“ Nace un Bebe , nace una Madre”

Hoy tenemos un invitado muy especial para mí, se trata de mi amigo Pedro, que acaba de ser padre. Esa preciosidad de bebe del que habla es mi «sobrina» Manuela, y la campeona que empuja, una de mis mejores amigas, Cristina. Os deseo a los tres toda la felicidad del mundo, especialmente a mi Manuelita, cuyas andanzas voy a seguir muy de cerca. Un besazo a los tres. Y al papi, gracias por este post, a las maris y a mí nos ha encantado.

“Qué bien Cristina, vamos un poquito más, empuja fuerte que ya está aquí Manuela, lo estás haciendo muy bien, ya casi la tenemos, un último esfuerzo….. Bieeeeennnn…. Ya está aquí, es una niña preciosa, que bien Cristina…..”

Muchos saben lo que estas palabras tienen de valor,  son las palabras de ánimo más maravillosas del mundo, es el final de la carrera en la que sí o sí vas a vencer. Durante casi 9 meses tu cuerpo se prepara para ese gran momento,  es una época maravillosa y llena de emociones, tu primera ecografía, el latido, el sexo…… pero lo más maravilloso es que tu cuerpo y tu mente se preparan para lo más difícil  “ser Madre”, desde el primer  momento que tuvimos a  Manuela percibí en Cristina esa sensación y ella sin saberlo también.  Un hombre podrá ser padre y  como tal cuidar y querer a sus hijos con toda la fuerza del mundo, pero una madre tiene su continuidad en sus hijos, una madre es mucho más y yo como padre no estoy para dar lecciones de “maternidad”. Seguro que cualquier madre que nos lea puede dedicar un post a las madres del mundo.

Ya han pasado unos días desde que Manuela está con nosotros y todo es “pa salir corriendo”. Ahora me doy cuenta de los grandes padres y madres que son las personas que nos rodean y que tienen hijos, ahora lo entiendo todo….. Lo primero que he descubierto es la pericia que adquieres para ser adivino o más bien para intentar adivinar todo lo que  una persona tan pequeña te puede ofrecer. Todo es novedoso,  pero es como si toda la vida lo estuvieras haciendo, en esto los españoles somos unos expertos si tenemos en cuenta que cualquier aparato electrónico, cuando lo compramos,  lo enchufamos sin prestarle atención a las instrucciones y conseguimos que funcione. Todos los padres y madres del mundo seguro que pensaron “salir corriendo” pero como diría el gran Cholo Simeone “partido a partido” aunque en este caso “día a día” o mejor dicho “momento a momento”…..

A las madres del mundo que surgieron del nacimiento de sus bebes. Y en especial a ti, Cristina.

_MG_1839

Realidad o ficción?

Si hay algo de razón en la sabiduría popular son los refranes, para gustos los colores.

No se sí os acordaréis de nuestra querida barbie embarazada, que de recuerdos me trae esa muñeca, oye, con cesárea, todo y en 30 segundos había tenido el bebe y la jodida estaba ideal para hacer un reportaje de fotos en biquini. Pero si una de nosotras quería ser ginecóloga, pues íbamos practicando!

image

Hace poco descubrí estás otras ideales si nuestr@s peques se decantan por ser comadron@s, tiene todo lo necesario para realizar el parto, hasta tiene corchetes en el pecho para crear un buen vínculo! Primero sale el bebe y después la placenta, se puede repetir tantas veces como queramos, el único problema es que me parece que el padre no puede cortar el cordón umbilical…

image

 

Al lado de esta muñequita, había un álbum de fotos de partos naturales en casa, cierto es que las fotos no son igual que las fotos del primer reportaje fotográfico que le hacemos a nuestros peques, no de una señora, sino 20 mínimos, los pobre niños iban a mirar lo que había dentro del álbum y salían espantados. Para mi, eran fotos preciosas, pero para mi, para mi intimidad, no creo que sea una cosa que haya que ir exhibiendo.

También os diré, que yo me he criado con el muñeco de trapo de toda la vida, que por no tener no tenía ni sexo y no veo el parto ni la cesárea como una aberración, no entiendo que necesidad hay de darle demasiados conocimientos a un niño.

Y después de esto mi pregunta es, cual será el siguiente paso, las muñecas con un kit para hacerles una inseminación, una invito, o igual una muñeca con un globo de agua para representar la rotura de bolsa, o una con estrías y de regalo un bote de crema… Como están cambiando los tiempo…

Y vosotras que pensáis de nuestras amiguitas?

 

