Segundo hijo…

Estamos en esa fase que todo el mundo te dice:

– Y el segundo ¿para cuando?

Pues hoy vengo a contestar a esa pregunta (no os emocioneis que no hay buenas noticias jijiji).

Con lo dificil que es conciliar vida familiar y vida profesional con un solo hijo, ¡veo tan lejano poder ir a por el segundo!. Os voy hacer un pequeño resumen de mi día a día para que me digáis en qué momento podría encajar un bebe en mi situación…

banda-texto

7.30: Suena el despertador y nos ponemos en marcha, (esposo cambia de turno cada 9 días así que partimos con el turno mañana).

8.30 – 8.40: Después de varias peleas podemos salir por la puerta, por supuesto con la hora pegada.

8.45 – 8.50: La dejamos en casa de la yaya.

9.00-18.00: Mi vida como madre es inexistente. Únicamente soy trabajadora.

18.15-18.20: Voy a buscar a mi hija en la casa del familiar o amigo que la tenga (desde aquí un besazo a todos! ¡Sin vuestra ayuda esto no seria posible!)

18.30-20.00: Nos lo pasamos jugando en el parque con los amigos, aprovechando para ir a comprar o realizar las extraescolares.

20.00-20.15: Ducha

20.15-20.45: Cenar

20.45-21.00: Cuento y dormir

21.00-7.45: Planteándome mi vida como madre…

Así que, si no contamos las horas que pasamos durmiendo, disfruto de mi hija 4 horas y 30 minutos al día.

Mmmmm, ahora lo veo plasmado en la pantalla del ordenador y todavía me parece mas impresionante…

Y tu, ¿te ánimas a por el segundo?