Caca, pedo, culo, pis

Esto es la cosa en el mundo que más gracia le hace a mi Minififi. Se parte de risa literalmente. Parece ser que hemos entrado en esa fase de “amor a lo escatológico” (yo pensaba que eso era más tarde) y ella, cada dos por tres, procura meter alguna de estas cuatro palabras en sus frases diarias.

“Mamá, vamos a hacer una tarta de caca y de pedos” (risas miles).

Según me cuenta, con sus amigos del cole también se tronchan al usar esos vocablos.

“Jugamos al tren de los pedos y del pis” (descojone absoluto).

Y así pasamos los días. No entiende que a mí no me haga gracia, porque según ella a su yaya y a mi amiga Bebes sí que les hace, y tiene muy en estima a quienes comparten su afición por las risas fáciles.

Esto debe ser algo bastante generalizado porque el mercado infantil nos deleita con juguetes y libros relacionados con el tema.

Imprimir

Yo veo, llamadme sosa, pero veo muy difícil que los temas escatológicos lleguen a hacerme gracia, pero por lo que se ve, esta fase durante mucho tiempo y tendré que acostumbrarme.

Es probable que mire para comprar el libro, me ha gustado mucho la pinta que tiene. Eso sí, puedo prometer y prometo que jamás de los jamases entrará en mi casa una muñeca que defeca, ¡hasta ahí podíamos llegar!.

Qué me contáis, ¿los vuestros también son fan del caca-culo-pado-pis?

Anuncios

12 comentarios en “Caca, pedo, culo, pis

  1. Está claro que todos los niños pasan por esa fase. Tiene de bueno que ya sabes con qué les puedes hacer reír y utilizarlo en momentos críticos y de malo que es un humor un poquito limitado. Pero son niños, lo malo es que conozco algún adulto que se sigue tronchando con lo escatológico, eso ya sí me parece grave. El cuento parece divertido.

    Le gusta a 1 persona

  2. jajaa. Mi hija de 2 años creo que está en la primera fase de esa etapa. Le digo: ¿Qué color es ese? “Popó!”, qué quieres de comer? “popó!” y se rié más cuando le digo que no puede comer popó. No estoy en contra de las muñecas ni nada de eso pero esperaré a que ella las pida XD. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Yo estoy contigo, no me hace gracia ninguna. Mi hijo aun no ha entrado en la fase, y espero que se la salte si es posible. Me han criado en un mundo en que nombrar un pedo es motivo de caras raras, y aunque no lo llevo al extremo y no me santigüo cuando escucho algo así, si que me siento rara. No se, para mi son cosas propias, íntimas y que no hay que florear por ahí. Con mi marido es otro tema, donde va a parar, pero de ahí afuera eso no es tema de conversación.

    El libro me ha llamado la atención, buscaré a ver de qué va 😉

    Le gusta a 1 persona

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s