Y a esa pregunta, ¿qué le contesto?

Minififi habla mucho, muchísimo. Y pregunta casi más de lo que habla.

Ella se ducha conmigo, y siempre me ve cuando me pongo tampones. Desde muy pequeña los llama “los pequeños castillos”. El caso es que muchas veces me ha preguntado por qué me pongo eso y siempre le he contestado que eso es algo que se ponen las mamás y que ya lo entenderá cuando sea un poco más mayor.

Pero hace dos días, ante la misma contestación ella me dijo: “¿Me lo puedes explicar ya mamá? Te prometo que lo voy a entender, que ya soy mayor.”

Le dije que no, que aún no era el momento y se puso a llorar, con mucho sentimiento, porque dice que no le explico las cosas.

Os prometo que se lo explico todo, que le cuento muchísimas cosas, pero justo esto ha coincidido también con una situación parecida. Hablando de cómo se hacían los bebes (tema que llevamos abordando ya un par de años…), quería saber cómo se metían los bebes en la barriga. De ahí pasamos a la famosa “semillita” (llamadme chunga pero fue lo único que se me ocurrió), pero tampoco ahí quedo la cosa. Tenía muchísima curiosidad por saber cómo entraba la semilla, si había que comérsela, a qué sabía, etc. Me pilló fuera de juego, y eso que yo suelo tener respuesta para casi todo. Le dije que no se comía, y que luego, cuando fuera un poco mayor, le explicaría cómo era. En casa no tenemos tabúes, nos ve desnudos, se habla de todo, pero esto veía que se me iba de las manos.

Así que tengo a mi hija de cinco años pensando que no le explico nada y que la considero medio tonta porque le digo que no lo va a entender. Yo sé que si que lo va a entender, pero miedo me da la movida que se monte en su cabecita…

Necesito vuestra ayuda. ¿Cómo se le explica a una niña tan pequeña el tema de la menstruación sin hacer que tenga pesadillas? ¿Qué explicación hay que darle con el tema de la famosa semillita? Ni sé a qué edad les explican el tema reproductor en el cole, así que estoy más perdida que el barco del arroz con todo esto…

min

¿Alguien en la sala que me saque del apuro? ¿A qué edad consideráis que hay que hablarles de estas cosas?

5 cosas que debo recordar el verano que viene…

1.- Minimizar la bolsa de la playa.

1

2.- Por mucho que le gustara el agua el año pasado, a principio del año siguiente no tiene porqué acordarse…

Imprimir

3.- No vigilar a Minififi sentada en una silla de playa.

Imprimir

4.- El verano…¡mancha!

Imprimir

5.- Minififi se cansa de andar.

Imprimir

¿Se os ocurre algo más que esté olvidando?

Quitando estos pequeños detalles sin importancia, el verano ha sido perfecto, mucha playita, mucha piscina, muchas cañitas… ¡Mucho mejor de lo que pintaba!. Y aún no hemos terminado, que todavía queda la feria de Fifilandia, y un par de fines de semana largos muy especiales…

Pero, aunque las vacaciones siempre sientan de maravilla, ¡estaba deseando volver por aquí!. Encantada de saludaros de nuevo. ¡Besitos fifiles!

Mis 10 trucos infalibles

Hoy os traigo un post que es un poco pupurri, son 10 consejos que a mi me han servido durante estos tres años de maternidad, algunos los utilice solo en casos puntuales, otros los sigo utilizando y otros los utilice cuando minijijiji era pequeña.

Solo espero que os sean tan útiles como me fueron, me son y me serán en mi día a día.

aceite

A mi me fue de gran ayuda utilizar este tipo de jabón para la piel atópica de mi peque, es un jabón muy aceitoso, con lo que hidrata mucho la piel que es lo que necesitan cuando tienen este problema en la piel. No esperéis hacer baños de espuma con estos jabones porque no lo vais a lograr, mas bien son unos jabones que hacen poca espuma y no tienen el típico olor a bebe, pero va bien para su piel y para mi es lo mas importante. Te recomiendo que, si tu peque tiene piel atópica, no le dejes en remojo durante mucho tiempo. Bien, pues te daré otro consejo, antes de meterlo en el agua, con la piel seca, extiende jabón por todo el cuerpo, esto hará una película aceitosa en su piel y lo podrás dejar disfrutar del baño de vez en cuando.

