¿Te pones a su altura?

Y no, no hablo de las discusiones padres-hijos en las cuales a veces también nos ponemos a su altura (eso vendrá en otro post). Hablo de su independencia.

Cuando hablamos de independencia, hablamos de que, llegada una edad, en torno a los tres años, empiecen a hacer cosas por ellos mismos, ellos solos.

Pero para eso, tenemos que ayudarles. Imaginaos la vida a un metro de distancia desde el suelo. Cerrad los ojos, y situaos en vuestra casa. Si midierais un metro, ¿qué veríais?.

En mi casa, en la mayoría de las habitaciones, frontales de muebles. El día que Minififi comenzó a pedir independencia real para hacer cosas “zolita”, hice una lista mental de qué cosas podía hacer.

  • Lavarse cara, manos y dientes.
  • Preparar su ropa para el cole.
  • Ayudar a poner su mesa para cenar.
  • Ir sola al baño.
  • Ponerse, quitarse y colgar su abrigo y baby.
  • Enjabonarse y enjuagarse.
  • Vestirse y ponerse los zapatos.

Más o menos estas fueron las cosas que yo pensé basadas en lo que ella misma se veía capaz de hacer. Pero claro, teníamos un problema de “alturas”, porque no llegaba a la mayoría de los sitios.

banda texto

Lavarse cara, manos y dientes.

El lavabo de mi baño es de esos muy modernos que compras al principio cuando el tema de los hijos no es que te resulte lejano, es que ni te resulta. Por eso la solución de un taburete no me valía. Así que opté por usar ese artilugio que te dan con las casas y que te pasas años pensando en quitar (menos mal que no lo hice): el bidet. Y ahí le preparé su espacio. Compré una perchita, una minitoalla, unos recipientes para el cepillo y la pasta y un alargador para el chorro de agua. Pues oye, todo un invento. Cada mañana, mientras me maquillo, ella se lava la cara, las manos y los dientes antes de irnos al cole. ACIERTO ABSOLUTO.

3

Preparar su ropa para el cole.

Pues sí, llegamos a esa época. Minififi empezó a pedir elegirse la ropa para el cole y prepararla. ¡Que no se hable más!. Hice un cambio en el armario y metí la ropa del cole, y la ropa interior en los cajones que estaban a su alcance. Y ella encantada, ahora se prepara toda su indumentaria. Ojo, que hay que ir toreando para que ella elija la ropa adecuada, pero hay que dejarles para que quieran seguir haciéndolo. ¿Qué quiero decir con esto?. Que no se les puede decir a todo que no. Que si un día van al cole con la camiseta del Pequeño Pony y unas mallas de flores, hay que tragarse el “sentido estético” y callarse, total, su padre también la viste así, y si no, leed este post.

1

Ayudar a poner su mesa para cenar.

En este tema poco podíamos hacer con la mesa de la cocina, a no ser que le cortáramos las patas. Como no nos pareció muy viable, optamos por preparar su cena en la mesa baja del salón. Así que Minififi todas las noches, prepara su bandeja, su agua, su servilleta, cubiertos, plato y postre y se sienta en su mini-sillón a cenar. El sillón es una de las cosas que más hemos usado desde que aprendió a andar, una de esas compras que siempre recomendaré.

5

Ir sola al baño.

Esto me parecía fundamental, teniendo en cuenta que iba a empezar el cole y allí deben ir solos. Tenía que aprender a ir, limpiarse, y “arreglarse el tipo” para que lo del colegio no le pillara de susto. Ella nunca ha querido reductor en el wc y se apaña perfectamente para sentarse sin escalón, así que lo único que hubo que hacer fue poner el papel higiénico a su altura, que parece una tontuna, pero si no llegan, ¿cómo se van a limpiar? .

4

Ponerse, quitarse y colgar su abrigo y baby.

Esto lo vi en casa de mi querida Marijiji y me pareció fundamental. Tendemos a colgar las perchas a nuestra altura, y así no podemos pretender que ellos se habitúen a colgar su abrigo. Su percha, a su altura, y ¡voilá!, responsabilidad que se tomó ella sola. En el cole lo hacen, así que en casa, ¿por qué no? Igual que esa forma tan genial de ponerse el abrigo tirándolo al suelo (sabéis de los que hablo ¿verdad?). Pues si en el cole lo hace, en casa también.

