¡Todo por medio!

Bueno, pues ya estoy en ese punto en el que mi madre se tiró más de 20 años. De cinco frases que salen de mi boca, una de ellas es:

“Todo por medio, estoy harta ya de ir recogiendo a todas horas”.

Y es cierto. Me paso el día quitando cosas del medio, y aun así, me dan ganas de salir corriendo.

Solo tengo una hija, pero también es verdad que únicamente tengo dos habitaciones. Y ya no me cabe ni un alfiler.

Para que su habitación no parezca Diógenes, tenemos todos sus juguetes en el salón. Y sí, todos apilados, recogidos y guardados en cubos, pero sigue pareciendo un circo.

fotos

Sé que me diréis que más pena me va a dar cuando Minififi crezca y ya no haya nada que recoger, es cierto. Pero los momentos de ver todo por medio y pensar que mi casa es un desastre son inevitables.

Así que tengo dos problemas: por un lado, no sé cómo organizarlo todo, y por otro, no sé cómo hacerle entender a Minififi que recoger, además es colocar.

¿Alguna idea de cómo solucionar cualquiera de las dos cosas?

En fin, que espero no ser la única con el salón modo “parque de bolas” ni la única que va por la vida a gritos compadeciéndose de sí misma cada vez que llega a casa y la encuentra en modo batalla campal.

Anuncios

 Lottie, las muñecas que parecen niñas, no modelos

¿Nunca habéis pensado en las muñecas que a nuestros hijos e hijas se les meten por lo ojos?. ¿Las habéis observado?. Porque una vez que salimos de los bebes y Nenucos, la siguiente generación de muñecas que llegan son casi en su totalidad “vigilantes de la playa”. Princesas Disney con medidas 90-60-90, Barbies que pasean con sus musculados novios en descapotable, todas ellas enfundadas en sus escotados vestidos y monos de licra…

Nuestras minis tienen cuatro años. Son mucho más parecidas a las Barriguitas que a estas mini-chicas de cuerpos esculturales y rubia melena. Por eso queremos hablaros de unas muñecas que nos han encantado, y que están mucho más cerca de la realidad de las niñas y niños de esta edad.logo

Se llaman muñecas Lottie, y se divierten haciendo cosas tan comunes para nuestros hijos como ir al colegio, montar en patinete o disfrazarse de pirata. También tienen la opción de chico, con menos variedad pero estamos seguras que irán ampliando.

Nuestras minis están fascinadas con ellas, así que esto promete colección.

Su precio ronda los 20€ (dependiendo de los modelos), hay muchos accesorios para poder ir adquiriendo y cada una es diferente. Podéis comprarlas en la tienda online de Lotties y en Amazon.

Qué queréis que os digamos, preferimos que ellas vean como natural este tipo de cuerpos de muñeca, bastante parecido al suyo dentro de poco, que las cinturas imposibles de avispa y los pechos que parecen recién pasados por quirófano, de otras muñecas del mercado. Además, Lottie tiene una edición especial donde sus chicas son científicas y aventureras, mucho más interesante a nuestro parecer que sólo pensar en vestidos, tacones, y salones de belleza.

Y como sabemos que a vuestros minis les encantarían, ¡Lottie nos regala una muñeca (a elegir entre los dos modelos que tienen las minis de NBNB!.

En nuestro Facebook podéis encontrar las bases, estad atentos. ¡Mucha suerte a tod@s!

SORTEO

Si os han gustado las muñecas y queréis saber más, no dejéis de inscribiros en al Club Lottie, donde además de encontrar muchas novedades, tendréis un descuento del 10% para la primera compra (pulsad la imagen para inscribiros).

Club-Lottie-slide

¿Conocíais estas muñecas? ¿Qué opináis del tipo de muñecas actuales? ¿Pensáis que es el modelo de belleza que nuestros hijos deben normalizar?

 

 

 

El valor del dinero

Minififi sabe lo que es el dinero, pero no sabe cuánto vale.

El otro día se encontró un euro en el suelo. Estaba contentísima porque con eso dice que íbamos a comprar toda la decoración para su próximo cumple.

Yo quiero que aprenda lo que vale el dinero. Sé que todavía es pequeña, pero quiero que poco a poco lo vaya comprendiendo, así que voy usando con ella los siguientes métodos:

  • Le he explicado que el dinero se gana. Que mama y papa trabajamos para que nos paguen con dinero y así poder comprar comida, ropa, etc.
  • Tiene una hucha, donde vamos guardando todas las monedas que le dan.
  • Jugamos a las compras, y yo uso precios más o menos reales cuando me toca ser vendedora.
  • Le explico que el dinero hay que usarlo para comprar cosas importantes, y de vez en cuando caprichos. También le contamos que la luz vale dinero, y el agua, y la casa.
  • Para las épocas de regalos, le hago entender que hay juguetes muy caros, y que si ese es el que quiere, solo podrá pedir uno.