6 toallitas

¿Cuantas de nosotras les hemos bajado la fiebre a nuestros peques mojando las toallas del baño y poniéndosela en las axilas, ingles y cabeza? Todas, ¿verdad?. Pues yo recurrí a otro método, tener un paquete de toallitas en la nevera y así solo las tengo que calentar un poquito con las manos y listo. Se las pongo en el cuerpo, cuando se han calentado cambio de toallitas y así no tengo ni toallas chorreando por el piso ni ella esta incomoda (porque no se como nos lo montamos que siempre cogemos las toallas mas grandes para bajarle la fiebre jiijijijijj)

2 hielo

De este me entere tarde, de hecho, es un consejo que os doy porque yo creo que habría agradecido que me lo dieran en su día. Chicas, en las primeras horas del postparto, si tenéis el pobre chichi inflamado y ardiendo, poneos hielo, os refrescara y ayudara a bajar la inflamación.

mancahs de sangre

¿A cuantas de vosotras os ha pasado que habéis tenido una mancha de sangre en una prenda de ropa y no se le ha salido? ¿A que la prenda se lavó con agua caliente? Pues muy mal chicas, el agua caliente fija todas las manchas rojas, tanto la sangre, como el vino, la cereza… se tienen que lavar con agua fría para no fijar la mancha.

4 chicle copia

A mi todavía me faltan un par de añitos, o eso espero, para tener que eliminar chicles de la ropa, pero si no sabéis como quitarlos, coged un hielo, lo ponéis sobre el chicle, se pondrá duro como una roca y ahora es solo cuestión de rascar con un cuchillo!

5 moñera

Este es uno de los que he descubierto más tarde, pero tengo a mi hija peinada en dos segundos. Si vais a los bazares orientales, encontrareis en la sección de lazos y gomas un donut de espuma como el que se muestra en la foto. Siempre me habían enamorado los moños de las niñas, tan bien hechos y saliendo del medio hacia afuera, no entendía como esas madres, conseguían moños tan perfectos, ahora lo se. Simplemente haces una coleta, metes la coleta por el centro del donut, abres la coleta que recubra todo el donut con el pelo, le pones una goma alrededor, recoges los pelos suelos y ¡listo!, moño en 30 segundos y monísimo. Ya si lo acompañas de un lazo bien grande (Marififi va por ti jijijij) ¡lo bordas!.

8 borrador magico

Tu peque ha dejado volar su imaginación y te ha pintado las paredes de la casa con lápiz o rotulador, no te preocupes, todo en esta vida tiene solución, o casi todo. Prueba con el borrador mágico, yo utilizo el de mercadona y la verdad que sirve para todo, paredes, zapatos, juguetes… Si tenéis alguna obra de arte por vuestra casa y no tenéis ganas de pintar todo la casa, probarlo y me contáis 😉

arnidol

Si tu peque se da un golpe y no quieres que le salga morado ni chichón te recomiendo arnidol, pero ojo, tiene que ser en el momento de nada sirve si se lo pones al cabo de 20 minutos. Lo que no os se decir es si se puede poner cuando hay herida, porque yo siempre se lo he puesto con golpe, así que si hay en la sala alguna mama mas experta que nos saque de dudas estaremos encantadas de contar con ella 😉

7 cocodrilo

La imaginación es uno de los factores mas importantes para los padres, cuando los niños no quieren comerse un puré de verduras porque les resulta muy aburrido. es tan fácil como decirles que es un puré de cocodrilo y contarles una pequeña historia sobre ese cocodrilo, o en el momento que se dan un golpe y lloran desconsoladamente porque se han hecho mucho daño (cuando tú en verdad sabes que no se han hecho daño), una jeringuilla y un vasito con agua y azúcar y mano de santo. ¡No he visto jarabe mas bueno que ese! (gracias Peineta por la receta ;))

10 peine

Minijijijiji tiene el pelo muy largo y por suerte o desgracia no ha sacado el pelo tan rizado que tengo yo, pero se le hacen tirabuzones. Como a cualquier niña, se le enreda y aunque a la hora de peinarse ella se deja, se que muchas niñas de mi alrededor no. Yo hace poco descubrí los cepillos anti enredos, no solo para los niños, lo utilizo hasta para mi misma. La verdad que no se que tiene estos cepillos pero ¡no pegan tirones! A partir de ahora, ¡las niñas van a ir que va a parecer que les ha lamido una vaca!


Yo ya te he contado todos mis pequeños truquitos, y tú, ¿me cuentas los tuyos?

