprenda que el bocadillo de bacon no va a volver.
  • Motivación: Al principio, hay que decirlo, mucha. Te pones en plan serio y no te saltas la dieta ni un centímetro. Tu cuerpo y tu mente están en perfecta sincronía. El peso es tu amigo, recordemos que los primeros kilos se pierden en seguida. Así que todo ayuda. Lástima que esta fase dure tan poco.
  • Síndrome dietopaúsico: Esa mala leche que desprendes a raudales. Puta dieta y putos kilos, esto solo me pasa a mí por gorda de mente que soy, te dices a ti misma. No soportas nada ni a nadie. Que no cunda el pánico. Solo son unos días.
  • Aburrimiento: Hasta los cojones. Esa es la palabra. De la lechuga-pechuga, de todo lo 0.0, que normal que se llame así porque no sabe a nada, de la sequedad en la boca, de no probar el chocolate, de pensar el tiempo que te queda, de reducir la vida social, en fin, hasta los cojones de todo en general. Este aburrimiento dura aproximadamente el 90% del tiempo que dura la dieta, un coñazo.
  • Tentación: Al estado de aburrimiento se unen las pequeñas tentaciones que nos da la vida, como esas magdalenas que huelen de pm, los gusanitos de Minififi o el bocata de chorizo que se acaba de pedir el de la mesa de al lado. Es importante no caer y visualizarte en bikini cada vez que esto ocurra. Oye, y si la tentación es muy grande y caes, tampoco vamos a hacer un drama. Se disfruta y ¡ya volveremos a la dieta mañana!
  • Orgullo: Fin de la dieta. Ahí está, ya has acabado. Eres una campeona y te sientes pletórica. Te miras en el espejo con aire triunfal y esa sensación de que no hay quien pueda contigo. Te lanzas a la calle a comprar ropa pequeña como si no hubiera mañana. Te lo has ganado.
  • Miedo: ¿Y ahora qué?. ¿Ahora que como?. Te da noseque comer cualquier cosa porque tienes la sensación de que, de repente, una galleta te va a volver a engordar todos los kilos que has perdido. Tantas semanas comiendo como un pájaro dejan secuelas. Pero nada, esto se arregla saliendo dos días de tapitas y las angustias desaparecen en un pispas.
  • El círculo: Y sí, desgraciadamente, las tapitas están tan ricas que te olvidas de todo lo que costó quitarse esos kilos de encima y llega el verano, las cañas, las terrazas, la feria y, en unos meses, recuperas el peso original sin recordar que juraste que esto nunca más te iba a pasar. Vuelves a poner la dieta en tus propósitos de año nuevo y cierras el círculo.

dietacirculo

Ahora mismo estoy en fase ABURRIMIENTO TOTAL. Pero ya me queda menos. De verdad que espero no cerrar el círculo porque cada vez me da más pereza esto de las dietas.

¿Qué me decís?. ¿Sois de las de círculos de dietas o de las suertudas de genética privilegiada que no tienen que pasar por ninguna de estas fases?

Anuncios

32 comentarios en “Proyecto Lechuga-Pechuga

  1. Jajaja buenísimo! Suscribo todo lo que dices. Es el círculo vital de la gorda de mente. Por lo menos asi nos mantenemos siempre en un estado yoyo que no llega nunca a ser alarmante, siempre hay un CLIC en el momento preciso que nos avisa que hay que empezar de nuevo😉😉

    Le gusta a 1 persona

  2. Jajajajaj nunca había visto una dieta desde ese enfoque.Es que mi círculo de dieta es pereza todo él 😣😣.Por eso soy más de deporte y lo q me pida el cuerpo,que a veces lo mejor es escucharlo,aunque siempre diga chocolate,chocolate,chocolate😅😅😅 . Una ha nacido con curvas que le vamos a hacer,eso sí,curvas peligrosas!!😆😆

