Mamá, ya no cuela…

banda-texto

  • Las compras

¿Dónde quedó aquello de ir de compras y poder elegir qué le comprabas? Ahora, además de tener claro lo que quiere, tiene claro también lo que no quiere. Y además es tan lista, que si unos zapatos no le gustan, dice que le hacen daño. Estoy convencida de que no es cierto, pero, ¿quién se arriesga? Total, que mi hija de cuatro años prácticamente se compra la ropa. Y por supuesto, elige lo que se va a poner en cada momento, faltaría más. Estoy a dos pasos de contratar un negociador profesional para el momento de preparación de la ropa para el día siguiente.

  • Los disfraces

Me encantan los disfraces handmade. Puedo pasar horas buscando ideas o pensando a ver cómo hacerlos. Y siempre trato de buscar ideas originales, para que no vaya disfrazada “de lo que todo el mundo”. Pues bien, eso se ha acabado. El “deloquetodoelmundo” ha llegado a casa y en Halloween nos disfrazamos de bruja. Nada más que comentar.

  • Las fiestas temáticas

Ya sabéis que soy de las que organizan fiestas temáticas para cada cumple de Minififi. Dos años me ha valido poder elegir el tema. A partir del año pasado, y sobre todo este, ya no hay opción. Todo aquello que no sean dibujos que salen en la TV no es bienvenido. Y claro, es su fiesta y parece que no está bonico montársela de algo que no sea lo que a ella le gusta. Si tenéis un bebe, y os gusta el rollo de las fiestas temáticas, aprovechad los dos primeros años para elegir el tema, porque luego, dadlo por perdido.

  • Los “vuelvo en un momento”

Antes colaba, os lo prometo. Me iba a trabajar o a cualquier parte y le decía: “Vuelvo en un momento”. Y colaba. Ahora ni de coña. Sabe que si me voy no es para un momento, así que he dejado de decirlo, porque me mira con cara de: eres una mentirosa.

  • Los regalos

Esos grandes momentos en los que los padres podían decidir qué traían los reyes o qué le regalaban en el cumple, han desaparecido. Quieres que le regalen unas zapatillas para el colegio: ¿Salen en Clan? ¿No? ¡Pues no hay zapatillas!

Evidentemente hay límites y si necesita ropa, necesita ropa. Da igual que cuele o no. Pero para ciertos regalos, como los de Navidad, a ver con qué cara les explicas que los Reyes Magos, tan majos ellos, le han dejado dos vestidos en lugar del último juguete de la Patrulla Canina. Mal.

  • Los “hoy no, mañana”

Minififi empezó muy pronto a tener memoria para esto. Si quería quedarse en algún sitio y le decíamos “vámonos, que mañana volvemos”, al día siguiente se acordaba la jodía. Ahora ya no es que se acuerde de un día para otro, es que se acuerda de un año para otro de cada cosa que prometemos, así que mucho cuidado con lo que se promete.

  • Contar

Hace unos meses os contaba en este post lo bien que me funcionaba el sistema de contar. Bien, pues ya no. Solo funciona si me ve tan enfadada que ya de lo mismo si cuento o no. Debe ser que ya ha descubierto que al llegar a tres no pasa nada…

RAYA

En fin, que se acabó el chollo en todas estas cosas, fue bonito mientras duró.

Solo espero poder seguir utilizando la carta de la magia durante unos pocos años más, que de momento, todavía cuela.

¿Os pasa lo mismo? ¿A qué edad notasteis que ya no podíais colársela a vuestros peques?

Anuncios

11 comentarios en “Mamá, ya no cuela…

  1. El mío con lo de la ropa desde muy pequeño ya quería lo que quería… Tiene 3 años y yo aprendí al 4 par de zapatillas que era él quien escojeria. En la tienda del pueblo flipa en colores el hombre, porque cuando él dice que no le gusta es imposible que se las pruebes! Así que en eso tengo un problema porque vamos siempre cortos de zapatillas no le gustan muchos modelos…
    Y la ropa más de lo mismo. Eso sí, en casa son los superheroes. Si tiene la cara de alguno es más fácil que lo use… Así que yo que odio los estampados chillones, que soy muy clásica para vestir lo tengo a mi niño vestido completamente de superheroes! Y lo peor de lo peor, estamos armando el dormitorio nuevo y eligió una decoración de Superman! Que ni borracha perdida la pongo en un sitio que se vea! (Era paredes rojas y quería la cama azul de Superman!). 😱

    Le gusta a 2 personas

  2. Jajajajaja y es que son taaaaan listos… sinceramente, mi peque ha empezado con el “no guta mamá” y así con todo. Que no quiere ponerse unas bambas determinadas para ir al cole? no guta papá. Que no quiere comer crema de calabaza porque no le apetece? No gusta mamá. Que no quiere ponerse el nuevo modelito que le ha comprado su ita (diminutivo de abuelita) pues: no guta mamá. Y así se queda. Yo directamente le preparo un par de conjuntos y le digo: ¿Cuál te gusta? Y ella elige, así no hay dramas.

    En cuanto a lo de mañana venimos, esta empieza a darse cuenta y se acuerda, y como no lo cumplas… rabieta de las buenas al canto.

    MUAS!

    Le gusta a 1 persona

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s