2

Ducharse: enjabonarse y enjuagarse.

Para este punto he tirado de practicidad y lo que hago es meterla conmigo en la ducha. A ella le encanta, y a mi más. Lo pasamos genial jugando y a la hora de enseñarle a ducharse sola es muy práctico sin llenar todo el baño de agua. Si no lo habéis probado, ¡probadlo!. os gustará.

Vestirse y ponerse los zapatos.

Bueno, pues aquí no hay alturas, aquí lo que hace falta es paciencia. Por las mañanas no está muy por la labor, y tampoco le insisto yo mucho porque la visto casi dormida y siempre vamos tarde. Por la noche, para ponerse el pijama, y los fines de semana sí que lo hace ella. Al salir de la ducha, mientras yo me visto y demás, ella prepara sus cosas y se va vistiendo. A veces tarda muy poco, otras veces una eternidad, pero esto es así. Y para el tema zapatos, pues está claro, ¡bendito velcro!. Todo lo que puedo comprar de velcro o con gomas, lo compro. Y a veces se las pone al revés pero cada vez va afinando más. Voy a buscar sistemas de aprendizaje de ponerse los zapatos, ya os contaré.

Como resumen, solo os quiero decir, desde mi metro y medio de altura, que la vida  cuando no llegas a las cosas es complicada, y que no quiero que a mi hija le pase lo que a mi, que le echo morro y tengo toda la vida a Pocofifi colocando los tupper porque yo “no llego” ;).

Al final solo se trata de ayudarles y de buscar “grandes soluciones para gente pequeña”.

¿Qué cambios o adaptaciones habéis tenido que hacer vosotr@s para que los peques puedan hacer las cosas solos?.

Anuncios

18 comentarios en “¿Te pones a su altura?

  1. Jajajajajja! !! Lo que me he reído con lo de que su padre tb la viste así! ! Eso daría para hacer un máster. .. Yo tb me ducho con mi peque, ahorras tiempo que da gusto. Y lo del abrigo es tremendo de gracioso ver a los peques poniéndoselo. Me apunto lo de colocar una percha a su altura. Un beso guapa! !

    Le gusta a 2 personas

  2. Me ha encantado cómo le has acondicionado el bidé, ha quedado perfecto!
    Yo fuí de las que lo quitó pero por suerte no llegué a amueblar el baño antes de que naciesen los niños así que nos arreglamos bien con la banqueta , no hay mal que por bien no venga, no? jaja

    Le gusta a 1 persona

    • Los lavabos de diseño son muy monos, pero muy poco prácticos. Claro, que cuando yo lo puse, lo último que pensé es que mis hijos tenían que llegar para lavarse jajaja

      Me gusta

  3. ¡Me chifla el bidé! Yo le adapté bastantes cosas desde que empezó a tener interés por ellas, pero la verdad es que ya con tres años, pocas adaptaciones usa. Como no tengo bidé, le puse un escaloncito en el lavamanos, pero ya no lo quiere y prefiere hacerlo de puntillas. En el WC nunca quiso reductor, y el escaloncito le duró unos días; el rollo de papel, al no tener portarollos, está encima de la cisterna, así que lo coge perfectamente. Al final de todo se trata de hacerles las cosas más sencillas, pero ellos son los que marcan el ritmo, y los que deciden cómo están más cómodos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo también le tengo acondicionado el bidé y le tengo puesta una perchita para que cuelgue el abrigo. En lo del culete me niego, que después se limpia mal y se le pone rojísimo y con la ropa igual porque lo intenté y quiere ir siempre en chandal, jajaj
    Besitos

    Le gusta a 1 persona

    • Yo lo del culete le suelo limpiar yo cuando es kk. Con el pis la dejo “bajo supervisión”, quiero que aprenda porque luego en el cole no la limpia nadie :(. Un besazo guapa!

      Me gusta

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s