Los pequeños fragmentos de mi alma: mis amigos

A los amigos se los elige, dicen. Yo no he elegido a mis amigos. Hemos conectado de tal manera, que no podía haber sido de otra forma, que ser amigos para toda la vida.

Con la amistad siempre he tenido esa sensación, a los amigos no se los elige, aparecen en tu vida y, casi desde el primer momento, percibes la conexión, la chispa, la complicidad, y si los cuidas, y tienes la suerte que yo he tenido, esa sensación dura para siempre…

Podría ponerme a nombrar a cada uno de ellos, pero no es necesario. Los que lo son, lo saben. Los que cuentan con mi eterno apoyo y agradecimiento, lo saben. Los que me tendrán con ellos para siempre porque formamos parte del mismo mundo, lo saben. Yo también lo sé…

Y la conexión es tal, que no necesitamos hablar para saber qué nos pasa por la cabeza, ni qué nos preocupa, ni qué nos asusta. Pero como nos encantan las palabras, podemos pasar horas, meses, años sin parar de analizar el mundo, de dar sentido a las cosas que nos pasan, de buscar ironías y sin parar de reír.

Son los duendes que hacen mi vida más feliz, que han sido, son y serán, una de las mejores cosas que me ha pasado.

Últimamente, cada vez que nos miramos en el espejo, nos vemos más arrugas en los ojos. Arrugas de la risa, solemos decir… ¡Ojala nos salgan muchas más!

1

Anuncios

6 comentarios en “Los pequeños fragmentos de mi alma: mis amigos

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s