¿En qué me estoy convirtiendo?


En que nos me estoy convirtiendo, eso es lo que pensé ayer mientras me estaba duchando. Os voy a poner en situación para que me entendáis…

El lunes pasado, tenia reunión en el colegio de Minijijij. Para acceder al parking del cole de la peque hay una rampa muy empinada, por la que no caben dos coches. En esa rampa me encontré a mi cuñada bajando, y yo subía. De broma le dije que no me hiciera eso, que cómo me hacia pararme en mitad de la rampa, pero entre risa y risa ahí acabo la historia. Cuando mi cuñada ya pasó por mi lado, inicie de nuevo mi camino, y ahí estaba… un coche de frente con una mujer moviendo las manos, la cabeza y la boca con un ritmo frenético (poco que envidiar al mismito Michael Jackson). Se puso delante de mi coche, con lo cual yo no podía avanzar, pero ella seguía con el mismo baile, únicamente que cada vez su cara se veía mas cabreada. Al final me di cuenta que lo que me estaba discutiendo es que porqué me había movido de la subida si yo estaba parada, a lo que yo le conteste que ella tenia mas espacio de maniobra que yo. Pero realmente, ese no es el tema, el tema que a mi me preocupó en la ducha, es que yo, por suerte, no iba con Minijiji en mi coche, porque la tenia su padre, pero ella sí, ella iba con sus dos hijos de unos 9 y 4 años y nos tuvieron que ver en esa actitud.

Sinceramente, ahora lo veo con sangre fría y lo veo una tontería, ¿discutir delante de dos niños por ceder el paso?. ¿Tanta prisa teníamos cualquiera de las dos para no poder haber cedido el sitio la una a la otra sin tener que haber montado ese circo? ¿Y que pensarían esos niños?

¿Que nos me esta pasando?. No tenemos empatía por los demás, miramos por nosotros mismos, no somos capaces de ver más allá de nuestro ombligo, y el problema es que inconscientemente lo hacemos delante de nuestros hijos. El día de mañana eso nos va a traer consecuencias.

Voy a intentar reprimir todos mis impulsos, en mi defensa también os diré que soy como una cerilla, me enciendo muy rápido, me quemo y luego me apago enseguida, pero sí, intentare reprimir mis impulsos sobretodo delante de Minijijij, no puedo demostrar mi cabreo por una simple discusión por un ceda el paso y luego pretender que ella no manifieste su rabia cuando no se sale con la suya.

somos

Y vosotros ¿que pensáis?. ¿Nos hemos vuelto un poco egoístas?, ¿discutís con otras personas delante de vuestros hijos?

Anuncios

18 comentarios en “¿En qué me estoy convirtiendo?

  1. Yo he de reconocer que me ponía de los nervios en el coche, me molestaba y me sigue molestando cuando no me ceden el paso y me corresponde! Ufff… Pero cambie el chip, primero porque no suelo tocar el pito y para un día que lo toco coje mi marido y le pregunta al niño como conduzco y El Niño se pone a gritar “pi pi pi pi!!!” Y haciendo señales con la mano! (Que era yo mandado a freír churros a alguno!), así que cambie… Porque yo soy la primera que se queja del mal ejemplo que se le da a los niños con eso! Ahora intento estar mas tranquila, suelo ceder el paso mas, y el karma hace que me lo cedan mas a mi también! Claro que están los irrespetuosos de siempre, los que les importa tres pepinos y van por libres! Los que aparcan papa el demonio, los que no ceden el paso, los que se saltan los semáforos en rojo, los que los pasos de peatones no existen, los que no indican una maniobra ni a la de tres, los que se encargan de joderle el día a alguien! Pero espero que poco a poco sean menos eso y mas los que nos lo tomemos con calma! Igual la salida del colegio saca lo peor de una persona!…

    Le gusta a 1 persona

    • La verdad que no suelo discutir mucho en el coche, mas que nada porque no me gusta discutir sola, ahora si estamos de frente a frente o a mi lado… que se prepare… pero cierto es tu estado moral afecta mucho, porque un día que estas feliz te hacen una jugarreta y no pasa nada, pero un mal día te hacen algo… y ya pueden salir corriendo…
      besitos wapa!

      Le gusta a 1 persona

  2. Nos hemos vuelto unos egocéntricos y sólo pensamos en nosotros y lo peor de todo es que lo exteriorizamos delante de los niños y luego pretendemos que ellos compartan o piensen en los demás. Sí, de vez en cuando deberíamos pararnos a pensar antes de montar un pollo y ser un buen ejemplo para nuestros hijos (pero sin dejarse pisotear que es fácil irse de un extremo al otro)

    Le gusta a 2 personas

  3. ¡Cuánta razón tienes! ¡Yo me enciendo con estas cosas! Cuando al conducir un coche mutamos a monstruos; cuando en las discusiones nos convertimos en lobos feroces delante de los niños; cuando cruzamos con ellos de la mano con el semáforo en rojo saltándonos las normas como en los tres cerditos; o cuando no enseñamos a ser solidarios y a ceder el asiento en el transporte público y nos comportamos como el Gollum “mi tesoroooooooooo”, etc. etc. etc. Siempre pienso lo mismo de esos padres: “¡Vale, capu…@, y ahora vete a la librería más próxima y cómprale a la criatura un “cuento con valores”, que ellos ya se educan solitos o en el cole y tu ejemplo no importa nada.”

    Le gusta a 1 persona

  4. Soy una persona pacifista. Intento no enfadarme, pero como tu soy de combustión espontánea y tan rápido me enciendo como me apago. Mi marido dice que en el coche me transformo, que él comprende que me ponga en tensión con las locuras que llegamos a ver, pero me enciendo muy rápido y me pongo a chillar. Desde que está la peque, intento que esto no pase, respiro hondo, intento que no me afecte, pero hay momentos… que no puedo. Así que me enciendo y la mayoría de las veces ella está en el coche. Así que intento, cada día más, que esto vaya cambiando, porque no me gusta que me vea pelearme con nadie, primero porque se pone nerviosa y segundo porque ella luego paga su frustración de la misma manera y le intento enseñar que debe hacerse diferente 🙂

    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  5. Me siento muy identificada con todo el post. Yo también soy una cerilla, también me enciendo enseguida y me apago en nada. Y también me pesa. Lo del coche es una situación más, pero ideal para reflexionar. Este ritmo frenético que llevamos nos dificulta pensar en los demas. Me sumo a tus palabras, y pienso que ya es hora de cambiar. Gracias por la reflexión.

    Me gusta

  6. Realmente sí es para pensar en sobre cómo nos comportamos, sobretodo delante de nuestros hijos. Y sí… llegar a discutir por un ceda al paso… Pero hay tantas discusiones por cosas tan absurdas y se montan auténticos follones. ¿Tenemos mucha prisa? ¿Estamos muy nerviosos? O lo que dices tú… Nos hemos vuelto muy egoístas. Muy buena tu reflexión 🙂

    Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s