44

No sé si de momento le quedara muy claro. El otro día me despisté en un bar y cuando me di cuenta estaba en una mesa de gente desconocida pidiendo dinero para su hucha. ¡Imaginaos qué vergüenza! Según ella, para pagar la zona azul cuando fuera mayor (cuanto mal ha hecho el afán recaudatorio del ayuntamiento en este mundo), aunque luego le confeso a una amiga mía que era para pagar su boda. Oh my god.

En fin, que espero que conforme vaya creciendo lo entienda mejor, pero de momento ya ha comprendido que el dinero, ¡no cae de los arboles!

¿Cómo trabajáis vosotros con ellos el tema del dinero?

Mamá, quiero una mascota

Esa es la frase que últimamente escucho unas cien veces al día (además de la de “mamá, quiero un bebe”). Antes pedía un perrito, luego un gatito, después peces, y ahora es una liebre (no preguntéis).

Yo soy muy amante de los animales. Pero no de tenerlos en casa. No me gusta ver animales encerrados, sufriendo. Soy de las que lloré cuando murió mi pez, y de las que no permito que se mate a ningún animal en mi presencia, ni moscas ni arañas. Eso es algo que trato de hacerle entender, pero tiene cuatro años y no lo consigo del todo.

No entiende cuando le explico que los peces deben estar en los ríos y en el mar, que las liebres no son animales domésticos, que no podemos tener perro porque no estamos mucho en casa y estaría solo todo el día.

Creo que todos los niños pasan por ese momento en el que piden una mascota, y de verdad que la quieren, pero en la mayoría de los casos, o al menos en el mío, igual que quieren un muñeco o la cuchara-pajita que sale en los cereales.

banda-texto

Eso es lo que hay que hacerles entender. El hámster que corre en una rueda o el pez que da vueltas sin parar en una diminuta pecera no son juguetes. Son seres vivos, que nunca deben ser usados como entretenimiento para luego abandonarlos en un rincón limitándonos a darles de comer. Esa es mi opinión.

Y no nos engañemos, si nuestro hijo nos pide una mascota, hay que preguntarse antes a uno mismo si de verdad queremos una mascota, porque pasados tres días, la mascota será nuestra. Nosotros seremos los que tengamos que hacernos cargo. Así que, si no la queremos, mejor abstenerse.

Pero como mi hija puede llegar a ser muy pesada, al final he sucumbido y le he comprado un gato y unos peces. Aquí los podéis ver:

defsdg

Son muy monos, ¿verdad? No sufren, no están encerrados, no hay que darles de comer, y lo mejor de todo, yo tampoco sufro.

¿Qué opináis? ¿Tenéis mascotas a petición de vuestros hijos?

Minas de Sal de Cardona

Este fin de semana hemos ido a las Minas de Sal de Cardona y ¡venimos encantados!

titulo-cardona

No lo hemos pasado muy bien, hemos aprendido mucho y hemos disfrutado en familia, que al fin y al cabo, eso es lo importante.

Como os conté una vez en este blog, yo de pequeña me pensaba que las excursiones solo se podrían hacer con el colegio y desde que soy madre, disfruto tanto de estas pequeñas cosas…

Una vez llegas a las Minas de sal, entras en taquilla, o bien para canjear tus entradas electrónicas o bien para adquirirlas. Una vez tengamos nuestras entradas, nos darán una acreditación, un mapa y un gorro para la cabeza, (¡ni que decir tiene, lo feliz que son los niños con un gorro de papel!) Estuvimos esperando alrededor de una hora y la verdad que, gracias a los gorros y algún que otro juguete, la espera se hizo relativamente corta.

Para ir hasta la entrada de la mina, se accede mediante furgoneta (muy comodonas y muy bien preparadas) aproximadamente dos minutos de viaje.

Una vez llegas a la entrada de las Minas, la imaginación de los niños da para mucho, desde dragones, pasando por serpientes gigantes y acabando por murciélagos. Allí nos esperaba Miriam, una chica muy maja que nos explico la historia de las Minas a la perfección, pero lo primero es lo primero, las normas: prohibido hacer fotos, prohibido tocar nada y sobre todo prohibido arrancar o llevarse algo de sal. Después de decirnos las normas, llego el gran momento, ponerse los cascos, ¡os podéis imaginar la ilusión que les hizo!

La visita a la cueva muy amena y en mi caso, mi hija se lo pasó genial. Minijiji tiene 4 años y disfruto muchísimo de la visita, se pueden ver estalactitas, estalagmitas, columnas hechas con sal y hasta las diferentes capas que forman la montaña. La visita aproximadamente es de una hora, pero muy amena, como ya os he dicho antes. En la ultima cámara (la cámara Sextina, os podéis imaginar porque) os dejarán hacer fotos, ¡aprovechad porque es preciosa!

cardona

Al final de la visita os vuelven a recoger en furgoneta y os dejan en la entrada de la tienda, donde podéis comprar algún recuerdo. A la salida de la tienda tenéis un bar/restaurante donde podréis comer o bien utilizar la zona de picnic que dispone de mesas así como una fuente.

¡Una manera diferente de pasar el día!

