Antes de ser madre

Hoy me siento nostálgica y me viene a la mente aquella chica de veintitantos que quería ser madre.

Antes de tener hijos, pensaba que siempre iba a ser cariñosa pero firme con ellos. Que no iba a perder los nervios. Que nunca, jamás, les gritaría, porque es lo peor que se puede hacer.

Antes de ser madre, se veía a sí misma hablando con ese hipotético hijo, razonando con él por qué no podía hacer tal o cual cosa, escogiendo palabras adecuadas que él escucharía atentamente y asimilaría a la perfección (porque antes de ser madre, se sentía como una experta psicóloga capaz de manejar cualquier situación).

Cuando aún no era madre, juzgaba un poco a los que “consentían” que sus hijos montasen un escándalo en público, porque pensaba que esos padres no se estaban esmerando lo suficiente en la educación de sus hijos.

Antes de que llegara el momento, ella siempre imaginaba que se iba a pasar las horas inventando juegos super creativos para sus niños, que estaría continuamente maquinando algo para divertirse juntos y que nunca se le iban a acabar las ideas.

Antes de ser madre, ella era una madre de puta madre.

Hoy, he sentido el impulso de viajar al pasado con mi Delorean, buscar a esa chica y decirle cuatro cosas.

Le diría que será muy cariñosa, a veces rozando el empalagamiento, pero que en muchas ocasiones le faltará firmeza. Que llegará a perder los nervios. Y que le gritará, aunque luego se arrepienta mucho.

Le confesaría que a veces se va a quedar sin palabras, y que cuando las tenga, habrá momentos en los que ese niño del futuro no la va a querer escuchar y ella se ofuscará y se sentirá impotente.

Le contaría que va a vivir situaciones en las que su futuro hijo se la lie parda en el supermercado, en un restaurante, en una tienda llena de gente. Que pasará vergüenza, se sentirá juzgada y se preguntará si está fallando en algo.

También me gustaría decirle que habrá días en los que las ideas se acaben, que muchas veces estará cansada y con el cerebro colapsado y que tendrá que recurrir, inevitablemente, a ese aparato tan perjudicial llamado televisión.

Quería decirle todo eso, pero he decidido dejarle que descubra por sí misma que las madres perfectas solo existen en las series americanas que ponen en la tele.

Mom_by_vikifloki

Anuncios

19 comentarios en “Antes de ser madre

  1. Ay,ay, ay..Y es ue del dicho al hecho hay un trecho!!! Y es verada todas cometemos nuestros errores, nos planteamos si lo estamos haciendo bien, a veces se nos acban las ideas…Nadie es perfecto pero cada uno lo hace lo mejor que puede, tienes razón!!! Besos

    Me gusta

  2. Esa es la pregunta que yo me hago todos los dias…¿Qué clase de madre seré? Lo único que tengo claro es que seré hiper cariñosa, de resto ni idea…
    Lo único que puedo decirte es que fuera vergüenza si el niño se coge rabietas en lugares públicos, como observadadora de madres ajenas en tal situacion, en la vida se me ha pasado por la cabeza juzgarlas, en todo caso he sentidi pena por ella, pues se les ve en la cara la fustracion, pena y verguenza. SI ALGUIEN ES CAPAZ DE JUZGAR A UNA MADRE EN SEMEJAnte situacion es que o tiene cero empatía o una vida muy amargada y se agarra a un clavo ardiendo para olvidarse de sus propias miserias. Asi que a ignorarlas que lo estas haciendo muy bien. BESOS

    Me gusta

  3. Antes de ser madre me imaginaba que mi futuro bebe estaría jugando y riendo todo el día, pero no pensé que los juegos los tenía que hacer en un hospital rodeada de jeringuillas, apositos, batas blancas y aparatos de tensión.
    Lo que me imaginaba y actualmente es así, es que ella es la más feliz del mundo!
    Jamás te sientas juzgada porque tu mini te la lie parda en el súper. Siéntete juzgada cuando los demás vean que el no es feliz… Cosa que no pasa, por cierto
    Mil besos!!!

    Me gusta

  4. Aixxx, me has recordado a mi cuando estaba embarazada de la peque, siempre preguntándome como sería. Y con miedo a ser muy chillona, como mi madre.
    Del dicho al hecho, hay un trecho y eso es lo que siempre me digo. Así que soy la misma que yo creía??? Ni por asomo, pero intento hacer las cosas lo mejor que puedo. Y no se puede juzgar a una madre por ello.

    Saludos

    Me gusta

  5. Jo, este post podría haberlo escrito yo!!!! Yo pensaba exactamente lo mismo, pero la realidad…Lo bueno es que lo hacemos lo mejor que podemos y sabemos, y es lo que cuenta, y deberíamos aprender a pasar de lo que piense la gente de nosotras como madres

    Me gusta

  6. Bravooo por la sinceridad!!! Mira, si me hubieran dicho q iba a gritar alguna vez hace dos años, no me lo hubiera creído… Tenía a Alfonso con dos añitos q era un bendito y Rafa, con meses, que era otro santo… Pero cuando empiezan a crecer, a picarse, a discutir, a montar un escándalo por la chorrada más grande…acabas perdiendo los nervios!!! El otro día montaron un pollo por un p… globo, y cogí y lo exploté, tal cual…se quedaron fríos!

    Me gusta

  7. Totalmente de acuerdo. Hay días que me paso todo el rato gritando. 😦 Es que a veces acabas hasta las pelotas de que no quiera comer algo y en vez de dejarlo en la mesa lo tire al suelo. Asi, porque yo lo valgo. O porque no la dejes hacer algo peligroso se tire al suelo y patalee cual animal enfurecido. No somos perfectas. Somos madres.

    Me gusta

  8. No seas tan dura contigo, tu hijo no podría tener mejor madre. Yo veo como le hablas, como juegas con el y cómo el te adora. Siempre siempre vas a pensar que lo puedes hacer mejor y que no quieres caer en los errores que cayó tu madre, pero eso es imposible por que nadie te ha enseñado y vas aprendiendo con él poco a poco. Como el corazón te dicte. Con mucho amor y tu de eso sabes mucho.

    Me gusta

  9. Pues yo me doy cuenta que la maternidad hace que además de comerme donuts, chocolate y patatas fritas hace que me coma mis palabras (una y mil veces!) debe ser estas ultimas las que se acumulan en mi barriga! Pero así es… Todo cambia luego… Vaya! Y yo pensaba que no seria el caso… Que ilusa fui! Besos guapa!

    Me gusta

  10. Hahahaha yo tambien era unA madre de puta madre antes de tener a mi pequeño, y cuando la realidad me llego a la cara casi entro en panico.supongo que La maternidad es Asi como hermosa, imperfecta

    Me gusta

  11. Además que de verdad, que bueno es ver los toros desde la barrera! Cuando te toca a ti la realidad es muy distinta a como la veíamos desde fuera, pero realmente no hay madres ni hijos perfectos y como dice nuestrocachorro si fuera fácil no tendría mérito!! 🙂

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s