¡Nuestro juego preferido!

Hace poco leí en un artículo que jugar a disfrazarse es un juego con muchos beneficios para los pequeños. Fomenta la creatividad y la imaginación, desarrolla la asertividad y ayuda a expresar los sentimientos.

Disfrazarse es una manera de jugar, de divertirse y sobre todo, de aprender.

A Minififi le encanta disfrazarse, desde muy pequeña. Pero no solo hablo de los disfraces que yo le pongo para Navidad o Carnaval, sino de disfraces que ella se inventa a cada rato. Cualquier cosa le vale, unas gafas, una peluca, pañuelos, tacones, joyas, mis medias… todo es “ponible”.

Y a mí me encanta que le encante porque es uno de mis juegos preferidos. Adoro verla con sus cien cosas colocadas y cambiando de personaje cada rato. Lo mismo es una princesa, que una doctora, que va disfrazada de mí o de su padre con unas zapatillas del 43.

Imprimir

Y lo mejor de los disfraces, el poco espacio que ocupan. En casa tenemos un baúl especial para ellos, regalo de unas amigas (acierto total), y ya se está quedando pequeño. En breve tendré que hacer una inversión y comprar uno grande de madera, yo siempre quise tener uno.

Así que mientras ella quiera, en casa seguiremos disfrazándonos con cualquier cosa que pillemos.

¿Qué me decís? ¿A vuestros hijos les gusta disfrazarse?

Las nuevas tecnologías

Como es posible que un niño de 2 años sepa utilizar las nuevas tecnologías mejor que los adultos. Porque se de donde salió Marijijijijiji y se, que ahí no había ningún componente electrónico, sino pensaría que tiene implantado un microchip debajo de la piel.

No me digáis que no, es curioso ponerle a un niño una tablet o un mobil delante y ya tienen el dedo tieso porque saben que con ese dedo controlan toda la tablet.

Nosotros conectamos muchas veces la tablet a la televisión y Minijijijijiji se pone como loca pensando que va a poder trastearlo todo a su antojo, pone su dedo en modo ON y se dispone a tocar la pantalla como una loca, a los dos segundos se da cuenta que no funciona y empieza a preguntar desesperadamente porque no va!

Pero no es solo con las tablets y los teléfonos los niños de hoy día tienen una habilidad innata para los juegos electrónicos, Minijijijijiji tiene el juego de conecta que consiste en encontrar por ejemplo a la cría del perrito o el color del pato, como es posible que sepa jugar a eso, y nos ponemos a jugar con un puzzle de madera de toda la vida te dice que lo hagas tu, que ella no sabe… En Fin!

Cierto es que la tecnología es un avance para todos, pero a veces, la utilizamos para entretenerlos o para tener 10 minutos de relax.

Pero lo que realmente me da rabia, es que haya niños que prefieran quedarse delante de una pantalla toda la tarde que no les aporta nada, antes de salir a un parque a jugar. Es triste que un niño prefiera pasarse la tarde jugar con una videoconsola antes que salir a correr con otros niños.

Yo soy consciente que Minijijijijiji utiliza la tablet, lo que no le consiento es que se quede con cara de tonta mirando una pantalla, ella adora los cansinos de los cantajuegos(donde han quedado los payasos de la tele…) pero sabe que o baila o mientras esta escuchando la música esta jugando con un juguete o se la quito. Hay que moverse!  Y porque es invierno, que sino como dice mi madre:

– Hija mía, la casa no se te cae encima!

Y vosotros, como lleváis la tecnología con los peques?

 

Distracciones para el invierno

Ya ha llegado el invierno, le ha costado llegar pero ha llegado con ganas, se acabaron esas largas tardes de parque, de largos paseos y hasta de ir hacer la compra al súper de al lado de casa, con este frío cuesta salir con los peques, sin hablar del tema mocos y constipados que los cogemos en Noviembre y no los soltamos hasta Mayo, pero este es otro tema, hoy os traigo 5 actividades que hacer con los peques para intentar distraerlos un poco estas largas tardes de invierno.

Biblioteca

Como ya os comenté en otra entrada, las bibliotecas tienen una zona infantil ideal para los niños, aparte de pasar una tarde diferente y entretenida van creado hábito de ir a la biblioteca, no les obligan ha estar en silencio, pero tampoco los dejan estar saltando y jugando por toda la sala. Como ya os comenté, en la mayoría de las bibliotecas hacen la hora del cuento para diferentes horarios, no os preocupéis si el primer día os tenéis que salir, como me dijeron el primer día que fui, escuchar cuentos es un hábito que se crea día a dia. Así que si tenéis una biblioteca cerca os aconsejo que vayas a pasar las tardes de invierno.