Ya estamos planeando nuestro siguiente salida, ¿alguna sugerencia?

Rupit

Después de las vacaciones nos pusimos hacer más turismo a nivel provincial, la verdad que cuando estamos de vacaciones nos encanta descubrir los rincones tan bonitos que nos podemos encontrar, y no somos conscientes que a pocos kilómetros de nuestra casa podemos encontrar verdaderas maravillas. Así que, para inaugurar esta sección, voy a empezar por un pueblo muy pequeñito pero con mucho encanto.

titulo-rupit

La verdad, que las expectativas que llevaba hacia este pueblo eran muy grandes, todo el mundo me había hablado maravillas y les tengo que dar la razón, es un pueblo precioso, pero masificado, pensad que es un pueblo muy pequeño, de 281 habitantes ¡tiene más de 3 aparcamientos! Así que si vais , ¡id con paciencia o bien temprano!

El pueblo, como os he comentado es muy pequeño, pero con mucho encanto, tiene diferentes rutas para hacer senderismo y de diferentes niveles, a 30 minutos aproximadamente está la cascada de Salt de Sallent, en Información de Turismo, nos invitaron a hacerla, así que no debe ser una ruta difícil, pero nosotros, por problemas técnicos que contaré más adelante no pudimos ir…

Es una excursión ideal para hacer con peques, ya que pueden correr, saltar y experimentar. Sobre todo alucinaron con el puente colgante, eso si, hay un cartel bien grande que pone, prohibido más de diez personas, bien, pues o la gente no sabe leer o le gusta el riesgo.

En ambos lados, antes de cruzar el puente, tenéis una escalera para poder bajar al río. Poca gente baja, no os lo perdáis es un paisaje precioso. Si seguís por el camino, después de ver una pequeñita cascada, hay una zona de picnic donde podéis comer.

Por lo que hace referencia a comer, no tendréis problemas, hay infinidades de restaurantes, solo dos consejos, reservad el restaurante nada mas llegar, nosotros nos pusimos a buscar restaurante a las 12.00 y ya prácticamente era imposible. El otro consejo, si tenéis prisa no vayáis al restaurante el Mirador del Pont (justo cruzando el puente.) Teníamos reserva a las 13.30, ahí estábamos, super puntuales, a las 15:30 todavía no nos habían servido. Así que os imagináis porqué no pudimos ir a ver la cascada (ahora lo pienso y no se como tuvimos tanta paciencia).

Este ha sido nuestro paseo por Rupit, cada mes intentaremos seguir conociendo esta preciosa tierra, ¡así que si tenéis alguna sugerencia estaré encantada de escucharla!

Manualidades para Navidad

Que la Navidad esta a la vuelta de la esquina no es nada nuevo a finales de Noviembre, hoy os traigo una manualidad muy sencilla para hacer con los peques. Lo podéis utilizar para decorar cualquier estancia, o bien si lo hacemos mas pequeñito podemos hacer unas tarjetas de Navidad muy resultonas,¡vamos a ello!

1

Materiales a Utilizar

  • Fieltro verde en forma cuadrada (también podéis utilizar cartulina, goma eva, etc…)
  • rectángulo de color marrón para realizar el tronco
  • Tijeras
  • Pistola de silicona

 

 

Primer Paso:

Doblamos el cuadrado (en este caso de fieltro) formando un triangulo y cortamos tiras de aproximadamente un centímetro, desde la parte exterior hacia dentro, es decir, la parte que esta unida no se tiene que cortar, y dejamos aproximadamente 2 centímetros entre el centro y la tira cortada.

Una vez cortado tiene que quedar algo similar a esto.

Segundo Paso:

Una vez tenemos cortadas todas las tiras, desde la parte donde las tiras son mas largas, las pegamos, de forma que le demos volumen a la parte donde se dobla la tira, como podéis observar, las tiras se van sobreponiendo una encisma de la otra.

Tercer paso:

Únicamente nos queda pegar el tronco en la parte posterior del nuestro árbol y ¡decorar!

10

 

Materiales a utilizar para decorar

  • Cinta decorativa de color rojo
  • tijeras
  • tenedor (en este caso es de 3 puntas, los de 4 funcionan mucho mejor)

 

 

 

En este caso para la decoración me decanté por rellenarlo con lazos rojos, para hacer lazos pequeño y que queden bien hechos gracias a la ayuda de un tenedor es muy simple, primero doblamos la cinta de tal manera que quede el tenedor en el medio, después pasamos el extremo que esta por detrás por el agujero del medio del tenedor, y por ultimo, ese mimo extremo lo subimos por arriba y anudamos, y así conseguimos unos magníficos lacitos, como se que es un poco lío esto de los lacitos, os dejo un vídeo tutorial.

Así es como nos quedó nuestro árbol de navidad.

Como os he dicho, en este caso lo utilizaremos para decorar la puerta de la habitación de la peque, pero no descartamos hacerlos mas pequeños enganchar los en una cartulina, y ya tenemos felicitación Navideña.

Espero que os haya gustado y sobretodo, que disfrutéis mucho haciéndolas!