Rupit

Después de las vacaciones nos pusimos hacer más turismo a nivel provincial, la verdad que cuando estamos de vacaciones nos encanta descubrir los rincones tan bonitos que nos podemos encontrar, y no somos conscientes que a pocos kilómetros de nuestra casa podemos encontrar verdaderas maravillas. Así que, para inaugurar esta sección, voy a empezar por un pueblo muy pequeñito pero con mucho encanto.

titulo-rupit

La verdad, que las expectativas que llevaba hacia este pueblo eran muy grandes, todo el mundo me había hablado maravillas y les tengo que dar la razón, es un pueblo precioso, pero masificado, pensad que es un pueblo muy pequeño, de 281 habitantes ¡tiene más de 3 aparcamientos! Así que si vais , ¡id con paciencia o bien temprano!

El pueblo, como os he comentado es muy pequeño, pero con mucho encanto, tiene diferentes rutas para hacer senderismo y de diferentes niveles, a 30 minutos aproximadamente está la cascada de Salt de Sallent, en Información de Turismo, nos invitaron a hacerla, así que no debe ser una ruta difícil, pero nosotros, por problemas técnicos que contaré más adelante no pudimos ir…

Es una excursión ideal para hacer con peques, ya que pueden correr, saltar y experimentar. Sobre todo alucinaron con el puente colgante, eso si, hay un cartel bien grande que pone, prohibido más de diez personas, bien, pues o la gente no sabe leer o le gusta el riesgo.

En ambos lados, antes de cruzar el puente, tenéis una escalera para poder bajar al río. Poca gente baja, no os lo perdáis es un paisaje precioso. Si seguís por el camino, después de ver una pequeñita cascada, hay una zona de picnic donde podéis comer.

Por lo que hace referencia a comer, no tendréis problemas, hay infinidades de restaurantes, solo dos consejos, reservad el restaurante nada mas llegar, nosotros nos pusimos a buscar restaurante a las 12.00 y ya prácticamente era imposible. El otro consejo, si tenéis prisa no vayáis al restaurante el Mirador del Pont (justo cruzando el puente.) Teníamos reserva a las 13.30, ahí estábamos, super puntuales, a las 15:30 todavía no nos habían servido. Así que os imagináis porqué no pudimos ir a ver la cascada (ahora lo pienso y no se como tuvimos tanta paciencia).

Este ha sido nuestro paseo por Rupit, cada mes intentaremos seguir conociendo esta preciosa tierra, ¡así que si tenéis alguna sugerencia estaré encantada de escucharla!

Granja Escuela

Todavia me acuerdo lo nerviosa que me ponía que vez que llegaba el día de irme de excursión con el colegio, aunque fuera a ver una obra de teatro, me daba igual, todo lo que fuera hacer algo fuera de lo cotidiano me encantaba. ¡Pero todavía me acuerdo más del día que me enteré que las excursiones que hacías con el colegio las podías hacer también  con los padres! (en defensa de mis padres diré que era otra época y la forma de entretener a los niños era de otra manera).

Esta Semana Santa llevamos a Minijijiji junto a unos amigos a visitar una granja escuela, ¡tengo que reconocer que fue una experiencia genial!.

image

image

Nosotros somos urbanitas, por esta zona pocos animales de granja vemos; somos de los que creemos que la leche sale de un tetrabrick y los huevos vienen en carton, así que creímos que era buena idea eso de ponernos el chandal e ir a pisar mierda ¡literalmente!.

Si estáis cerca de Barcelona, sin ninguna duda os recomiendo la Masia Can Deu en Sabadell. El trato es espectacular, os dejan tocar todos los animales (menos los cerdos por seguridad), darles de comer, ver dónde viven y qué obtenemos de ellos. Y lo más importante, se adaptan a la edad de los niños.  Como sabéis,los Minis tienen dos años y dependiendo que actividades, a ellos se les puede hacer muy pesada, sin embargo esta se hizo muy amena y divertida.

La actividad es muy completa, y dura entre 1 y 3 horas, dependiendo de las actividades que elijas, en la puerta de la Masia tienen una zona picnic donde poder dar de comer a los «granjeritos «, ¡porque salen con un hambre!.

Y vosotros, ¿qué tipo de excursiones soléis realizar con los peques?.