Consejos para hacer fotos a tu hijo y no morir en el intento

Hoy, viernes de estrella invitada, tenemos la suerte de contar con la fotógrafa Clara Lozano, que nos da unos consejos para hacer buenas fotos a nuestros bebés y niños. Las maris y los minis le agradecemos mucho la aportación, porque nosotras somos bastante «fotopesadas» y estas indicaciones nos vienen al pelo. Esperamos que a vosotros también».

Me llamo Clara y soy fotógrafa. Muchas veces trabajo haciendo fotos a niños y bebes, y no os voy a engañar, a veces no es nada fácil. Suelo ir a las casas cuando se trata de niños y bebes de corta edad para que se sientan a gusto y estén mas tranquilos.

Me gusta usar objetivos muy luminosos para no tener que usar flash (odio el flash en fotografías de niños, a no se que sea un flash de estudio) por tanto hago las fotos por la mañana y cerca de una ventana. Además, un objetivo luminoso me permite desenfocar muchísimo, quedándote solo con el detalle de lo que quieres captar. Entiendo que no todo el mundo tiene una réflex, ni un objetivo como el que describo pero hoy en día las cámaras compactas te permiten hacer fotos geniales solo con tocarles algunos botones claves. Cuando el niño es mayor la cosa cambia, solo con que le digas: mira a la cámara, gírate, date la vuelta…. y te haga caso, es todo un mundo. Entonces es cuando puedes jugar mucho más con la fotografía, los planos y sobretodo el decorado.

Sé que la mayoría no sois profesionales en fotografía y a lo mejor os resulta complicado encuadrar, enfocar, disparar y que el niño/bebe salga bien… todo ello a la vez. Por eso os doy estos consejos.

1)    El consejo número uno es el más importante: Paciencia.

2)    Si el niño/bebe no quiere que le hagas fotos o no está muy receptivo, no intentes forzarlo porque va a ser un desastre. Una solución es hacérselas después de comer o después de dormir para que no tenga queja.

3)    Lo ideal es que escojas una escena en la que este cómodo y sobre todo entretenido: en el sofá, jugando con sus cosas, en la cama…

4)    Intenta evitar el flash, haz fotos de buena mañana y en la zona mas iluminada de la casa, frente a una ventana por ejemplo.

5)    También puedes hacer fotos fuera, en un parque (si la situación atmosférica lo permite), no vas a tener problemas de luz y además el paisaje puede quedar muy bien.

6)    IMPORTANTE: no tiene porque salir en todas las fotos mirando a cámara y sonriendo, a veces lo mejor es hacerle fotos sin que se entere y viviendo su vida diaria. Así consigues formar un recuerdo real.

7)    La cara es importante, pero también hay muchos detalles que es bueno que no pierdas, manos, pies, sus juguetes, su habitación…

8)    Intenta buscar un lugar de colores neutros y sin muchas cosas en medio, yo siempre intento escoger un fondo (pared blanca) y colocar una alfombra en el suelo.

9)    Haz muchas fotos, aunque luego las borres: Yo en una sesión de una hora, hago alrededor de 300-400 fotos y de esas elijo solo 30. Pero eso me asegura que habrá muchas fotos que estén bien.

10) Aparte de las fotos que tu le hagas también esta bien que contrates algún fotógrafo para que le haga unas fotos profesionales, es un recuerdo para siempre, para ti y para él. Y no digo esto porque yo sea fotógrafa, sino porque yo es algo que no tengo y me hubiese encantado tener.

11) Apúntate al mundo 2.0 y aprovéchalo, hoy en día los teléfonos móviles tienen unas cámaras alucinantes y te permiten captar muchos instantes inesperados. Luego puedes subirlas a una red social como Instagram (puede ser privado o público) y así tener una especie de diario que seguro que luego le encantará ver. O puedes ir más allá y hacerle un blog como el que yo le hice a mi sobrina Valentina http://misobrinavalentina.wordpress.com/ que solo tiene un año y medio y ya me encanta ver como ha crecido desde la primera foto! Aquí os dejo una muestra de mi trabajo con bebés y niños.

mg_9481385685_352284118158763_213234678_n
165993_367343159986192_828111483_nmg_5612la foto (8)mg_2618mg_5213mg_9153563816_478025408917966_1313564640_n_MG_2651602049_469041079816399_1484027998_n12712_406649502722224_789792606_n

*Imágenes prestadas por Clara Lozano a niblognibloga.

