Las madres de los 80

  • Nacimos sin ecografías y sin que supieran si éramos niño o niña.
  • Dormíamos sin ningún método de aprender a dormir y comíamos sin ningún libro de ayuda para comer.
  • Teníamos unos zapatos por temporada.
  • Jugábamos en la calle sin que nadie nos vigilara. Saltábamos a la comba, a la goma y nos tirábamos por cuestas con la bici, sin casco y sin protecciones.
  • Estudiábamos sin ayuda familiar, sin profesores particulares, sin maestros especialistas ni nativos, y la mayoría hicimos estudios superiores.
  • Recibíamos dos o tres regalos de reyes, uno de ellos, un pijama.
  • Cuidábamos los juguetes como si fueran oro.
  • Teníamos fiestas de cumpleaños en casa, con pan de molde cortado en triángulos relleno de mortadela y de salchichón, bolsas de patatas y de cortezas, botellas de refrescos de 2 litros y tarta de galletas.
  • Veíamos la Bola de Cristal, Dragones y Mazmorras, Mazinger Z y Verano Azul. Y todo eso en dos cadenas de TV.
  • Bajábamos a la tienda del barrio, con nuestros hermanos pequeños en una mano y las pesetas y la lista de la compra en la otra.
  • Íbamos solas al instituto y si faltábamos, nadie llamaba a casa.
  • Forrábamos las carpetas y las puertas de los armarios con recortes de la Super Pop.
  • Escuchábamos a Alejandro Sanz, a los Burning, a Modestia Aparte, a los Hombres G.
  • Aprendimos inglés a partir de la adolescencia.
  • Vestíamos con vaqueros anchos de padre, con zapatos planos de suela de goma y con camisetas cortas. Nos peinábamos con coletas al lado y nos cardábamos el flequillo.
  • Sobrevivimos sin ordenador y sin móvil. Vivíamos sin internet. No sabíamos lo que era facebook o un blog, pero teníamos grupos de amigos y escribíamos en un diario con candado.
  • Crecimos sabiendo que había que ayudar al que lo necesitara.
  • Fuimos educadas en la igualdad y teníamos claro que nos podíamos comer el mundo.
  • Sabemos que nada se puede dar por sentado, que los cambios vienen de repente, pero también sabemos adaptarnos a ellos porque ya hemos vivido “ahí” antes.

80

*** Este post está dedicado a todas aquellas mujeres y madres que nacieron en la década de los 70-80. Porque hemos mejorado muchas cosas, a pesar de haber sobrevivido sin ellas. Y aunque hayamos empeorado otras, sabemos cual es el camino correcto.

Besicos fifiles a todas

Anuncios

55 comentarios en “Las madres de los 80

  1. jajajaja……me ha encantado. Toda la razón del mundo, nos estamos volviendo demasiado pijeras. Lo de la ecografía me ha matado, yo fui Jose Luis hasta el momento que nací, como mi padre no había tenido en cuenta la opción de ser niña se quedó un poco plof y encima sin nombre, así que me puso el nombre de una de sus hermanas, porque fue la primera que entró a verme XDXDXDXD….¡Los 80 forever!
    Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    • Jajajajaja, pues anda que si la primera que entra por la puerta llega a tener un nombre horrible, ya me dirás tú la que se lía. Aunque en esas épocas (bueno, quizá un poco antes) también eran muy dados a poner el nombre del santo del día, que es igual de arbitrario. Besicos!

      Le gusta a 1 persona

  2. que diferentes son las cosas hoy en dia, la verdad yo me quejo porque tengo que revisar en google cuando tengo alguna duda, y mi suegra me dice, dichosa tu que revisas en google, en mis epocas yo tenia que revisar un libro, y ligar a que el libro explicara lo que yo queria saber!

    Le gusta a 1 persona

  3. Lo único que no cambiaría es lo de las ecografías, están muy bien, es un buen avance. Por cierto, Marififii, mi blog te sigue considerando altamente peligrosa y acaba de mandar tu comentario al cajón de los spam. Luego intentaré recuperarlo. Será capullo….

