Dormir con niños, o mejor, no dormir.

Lo intento, intento dormir con mi hija porque :

  1. Se que a ello le gusta
  2. Me tumbo junto a ella y al darse cuenta de que me he metido en la cama, automáticamente es abrazarme y acariciarme, ¡y eso me gusta mucho a mi!
  3. Cuando su padre llega a la cama y nos ve tan abrazaditas no nos quiere separar.

¿Cual es el problema?. Pues que ella necesita una cama de matrimonio para ella sola, y justo en esa sobran dos personas adultas.

Para que me entendáis, os resumiré mi noche durmiendo con ella en un momento:

dormir

A todo esto, sin olvidar a mi querida Calletana (no, no es un error es que se una gata, y como la encontré en la calle, pues se llama Calletana) ¡que se duerme en mi pies!

Y vosotras ¿cómo pasáis las noches? ¿Mejores que las mías?

 

Anuncios

20 comentarios en “Dormir con niños, o mejor, no dormir.

  1. Te leía y pensaba…. NO ESTOY SOLA!! jajaja. Son 10 kilos de querer dormir pegada a la teta con los pies en la cabeza o cuello de su padre, cabeza encima de mi cuello mientras la teta la coge con la mano. Si no, a las 3 de la mañana se despierta porque quiere jugar y como estamos durmiendo nos pega hasta despertarnos, y así todas las noches.

    Me gusta

  2. Pues hasta ahora mis noches son muy parecidas a las tuyas, me temo!!!! La cosa se está poniendo tan chunga para descansar que al final me he decidido a dejar de meter a la peque en la cama con nosotros. A ver cómo se lo toma!!!!

    Me gusta

  3. Pues más o menos así. Un niño atravesado ocupando la cama y dolor de espalda por la mañana. La gata de vez en cuando aparece y se mete dentro de la cama también y ahora el niño ya viene solo de manera esporádica. Creo que las camas de matrimonio deberían ser mucho más grandes. Besos

    Me gusta

  4. En nuestra vida habitual, JAMÁS!!, ella en su camita y nosotros en la nuestra y así dormimos todos felices y nuestros cuerpos lo agradecen.
    Pero ahora que estoy de vacaciones en mi tierra como solo hay una cama si dormimos juntas y en efecto es puro amor y ternura como t abraza con una mano mientras q la otra esta ocupada chupandose el dedo, pero en cuanto duerme profundamente yo dejo de dormir por la inquietud de su cuerpo! Y así llevo casi dos meses q mi cuerpo pide a gritos que lo vuelva a su hogar donde tiene cada una su propia cama jajaja

    Le gusta a 1 persona

  5. Calletana jajaja me meo! Yo confieso, aqui que no me lee, que la parte seria del colecho se la he echado a mi marido. Con la excusa de ‘es normal, no te ve durante el dia y quiere estar contigo’ es él el que esta en medio y el que se lleva los empujones. Tenemos la cuna si el lateral que se sube y baja anexa a nuestra cama, y aunque mi Terremoto sabe que ese es su sitio y ahi se duerme, a media noche le crece el amor por papa y se sube a nuestra cama para abrazarlo. Y empieza el tetris. Pero yo, que estoy por el otro lado y que duermo casi para morirme no me entero casi nunca!

    Le gusta a 1 persona

  6. Yo no tenía el problema con una gata. Más bien con un tigretón que se llama Pablo!
    Buffff. Nos está sirviendo de mucho un libro que se llama MI CAMITA
    No se quién es el autor, pero sale en Google.
    Con este librito, Pablito, que tiene dos años se está quedando en su cama. Increible.
    Por si la referencia le sirve a alguien.
    Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s