Espero que estos consejos os hayan ayudado en algo y aquí os dejo mi página web para que veáis el resto de mis trabajos http://claralozano.com/

Gracias a todos y ¡suerte con esas fotos!

Consejos que me dieron y el caso que les hice

Me dieron muchos consejos. Unos los pedí, otros no, pero en el fondo todos se agradecen porque siempre van con buena intención. Yo no soy muy de dar consejos si no me los piden, la verdad, pero si me los piden me explayo. Creo que este tipo de post les vienen bien a las futuras mamás primerizas, y como tengo unas cuantas a mi alrededor (alguna de ellas a puntito de pasar de futura a presente :D), pues allá va. Os cuento algunos de los consejos que me dieron, si les hice caso y si me arrepiento de haber hecho caso o no.

Cómparte un cojín de lactancia
¿Hice caso? Sí. ¿Me arrepiento? No.

Es una de las cosas que más he usado. Lo compré en Carrefour, gris con lunares blancos. Desde casi el primer momento hasta los 11 meses que terminamos con la lactancia, lo usé todos los días. También servía para que Frikito durmiese la siesta. Lo colocábamos encima del sofá, poníamos al niño encima, y ahí se dormía tan ricamente.

No gastes mucho en ropa de talla 0
¿Hice caso? Sí. ¿Me arrepiento? No.

Efectivamente, comprar mucho de talla 0 es tirar el dinero. Las primeras semanas crecen vertiginosamente, así que lo mejor es tener solo lo justo para que nada se quede sin usar.

Usa bodies blancos para poder lavarlos con lejía

¿Hice caso? A medias. ¿Me arrepiento? No.

A ver, es un buen consejo. Realmente, con lo que se manchan de caca lo más cómodo es tirar de lejía, pero es que hay bodies taaan bonitos y taaan coloridos, que te da pereza tenerlos todos blancos. Así que yo he tenido un poco de todo.

No compres cuna convertible
consejos
¿Hice caso? No. ¿Me arrepiento? Sí.

Este consejo, además, me vino por varias vías diferentes. En su momento pensé que era lo ideal por lo siguiente: la habitación de Frikito es muy pequeña, hasta el punto que no caben una cama de 90, una mesita de noche y un escritorio. Eso sí, tiene armario empotrado, menos mal. Me imaginé el cuarto con una cuna, una cómoda y un cambiador, y pensé que iba a ser realmente agobiante, así que me decidí por una convertible con cajones abajo en vez de cama, siempre buscando sitio para guardar cosas y con vistas a que le durase al menos hasta los 7 años. Pensaba, aunque es un mueble grande, está todo centralizado y quedará algo de hueco para moverse en la habitación. Problema: por ahorrar, compré un modelo descatalogado de Alondra, que es 10 cm más ancha que las que se venden ahora, 80×130 cm, cosa que no me advirtieron en la tienda (y encima, no sabéis la odisea para encontrar sábanas de 80). Me dí cuenta de que me había equivocado el mismo día que me la trajeron. Era mucho más grande y aparatosa de lo que me había imaginado, se come media habitación y es incómoda en el sentido de que no puedes retirarla para limpiar y no puedes acceder bien a las estanterías del lateral. No digo que las convertibles sean mala opción, simplemente creo que me equivoqué al elegir el modelo y que no era la mejor idea en nuestro caso, y quiero contároslo para que veáis la necesidad de pensar bien las cosas antes de gastarse la pasta. Ahora pienso que tendría que haberme apañado con una cuna normal y dentro de un tiempo comprar una cama pequeñita de Ikea que nos habría dado el apaño hasta que comprásemos la habitación definitiva, que va a ser de esas que la cama está en alto y con el escritorio debajo (porque no nos queda otra opción). Sumando el precio de la cuna y el de la cama pequeñita, no llego ni a la mitad de lo que me costó la convertible.

pezoneras

 ¿Hice caso? Sí. ¿Me arrepiento? No.

Tuve muchas grietas al principio. Sangre, dolor muy intenso. La matrona me dijo que no usase pezoneras, pero de ese consejo pasé. Os digo que si no hubiese usado pezoneras, mi lactancia en lugar de durar 11 meses, no habría llegado al mes. Las compré y las estuve usando unas semanas, hasta que conseguí recuperarme. Me advirtieron que las dejara cuanto antes, para que el niño no se acostumbrara a ellas. Tenía miedo de dejarlas por si me volvía a doler otra vez igual, pero las dejé, y de hecho, un poco me dolió, pero poco a poco el niño fue aprendiendo a engancharse bien y no volvimos a tener problemas. Estar usando pezoneras durante mucho tiempo es un coñazo porque ya dependes de tener que llevarlas siempre encima y por otra parte, no es lo más natural.

