Palito de coco

Érase una vez una niña que se llamaba María. Palito de coco, como la llamaban sus papás, era una niña muy feliz. María era también muy especial, tenía una rara enfermedad que hacía que todos a su alrededor estuvieran muy preocupados. A ella eso no le importaba, no sabía quién era el tal Alaguille ni lo que eso significaba, así que siempre sonreía y hacía sonreír a todos los que la conocían.

A los pocos días de nacer, estaba María en su cunita cuando vio una nube de humo de colores. No sabía lo que era pero olía muy bien y le pareció muy divertido. Esa nube la envolvió, la arropó, y María, muy contenta con ese descubrimiento, cayó dormida rápidamente. Lo que María no vio es lo que pasó después. De la nube de humo, poco a poco, fue apareciendo una figura. La figura de una superheroína que le susurró al oído: “Nunca voy a dejar que te pase nada…“. Y ya nunca más se separó de su lado.

La superheroína usó sus poderes para que a María la vieran los mejores doctores, sacrificó sus días de aventuras para estar a su lado; convirtió cada prueba médica en una excursión divertida, cada tratamiento en un juego… Para cada obstáculo tenía una solución y para cada momento una sonrisa. En las noches en las que María no podía dormir por los picores, la superheroína andaba kilómetros y kilómetros con ella en su regazo sujeta por una mochila mágica; recorrió sin descanso cada paso del camino, sin decaer, sin rendirse, sin quejarse. Había momentos en los que pensaba que ya no podía más, pero sus superpoderes le hacían seguir adelante.

Así pasaron los meses y el primer año, que celebraron juntas con una gran tarta. María empezó a llamar a la superheroína, mamá.

Pasaron por algunas pruebas duras, pero como estaban juntas, ¡no importaba!. Un día los médicos llamaron a la superheroína para decirle que María necesitaría un trasplante de hígado para ponerse mejor. En ese momento, ella supo que esa iba a ser su misión mas importante, así que se puso manos a la obra. Habló con todo el mundo y buscó entre todas las posibilidades. Y sus superpoderes eran tan fuertes que, aunque le costó mucho trabajo, por fin obtuvo sus frutos.

María estaba a punto de cumplir dos años cuando llego la llamada tan esperada. ¡Por fin había conseguido el trasplante que llevaban tanto esperando, la operación por la que tanto había luchado!

Mientras os contamos esta historia, el reloj va corriendo y ya solo quedan seis días para que María y su mamá completen su misión. Y ahora tocaría un colorín, colorado, pero como este cuento todavía no ha acabado, lo convertiremos en un “y vivieron felices y comieron perdices (y un montón de palitos de coco)”, que nos gusta mucho más.

Hace más de un año publicábamos en este blog un post escrito por Yoli, la mamá de María. Hoy, estamos muy contentas porque ya va asomando el esperado final feliz de esta historia. Solo queremos desearos fuerza, Yoli, ¡estamos con vosotras!

maria

Anuncios

64 comentarios en “Palito de coco

  1. Q post tan precioso, chicas! Si yo estoy emocionada y con la lágrima asomando, cómo estará nuestra dulce Yoli? Me uno a vosotras en esta misión de mandarle fuerzas mil a esta súper heroína que tanto nos está enseñando, y a su peque, llena de fuerza y luz… Sabemos q todo va a ir muy bien chicas!! Os queremos mucho!

    Le gusta a 2 personas

  2. Me ha emocionado y recordado a una de mis mejores amigas que esta en una situación muy parecida con su hija… lo malo de ella es que se trata de una enfermedad rara sin tratamiento conocido. Animo María y enhorabuena por esa superheroina!

    Le gusta a 2 personas

  3. Chicas…..NO TENGO PALABRAS!!! Muchisimas muchisimas gracias por todo vuestro apoyo incondicional que me demostráis cada día.
    Ya no queda nada para la nueva vida que nos espera y por fín María va a poder jugar, reir, descansar….. sin sus terribles picores.
    Gracias de corazón!!!
    P.D. Culpa vuestra es que se me acaben los kleneex!!! jejejejeje

    Le gusta a 1 persona

  4. Que post más emotivo, chicas… Ahí estaremos mandándoles toda la energía a Yoli y a María. En nada todo habrá pasado y María estará ESTUPENDA. María tiene mucha suerte de tener una superheroína a su lado. Un abrazo muy fuerte a las 2 y otro para las Maris.

    Me gusta

  5. Puffffff…….no me lo puedo ni imaginar por lo que esta mama esta pasando. Ni puedo parar de llorar madre mia!!
    Mucho animo y suerte.Maria tiene mucha suerte de tener una mama asi.Besos

    Me gusta

  6. Yujuuuuuuu enhorabuena a María y a su supermamá….olé olé y olé por ti Yoli,desde aquí te mandamos toda la fuerza que tenemos y que todo salga genial.Eres una mami leona y campeona ÁNIMO que vas a tener tu final feliz 😙😙😙

    Me gusta

  7. Nada de “aprendiendo a ser mamá”, ¡ERES UNA GRAN MAMÁ!!!!!!
    Que todo salga perfecto y María y tú pronto podáis disfrutar juntas!!!!
    Un cálido abrazo a las dos…

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s