Carta a “esos” padres acomodados

Todo empieza cuando nacen. En cuanto los bebes nacen, especialmente en los casos en los que hay lactancia materna (bueno y en los otros también), se establece una especie de “cesión” absoluta de poderes a la figura materna. O lo que viene a ser lo mismo, el bebe es de su madre (y para su madre). Por supuesto que hay padres que ayudan (y sí, uso la palabra ayudar porque en este caso no suele ser “compartir”, suele ser “ayudar”). Cambian pañales, los bañan, los tienen un rato, pero la mayoría del tiempo lo pasan al cuidado de mami.

Hasta aquí todo perfecto porque las hormonas enloquecidas que hay en nuestro interior están muy, pero que muy de acuerdo con esta distribución de tareas.

¿Pero qué ocurre cuando el tiempo pasa y el bebe ya no es un bebe?. Pues que, en la mayoría de los casos, hemos pasado tanto tiempo funcionando de esta manera que la hemos liado parda. Hemos sentado precedente. Los hemos acomodado.

A esos benditos padres se les ha quedado una especie de síndrome de “ahí tienes a tu hijo”, que les hace encasquetarte al churumbel cada vez que llora, que no puede hacer caca, que no se duerme o que no se quiere terminar la cena. Vamos, lo que viene siendo “cada vez que la cosa se pone fea”.

Imprimir

Anuncios

28 comentarios en “Carta a “esos” padres acomodados

  1. AAAAAAMÉN!! Ayer mismo tuve esta “charlita” ooootra vez con el padre de mi criatura, mira que es de los que antes de tener hijos tenía clarísimo lo del reparto al 50% pero tal como cuentas, lo de dar teta (y casi depender de ella para dormir) durante dos años y encima yo trabajando en casa, pues esto no ayudó al reparto y encima lo de ser padres ha resultado mucho mas duro de lo que pensábamos se ha ido haciendo el longuis y de verdad que una se cansa de estar todo el día reclamando MIS ratos (que no los pido para salir de juerga, que bien podría, sino para trabajar más y para hacer un poquto de deporte) que sus ratos no se los pierde no, que casi que tiene ahora mas hobbies que antes de tener a la criatura…. en fins, que me imprimo tu carta y a la que vuelva a acomodarse se la doy, jejeje

    Le gusta a 1 persona

  2. Totalmente de acuerdo! Llevo ya años abogando por la corresponsabilidad en la crianza, al punto de volverme cansina (de echo doy una charla al respecto en el TodoPapasLovesMadrid en octubre, igual si me lo permites leo tu carta, y si me acompañas la lees tu)… Tengo hasta infografías…pero es que vamos, que tenemos que hacer todo lo necesario para que a estos chicos acomodados se les cambie el chip, de una vez y por todas!

    Le gusta a 1 persona

  3. Conozco un caso muy cercano. Me da mucha rabia que cuando quedamos con esta pareja tenga que hacer yo de medio niñera de su crío mayor (la mamá está con el segundo hijo) porque él está muy entretenido con el móvil. A los niños hay que prestarles atención, no puedes pensar que con dos años se va a quedar sentado viendo cómo hablas de cosas aburridísimas. A veces piensas, yo queriéndolos tener y este pasa de sus hijos. Así es la vida…

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo voy a salir en defensa de aquellos padres que sí comparten las tareas del hogar y en especial los asuntos familiares. No vayamos a pensar que todos los hombres son como has descrito en tu carta.

    En mi caso, somos padres primerizos de un bebé de mes y medio, así que no puedo hablar sobre cómo será cuando el pequeño tenga dos años. En cualquier caso, hasta ahora, la única cosa que hago yo que no puede hacer mi pareja es darle el pecho. El resto de cosas lo hacemos ambos por igual, no hay nada que haga yo que no quiera o pueda hacer él. No hay instinto materno, sólo un papá y una mamá aprendiendo a conocer a su bebé, queriéndole y cuidándole mucho.
    Nos va bien, al menos de momento, y tanto el papá como yo estamos encantados de calmar al bebé cuando tiene cólicos, de despertarnos por la noche, de bañarlo, de salir a pasear, de jugar con él… Espero que siga así aunque no veo por qué iba a cambiar.
    Por otra parte, mi experiencia con padres comprometidos, también el caso de mi hermana. Ellos en casa también comparten tareas y en especial con su hijo de tres años. Yo creo que mi hermana también estaría de acuerdo conmigo en que no todos los hombres son como has descrito.

    Dicho todo esto, tengo que decir que me creo perfectamente que haya un porcentaje elevado de “padres acomodados” y lamento que sea así. Espero que con las nuevas generaciones, y el ejemplo que damos a nuestros hijos, la cosa vaya cambiando.

    Un saludo

    Me gusta

    • Me gusta tu respuesta, me hace tener fe en la humanidad ( en este caso en la paternidad). Como imaginaras no hablo de todos los padres, gracias a dios, por eso pongo lo de padres acomodados. Los que no lo son, como bien dices, no tienen porque cambiar. De hecho, el mío no es de los acomodados (aunque en ciertas ocasiones si que le venga muy bien la excusa de “tu hija te llama”). Pero hay muchos que son así a diario, para ellos va mi carta! Un besazo

      Me gusta

    • Creo que no debería porque me he tenido que ir a internet a buscar lo que era la escritura epistolar, y con tan poca cultura general, casi que no debería ni escribir un blog, jajajajaja. Un beso preciosa!

      Me gusta

  5. No quiero daros mucha envidia pero… mi marido sí que colabora y desde el principio. Yo me encargo de ciertas tareas (normalmente las normas, actividades, duchas…) y él tiene otras porque mi paciencia no me deja hacerlas jejejejeje, tipo llevarles a dormir, hacerles el desayuno, jugar después de comer… y luego otras las hacemos juntos como llevarles al colegio, médico, actividades extraescolares… es más, los niños dependiendo de la actividad directamente nos llaman a uno de los dos, el que suela hacerla con ellos. ¿El truco? que los dos estamos en casa todo el tiempo, porque yo estoy en el paro y mi marido trabaja desde casa 😉 Así sí se puede

    Me gusta

    • Nosotros nos arreglamos de forma parecida, pero mas en función de nuestros horarios( el a turnos y yo jornada partida fuera de casa). Y aun así, algunas pinceladas de lo que describo tiene. La carta no va dirigida a el pero en algunos puntos, pilla fijo! Jajajaja. Conozco a pocos que no pillen, así que enhorabuena por tener uno! Un besazo grande!

      Le gusta a 1 persona

  6. Firmo la carta!!! Bueno, y que conste que me ha ayudado mucho, pero aún después de los primeros años los niños necesitan tanta atención y cuidados…hay días que te desbordas!! Muy buena la idea de la carta, ahora tendrían que leerla ellos…jejeje..

    Le gusta a 1 persona

  7. Yo de mi marido no tengo nada que decir, verdad de la buena, aunque si conozco un par que necesitan esta carta como vinilo en la pared principal del salón. Pero he de mencionar que hay casos (conozco uno) que resultó siendo así porque ella es muy madre, mas madre que nadie y no comparte a sus hijos ni con su marido, porque “es que el no ha parido y no entiende esa conexión especial que tenemos, yo los entiendo mejor”, normal que el marido ni se atreva a tocar a los niños!!

    Le gusta a 1 persona

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s