No le cojas tanto
¿Hice caso? No. ¿Me arrepiento? No.

Este consejo es el más cansino, con diferencia. Lo he ignorado desde el primer momento. He cogido a mi hijo todo lo que me ha dado la gana y más, y de momento no he notado ninguna consecuencia negativa de ello, al contrario.

Compra la ropa del año siguiente en las rebajas del anterior.

¿Hice caso? A medias. ¿Me arrepiento? No.

Esto es arriesgado. Yo lo hice con un abrigo de Zara que originalmente costaba 35 euros y en las rebajas del invierno pasado lo rebajaron a 12. Compré la talla 12-18 para este año, y efectivamente le queda como un guante, porque Frikito va con su talla. Yo creo que este es buen consejo para comprar gangas (como ese abrigo, que total, 12 euros no es nada), pero no me arriesgaría comprando muchas cosas, que nunca se sabe cómo van a crecer los niños.

No le pongas chupete

¿Hice caso? Por huevos. ¿Me arrepiento? No.

Mi idea inicial era no ponérselo. Luego, cuando empezamos a tener problemas con el sueño, admito que lo intenté, pero el niño me dijo que el chupete, para mí. Ahora la verdad es que me alegro, porque debe ser un poco traumático eso de quitárselo ahora.

En fin, otro día vendré con otros consejos, porque me dieron miles y miles pero ahora solo me acuerdo de estos.

Contadnos los que os dieron a vosotras, ¡ayudemos a las futuras mamis primerizas!

Guarderia sí o no

Siempre se dice que los niños que van a la guardería es porque no hay otra opción, desde aqui os digo que ese no es mi caso. Minijijijijiji va a la guarderia porque creo que es un bien para ella, y cierto es que desde que va  a la guardería he notado un cambia bastante grande en su comportamiento. Hoy voy a intentar dar mi punto de vista sobre los mitos que hay de las guarderías.

¿Son mejores las privadas que las públicas?

Ni mejores ni peores, simplemente tienes más ventajas porque pagas más, es decir, se adaptan a tu horario.

¿Se enferman mas?

Comparten sus virus, es lo que tiene la guardería, que les enseñan a compartir todo. Pero tampoco creo que sea algo excesivo, todos los niños en invierno, vayan o no vayan a la guardería se resfrian, y desde noviembre hasta marzo van con el moco colgando. (Menos Chollito, que le da por coger enfermedades mas raras ;))

¿Son más sociales?

Los niños hasta los 18 meses no son conscientes del mundo que les rodea, es decir, hasta los 18 meses no saben jugar con otros niños, vayan o no vayan a la guarderia. (Minijijijiji tiene casi 19 y sigue a su bola, no juega con ningun niño de su clase, es antisocial)

IMG_20140212_204802

¿Aprenden más?

Eso depende de la paciencia de cada madre/padre, no creo que un niño que vaya a la guardería sea más listo que uno que no vaya, si te pones a pensar en teoría el niño que no va a la guarderia tendría que ser mas listo, él tiene un adulto para él solo, mientras que en la guarderia son 10 para 1 adulto. (Minijijijiji todavia no se ha sacado la ESO).

¿Es un trauma para ellos?

Por suerte pude ir al periodo de adaptación de Minijijijiji y os puedo decir que cada niño es un mundo, es un periodo corto. Hoy en día todos los niños entran con una sonrisa de oreja a oreja en la clase, así que igual al principio sí, pero a nadie le gustan los cambios.

¿Y si viene con un arañazo o un mordisco?

Mi consejo es que no ardas en cólera, piensa que son niños, y hoy la marca la lleva el tuyo, pero puede que mañana sea el tuyo quien de ese mordisco. (Las profesoras nunca os dirán qué niño lo hizo, por experiencia propia.)

Espero que si alguna tenía dudas sobre si llevarlo a la guarderia o no, os haya solucionado un poco la duda, si me preguntáis personalmente os diré que sí, que los llevéis, no van a ser más listos, ni más sociables, ni más buenos, pero quizás si hacen cosas que en casa no se nos ocurren o simplemente no tengamos la paciencia para enseñárselas.

y vosotras, lo lleváis a la guarderia?

Besitos, nos vemos pronto!