Los 5 imprescindibles de Minififi

Son las cinco cosas sin las que no puede vivir, lo que más le gusta o esas cosas que si se rompen o pierden, hay que sustituir de inmediato:

  • El cepillo de pelo antienredos: Bueno, la que de verdad no puede vivir sin esto soy yo, que soy la que sufro el tener que desenredarle cada día. Usamos el de Mercadona, y la verdad es que se nota mucho la diferencia con otros cepillos. Y lo digo con conocimiento de causa, porque yo tengo el pelo muy rizado y me cuesta bastante desenredarme. Con este cepillo, ¡milagro!, desenredarse ni cuesta ni duele.

00187064111328____6__516x640

 

  • Folios y rotuladores: es lo que más le gusta, con lo que más se entretiene y lo que usa a diario. Le encanta dibujar y pintar. A mí también, así que yo encantada. Le pongo a su disposición todo tipo de ceras, colores y rotuladores. Con ningún juguete pasa tanto tiempo.
  • Disfraces: tenemos tantos que yo ya no se ni donde guardarlos. Tutus, vestidos de princesas, de médicos, de los Power Ranger, tacones, collares diademas, coronas… Porque todos, absolutamente todos los días se disfraza. Es lo primero que hace al llegar del cole, así que se merece tener buen surtido. Es un imprescindible de los cumples y de los reyes magos.

cofre-disfraces-hada-princesa_49228_3_1

  • Sopa: si por ella fuera, desayunaría, comería, merendaría y cenaría comiendo sopa. Es como la antítesis de Mafalda. Le chifla. En todas sus versiones y sabores. Asi que está claro, en casa nunca falta ni caldo ni estrellitas, letras, puntos, fideos…

162-istock-000005484182xsmall-s

  • Bolsas: de todo tipo y en todas sus versiones. Las tiene colgadas del manillar del patinete, metidas en cajones, las tiene por todas partes. Con ellas juega las compras, o a los viajes, no para de meter y sacar cosas, una locura con las bolsas. Le guardo las mejores, esas pequeñitas de perfumería, pero vamos, a ella le valen todas. Esas tan monas y las de plástico de Carrefour.

bolsa-plc3a1stico2

Y en vuestra casa, ¿cuáles son las cosas sin las que vuestros pequeños no pueden vivir?

 

¡Nuestro juego preferido!

Hace poco leí en un artículo que jugar a disfrazarse es un juego con muchos beneficios para los pequeños. Fomenta la creatividad y la imaginación, desarrolla la asertividad y ayuda a expresar los sentimientos.

Disfrazarse es una manera de jugar, de divertirse y sobre todo, de aprender.

A Minififi le encanta disfrazarse, desde muy pequeña. Pero no solo hablo de los disfraces que yo le pongo para Navidad o Carnaval, sino de disfraces que ella se inventa a cada rato. Cualquier cosa le vale, unas gafas, una peluca, pañuelos, tacones, joyas, mis medias… todo es “ponible”.

Y a mí me encanta que le encante porque es uno de mis juegos preferidos. Adoro verla con sus cien cosas colocadas y cambiando de personaje cada rato. Lo mismo es una princesa, que una doctora, que va disfrazada de mí o de su padre con unas zapatillas del 43.

Imprimir

Y lo mejor de los disfraces, el poco espacio que ocupan. En casa tenemos un baúl especial para ellos, regalo de unas amigas (acierto total), y ya se está quedando pequeño. En breve tendré que hacer una inversión y comprar uno grande de madera, yo siempre quise tener uno.

Así que mientras ella quiera, en casa seguiremos disfrazándonos con cualquier cosa que pillemos.

¿Qué me decís? ¿A vuestros hijos les gusta disfrazarse?