    Le gusta a 1 persona

  4. En esas cosas añoro la vida de antes, me encantaría que mis hijas tuvieran mi infancia, beber agua del río!! Ir 15 personas en un coche a la calle d al lado si, pero 15! He visto mi libro de sociales en la imagen.. Y q de recuerdos!!

    Le gusta a 2 personas

    • También fue mi libro de sociales jajaja. Por eso lo puse. A mi lo que mas envidia me da es lo de la calle, poder jugar libremente y gritarle a tu madre que te bajara un bocata. Espero que minififi pueda tener algo parecido. Besicos

      Me gusta

    • En mi edificio, al ser cerrado, se mantienen esas costumbres de bajarse a la calle a jugar con el balón. Fue uno de los motivos por el que me lo compre. Besicos

      Me gusta

    • Jajaja calla que yo estuve hace unos pocos años en un concierto de los Hombres G aquí en Fifilandia, y al terminar estuvimos con ellos. Que mayores están, 😂. Le dije a Rafa que yo de adolescente estaba loca por el, y me dijo: ya no, verdad? Jajajaja. Besicos

      Me gusta

    • Jajaja si que es verdad, mi madre se negó toda la vida a que bebiéramos los “polvos” esos, y nosotros nos moríamos por beber Tang, para que veas, jajaja. Besicos

      Me gusta

    • Yo también soy de los 70, jajaja. Pero de finales (de la mitad para adelante ;)). Y espero que minififi juegue en la calle, me parece algo fundamental. Los hijos de mis vecinos lo hacen así que con un poco de suerte, la mía también! Besicos

      Le gusta a 1 persona

  5. Como siempre, un bonito post! Podría añadir mil cosas, en mi caso me crié en un pueblo, donde aún si cabe la libertad era total!! Me vino a la mente cuando nos peleabamos en casa x ver a quien le tocaba ir q x leche con la lechera…. Mi niñez, un bonito tesoro imposible q vuelva. Gracias

    Le gusta a 1 persona

      • A las fiestas del pueblo de al lado con la bici, a ver a los chicos o a las piscinas. De noches en la plaza hasta las 2 de la mañana todos los días del verano jugando a las cartas o al bote bote, hacer coreografías con el radiocasette… Bufff si es que eran unos veranos inmejorables!!

        Le gusta a 1 persona

      • Jajajaja las coreografías, que recuerdos! Y oye que mi abuela se sentaba en la puerta con las vecinas o se acostaba y nosotros íbamos cuando queríamos. Imagínate eso ahora, :S

        Le gusta a 1 persona

  6. Oooooh me ha encantado!!! que grandes verdades y que recuerdos!! LA SUPER POP!!! Un día que hice limpieza de la habitaicón hice recuento de cuanto dinero me había gastado con esta revista y vino un pastizal!! Si me li hubiera ahorrado sería rica! jajajajaja Ah, y escuchábamos la misma cinta en los walkmans una y otra vez hasta que se ralla y se estropeaba la cinta, que daba una rabia tener que volver a enrollarlo!!! Y cuando salió el cd ya ni te cuento, fue lo más!! Sin necesidad de rebobinar todo el cassette para escuchar nuestra canción favorita!!!!

    Le gusta a 1 persona

  7. lo has clavado! hace tiempo pensaba en escribir algo así, pero ya está esté post para ilustrarlo! BRAVO! y qué felices éramos! y no, cualquier tiempo pasado no fue mejor pero sí echo de menos esa independencia. Yo vivía en un pueblo y en verano volvía a las 10 de la noche a casa! eso con 10 añitos. Sabía donde debía meterme y donde no… nunca mentí a mi madre y siempre supe quién mandaba. En fin, gracias por este post! besos!

    Le gusta a 1 persona

    • Esa es otra, que a pesar de tener libertad teníamos un sentido de la responsabilidad bastante más agudizado, o al menos eso me parece. Besicos, y mil gracias a vosotras por comentarlo!

      Me gusta

  8. Pingback: De lo que se come se cria | Ni Blog, Ni Bloga

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s