Parque de bolas

Para Minijijijiji la mejor distracción para las tardes frías, se lo pasa en grande, ojo, tenéis que tener en cuenta que no es un sitio donde dejáis a los niños y os podéis «despreocupar» de ellos, no, por lo general tenéis que estar atentos vosotros de vuestros hijos, por lo general tienen zonas para diferentes edades, pero minijijijijiji tiene 2 años y se mueve por todo el parque como Pedro por su casa. Os lo aconsejo 100%. Por lo general estos sitios tienen precios especiales si pasas toda la tarde allí. Nosotras por lo general solemos ir una vez a la semana.

wpid-img_20141114_183658.jpg

Cabañas

No se si vosotros os acordáis cuando erais pequeñ@s, pero a mi me encantaba crear mi cabaña, muchas veces recuerdo que le decía a mi madre que me quería quedar a dormir en ella, y mira que eran simples, toallas y pinzas y teníamos un castillo que hacia volar nuestra imaginación, por eso a Minijijijijiji le creo sus Cabañas, a ella le encanta cenar, darle a sus muñecas de comer y la ves entrar y salir e invitarte a entrar a tomar un café, sin duda, lo tenéis que hacer!

wpid-img_20141125_225600.jpg

 

Minichef

minijijijijiji esta en la etapa de » te ayuyo» ella me quiere ayudar a todo, desde fregar ( no os lo aconsejo… Y menos teniendo parquet… La que me lió…) hasta hacer la cena, así que si, aprovechamos su buena fe para cocinar cosas sencillas, los cruasanes de marififi, las palme rutas que espero que las ponga próximamente o incluso la cena, pizza, sándwich, etc…

wpid-img_20141204_205653.jpg

 

Amigos en casa

Ya, se lo que estáis pensando, pero hay que hacerlo, necesitan relacionarse en invierno también jijijiji, además, no me diréis que 2 o 3 se entretienen juntos mejor que 1 solo, y total, si tienen que desmontar la casa te lo desmonta igual 1 que 2, así que a invitar a los amigos a casa y a empezar la diversión!

wpid-img_20141111_182303.jpg

 

Y vosotr@s, que hacéis para entretener a los peques en las tardes tan frías?

Minirecetas

Para que veáis lo bien que Frikito está aprovechando la cocinita de la polémica y todos sus complementos, hoy os voy a enseñar unas recetas que él mismo prepara y que me ha pedido que os ponga en el blog, por si los otros minimaris o los hijos de nuestras lectoras se animan con ellas.
Mi niño es carne de Masterchef junior, ya lo estoy visualizando.

frikito_chef

receta1
Ingredientes

  • Macarrones transparentes
  • Vaso de plástico
  • Pelusa

Elaboración

Se vierte el contenido de la caja de macarrones transparentes en una sartén de plástico agitándola fuertemente, no vaya a ser que no caiga todo. Seguidamente se coge un vaso de plástico y se echa también a la sartén, para que suelte el juguillo. Se tapa con un plato de plástico. Después, hay que mirar fijamente la lámpara durante unos segundos con la mirada perdida. Se destapa la sartén y acto seguido hay que salir corriendo y gritando «nongo nongo nongo» hacia la otra punta del salón a por una pelusa (gracias por no barrer hoy, mamá, sin ti esta receta no sería posible). Se echa la pelusa junto a los macarrones transparentes y el vaso, y unos segundos después se lanza todo por los aires mientras se suelta una carcajada.

Nota. Este plato está muy rico, pero suerte a la hora de encontrar los macarrones transparentes esparcidos por el suelo.

receta2
Ingredientes

  • Pescado de plástico
  • Fregona
  • Madre/padre/abuela despistad@

Elaboración

Se coge el pescado de plástico y se lanza al suelo con furia. Una vez en el suelo, es necesario darle patadas pasillo arriba-pasillo abajo durante al menos 2 minutos. Luego hay que quedarse parado unos segundos mirando el cubo de la fregona que está en la otra punta del pasillo (gracias de nuevo, mamá). Seguidamente, dirigirse hacia el cubo pateando el pescado por el camino. Hacer un alto en mitad del pasillo para intentar abrir la puerta del zapatero, una vez más. pescadoAl comprobar, de nuevo, que es imposible porque un cierre de seguridad te lo impide, retomar el objetivo inicial de alcanzar el cubo de la fregona. Una vez allí, tomar el pescado del suelo y sumergirlo en el agua (opcionalmente, puedes sumergir también uno de los zapatos que lleves puestos, esto ya depende de si te lo puedes quitar). Por último, mirarlo unos segundos, rescatarlo del agua, comprobar qué tal sabe y emplatar.

Nota. Es imprescindible para el éxito de esta receta que la persona que se encuentra contigo esté despistada a partir del momento zambullida en fregona.

¡Esperamos que os hayan gustado estas minirecetas!