    Le gusta a 1 persona

  3. Ay que te voy a contar o a ti…!!!! Yo soy otra del circulo de dieta y lo sabes bien, si que es verdad que como siempre que la hago es acompañada pues parece que no es tan duro como si estas tu sola. Yo me considero que tengo mucha fuerza de voluntad pero si que es verfad que lo peor es la tentacion sin duda ninguna. Yo esoy tambien ahora mismo en la fase aburrimiento y en la fase final, asi que solo espero que este veranito siga igual que ahora que con eso solo me conformo. Mil besicos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Oye que se suma, llevo desde Enero…. Y bueno lo llevamos bastante bien este año… El problema es que vía si dejo la dieta me pongo ciega… Pero bueno ya llevamos 7 y ahora ya empieza la etapa de aburrimiento y decepción, no bajas lo mismo al principio que ahora…
    Besitos Mari

    Le gusta a 1 persona

  5. Jajaja vaya circulo vicioso…Reconozco que la palabra dieta me da un poco por ahí…. ni en la boda hice dieta, bueno, me controlé con lo que comía pero solo del estrés de la boda adelgacé.
    Mi chico está con un nutricionista (que no dietista) y perdió grasa y ganó musculo comiendo 5 veces al día unas cantidades que ni te cuento e incluso contando con días de jamón serrano y nutella!! También es cierto que se pasa 2 horas al día haciendo ejercicio…. Pero para nada es una dieta dura (o yo no lo veo así en cuanto a cosas, si en cantidad, una barbaridad!!)

    Le gusta a 1 persona

  6. Uy, yo era una privilegiada, de las que se zampaban todo lo que pillase y no engordaba un kilo, me mantenía siempre sobre los 55 kilos… pero digo ERA, así con mayúsculas, porque después de los embarazos mi metabolismo no ha vuelto a ser el mismo…. ahora a la que me paso, me coloco dos kilos, así, como quien no quiere la cosa, así que me tengo que ir controlando… entre semana ligerito y el finde me concedo más licencias, qué rollo es esto… y además si le sumo el problema de la candidiasis pues me tengo que ir concienciando, que eso de comer cada día chocolates y dulces (sobre todo por la noche) pasó a mejor vida… Ánimo!!!

    Le gusta a 1 persona

  7. Pues yo estoy contigo! Aunque últimamente estoy en la fase circulo, rodeada de comida! Hace unos días me preguntaba cómo podía ser que engorde tanto! Y resulta que he notado que como como cuando daba lactancia exclusiva! Y la verdad es que ya doy la teta poco! Pero sigo dándome unos festines de fiestas reales! Pues yo me lo zampo todo! A ver si poco a poco voy moderando las porciones y bajo las cantidades! Que el año pasado para el verano había perdido casi todo y ahora lo volví a subir y por el camino encontré un par de kilos mas (3 kilos!). Estoy intentado quitarme las comidas de picoteo! Que en nada y sin parpadear me meto cuatro donuts! Espero que en Semana Santa al ir de tapas coma menos… A ver si pierdo algún kilo antes del verano!

    Le gusta a 1 persona

  8. Jajajaja muy bueno, y si toca día de desintoxicación es lo peor, al menos en la dieta que he hecho (antes de estar embarazada y luego alimentación controlada en el embarazo) lo hice con una nutricionista y aunque no sufrí (aunque habían días fatales) es cierto lo del cambio de humor al principio y las tentaciones !!!!

    Pero animo que falta poco jejeje

    Le gusta a 1 persona

  9. jajaj me ha encantado este ciclo circular!!!!… Yo pasé por ello muchísimas veces! y aunque soy de constitución delgada, pasar mis veranos en Inglaterra pudo conmigo, veía patatilla y dulces por doquier. Me costó horrorres recuperarme de esos veranos, y cuando lo conseguí terminé la carrera y me fui a vivir allí!!! AGGGRRRR…
    Y no te lo creerás pero ser mamá ha hecho que recupere mi cuerpo, mi forma, mi constitución!

    Le gusta a 1 persona

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s