Otro punto de vista del Bullying

bullying

Sinceramente, no sé que me puede llegar a dar más miedo: no transmitirle a mi hija toda la seguridad que necesita para poder sobrevivir en su «pequeña jungla» o darle demasiada seguridad que se se crea la reina de las tiranas.

Cuando pensamos en Bullying, siempre pensamos en la victima y en la familia de esta (con esto no quiero decir ni mucho menos que no tengan todo mi apoyo). Simplemente,me gustaría explicaros que hoy quiero enfocar el problema desde el otro punto de vista.

Sinceramente, lo primero que se me viene a la cabeza es un menor pasándolo realmente mal. Por otra parte, me vienen a la mente unos padres que se tienen que sentir verdaderamente fracasados como padres.  Me gustaría aclarar que el ofrecer una perspectiva diferente no implica un apoyo hacia el acosador, sino más bien poder ponerme en la piel de unos padres que seguramente lo han hecho y hacen lo mejor que saben y pueden. 

El hecho de que un niño/a salga acosador o no, puede depender de tantos factores, desde haberle proporcionado tanta seguridad en si mismo que se convierte en un tirano, a tener tanta disciplina que utiliza la agresividad como una vía de escape, a no tener ningún tipo de norma con lo que ello conlleva…

Me pongo en la piel de esos padres cuyos hijos son unos tiranos con sus propios compañeros y me dan pena. Si, el niño es un tirano, la persona más odiosa que te puedas imaginar, pero,  ¿qué culpa tienen los padres? Ahora mismo se siente los padres más criticados y los padres más cuestionados…

¿Hasta que punto somos culpables de los actos de nuestros hijos?

Es muy difícil ponerse en la piel de la victima y de sus familiares, pero hoy me gustaría pensar en la otra cara (que no en el acosador), no siempre el acosador tiene una familia desestructurada. No siempre detrás de este problema la culpa es de unos padres dejados, no siempre la culpa es de los padres. Hay padres que intentamos/intentan educar de la mejor forma a los hijos (apuesto que la mayoría de los que estáis leyendo esto), pero no todos lo logramos.

Por esto hoy me gustaría decir a todos esos padres que creen que han fracasado o están fracasando:  

NO OS CULPÉIS, HABÉIS HECHO LO QUE CONSIDERABAIS LO MÁS CORRECTO Y LO MEJOR PARA VUESTROS HIJOS.  ¡VOLVED A COGER LAS RIENDAS!. 

Puede que se haya perdido una batalla, pero no la guerra, y la vida esta llena de batallas…

Y vosotros, ¿que harías en el caso de que vuestro hijo fuera el acosador?