Los pequeños fragmentos de mi alma: mis amigos

A los amigos se los elige, dicen. Yo no he elegido a mis amigos. Hemos conectado de tal manera, que no podía haber sido de otra forma, que ser amigos para toda la vida.

Con la amistad siempre he tenido esa sensación, a los amigos no se los elige, aparecen en tu vida y, casi desde el primer momento, percibes la conexión, la chispa, la complicidad, y si los cuidas, y tienes la suerte que yo he tenido, esa sensación dura para siempre…

Podría ponerme a nombrar a cada uno de ellos, pero no es necesario. Los que lo son, lo saben. Los que cuentan con mi eterno apoyo y agradecimiento, lo saben. Los que me tendrán con ellos para siempre porque formamos parte del mismo mundo, lo saben. Yo también lo sé…

Y la conexión es tal, que no necesitamos hablar para saber qué nos pasa por la cabeza, ni qué nos preocupa, ni qué nos asusta. Pero como nos encantan las palabras, podemos pasar horas, meses, años sin parar de analizar el mundo, de dar sentido a las cosas que nos pasan, de buscar ironías y sin parar de reír.

Son los duendes que hacen mi vida más feliz, que han sido, son y serán, una de las mejores cosas que me ha pasado.

Últimamente, cada vez que nos miramos en el espejo, nos vemos más arrugas en los ojos. Arrugas de la risa, solemos decir… ¡Ojala nos salgan muchas más!

1

Se te echa de menos.

momo

Octubre, 2013.

Empezábamos esta aventura con ganas e ilusión. Nos encantaba y nos encanta, hemos sufrido como muchas sequías de post jeje, y también hemos tenido momentos de tener que parar un poco.
Tu no vas a ser menos, también tienes tu vida, tu casa, tu trabajo.. Toda Blogger entiende que alguna vez haya que descansar una semana,dos,un mes, lo que haga falta.

Largas han sido nuestras tertulias del whast a altas horas. Hablando del blog, y acabando por arreglar el mundo (mariano, tu salías mal parado siempre). Nuestras lluvias de ideas que tanto te gustaban, nuestras locuras, nuestras carcajadas tras la pantalla.
Sabemos que no tienes el mismo tiempo que antes.
Pero se te echa de menos.
Estás hasta arriba ahora mismo, el descanso era necesario.
Pero se te echa de menos.
Esto cojea sin ti, se nota y lo notan las demás. Somos las 4 patitas de la mesa, y no hay cuña que la sostenga.
Se te echa de menos.

La ilusión a veces infantil que le ponemos a cada proyecto nuevo como el cambio de look del blog, la carta de los reyes, o el Tupper de croquetas. Este, nuestro rinconcito para soñar, gritar si es necesario, compartir lo que sabemos (o no), o simplemente hablar y ser escuchadas e incluso sentirnos apoyadas .
¡Se te echa tanto de menos!

Estamos aquí, esperándote. Sin prisas, sin promesas ni fechas. Como siempre hemos estado. Ésta siempre será tu casa, siempre tendrás tu sitio puesto en la mesa.
No tardes, se te echa demasiado de menos.

Tus maris (las tres patitas de tu mesa).