Sobre las doulas

¿Habéis oído hablar de las doulas? Pues las maris, que tenemos amigas en todas partes, hemos conseguido que una (millones de gracias Ruth), nos cuente en qué consiste su labor, dura en muchas ocasiones, pero muy gratificante.
doulas
Las doulas somos mujeres que acompañamos a otras mujeres durante el camino hacia la maternidad. No todas estamos en todas las etapas, pero estos son los diferentes procesos que podemos acompañar:
Antes de la concepción: Preconcepción, concepción y/o infertilidad.
Embarazo – Parto – Posparto (inmediato, extenso).
Adopción.
Pérdidas y duelo.
Hasta el momento en España no existe una formación reglada. Es responsabilidad de cada doula el estar formada sobre fisiología y anatomía de la mujer, sobre las emociones que la embargan y las características sociológicas que la rodean. En este sentido, más allá de la formación teórica, es necesario un continuo trabajo personal de manera que el acompañamiento no sea sólo “un trabajo”, sino también una actitud, una manera de comprender, respetar y estar al lado de las mujeres.
Nuestro acompañamiento consiste en ofrecer apoyo emocional y en aportar información cuando la mujer precisa de ella. No sustituimos nunca al personal sanitario (matrona, ginecóloga, pediatra…). Nuestra labor es complementaria.
Nuestro acompañamiento nos sitúa junto a la mujer. Es ella la que debe tomar las decisiones en lo referente a cómo quiere vivir su embarazo, parto, posparto, duelo… Es la propia mujer la que tiene que enfrentarse con sus miedos, barreras o limitaciones y aprovechar sus propias capacidades para tomar sus propias decisiones.
La doula debe respetar las opciones de cada madre sin entrar en juicios de valores, sin dirigir , ni guiar, ni interferir. La doula es un recurso que le puede servir a la mujer para llegar donde necesita.
La escucha activa, el respeto, el estar presentes y nuestra propia experiencia como mujeres o como madres, son herramientas que las doulas utilizamos para acompañar las emociones que revolotean alrededor de la mujer que emprende el viaje hacia la maternidad.
Cada doula, como cada persona, tiene sus propias vivencias y creencias. Éstas no deben interferir nunca en las decisiones de cada madre y en la forma de acompañar.
Si estás buscando una doula infórmate bien para saber qué es lo que te ofrece. Recuerda que, si así lo decides, te acompañará en momentos muy íntimos, así que asegúrate de sentirte totalmente a gusto con ella.
Ruth Cañadas Cuadrado
Otanana.com – Lengua de signos para bebés

Partos a tu nombre!

Como dicen, cuando el demonio se aburre, mata moscas con el rabo, a mi me da por agitar las pocas neuronas que están por mi cabeza…

El vientre de alquiler esta prohibido en España o únicamente es clandestino?  Voy a explicaros mis pensamientos para que me deis vuestra opinión, porque de verdad que es algo que me ha dejado una intriga infinita.

Os voy a poner el ejemplo de la sanidad privada porque fue donde yo tuve mi experiencia.

Pongamos que soy una persona con problemas para concebir, no tengo pareja o cualquier otro problema, pues bien, esa persona se hace un seguro privado, rellena todos los formularios, DNI, etc…

A partir de aquí es donde vienen todas mis dudas!!!!

Tenemos una tarjeta sanitaria privada a nuestro nombré, pero… Puede ir otra persona en nuestro lugar? A mi, nunca me han solicitado el DNI a la hora del parto o a la hora de hacerme un análisis.

Y ahora tenemos una mujer embarazada que no se puede hacer cargo de ese hijo, si vamos a un hospital privado en el cual no tiene ningún historial nuestro, únicamente nos van a llevar el parto, esa mujer puede utilizar nuestra tarjeta, se hará todos los análisis, todas las ecografias, a nuestro nombré? Si es así, al cabo de 9 meses tendremos un certificado de nacimiento a NUESTRO NOMBRE!!!! Con lo cual lo único que tenemos que hacer es ir nosotros mismos a registrar a ese niño!

image

Estoy equivocada? O es que nadie lo ha pensado antes? Se realizara? Tengo tantas dudas sobre este tema…

Pongamos que hablo de parir

AVISO SPOILER: embarazadas primerizas de la semana 30 en adelante, absténganse…

Cierra los ojos. Visualiza el canal de parto abriéndose, el bebé empujando suavemente. Las contracciones que van y vienen como olas, respira rítmicamente y disfruta de … ¡Y una mierda!

Esto es lo que nos cuentan en las clases de preparación al parto, pero la realidad, JA JA JA .

Te pones de parto, llegan los nervios, las prisas, eso no te lo quita nadie. Llamas a Pocofifi que está completamente sobado y lo pones en solfa en un plis. ¡¡¡Nene, despierta que nos vamos al hospital!!!

Llegas allí acojonada sin saber muy bien qué hacer. Revisión, tacto, monitores, patatín, patatán… ¡Ala, estás dilatando, vamos pa’dentro!.

Y la sala de dilatación, eso sí que es un show. El enema (me voy a ahorrar los detalles escatológicos por si estáis desayunando). Te llenan de cables, te ponen la oxitocina (al menos aquí en mi ciudad, te haga falta o no), y empieza a llegar gente que te mete la mano. Te has convertido de repente en el coño de la Bernarda.

Y allí te dejan. Pocofifi con el whatssap dando el parte, tú tratando de visualizar el canal del parto, mientras llegan las contracciones que ya pican. ¿Olas? Eso se parece a una ola lo mismo que un alfiler a un plato de pisto. ¡Su puta madre!. Y por fin, la bendita epidural (la que tiene suerte y llega a tiempo). Se te acolchan las piernas y ¡ala!, ya puedes disfrutar de un ratito de whatssap con las colegas mientras notas una presión en el culo con cada contracción. Gente que vuelve a entrar y salir, a meter la mano hasta el codo, a murmurar entre ellas: «Uyyyyy, esto va lento» (¿es que tenemos mucha prisa?); de repente el interés por los centímetros de dilatación se convierte en una carrera de 100 metros lisos. Y así señoras, no hay quien visualice nada…

Pasan las horas y ya estás dilatada. No te has enterado porque entre procurar que el catéter de la epidural no se mueva, y el estado de felicidad que te “proporciona” la oxitocina no te coscas de nada. Monitorizan al bebé, o lo que es lo mismo, te meten un cable por el chichi hasta que se lo pinzan a la cabeza… ¡qué bonito todo!

Y llega el momento crucial, ya estás lista, te piden empujar y…ups, hay una vuelta de cordón. Tú, que vas borrachilla de oxitocina te quedas tan fresca, pero Pocofifi está al borde del shock. De una lo echan fuera del paritorio y la vida entera se le pasa por la cabeza mientras a ti te están subiendo en el potro, un artilugio muy “cómodo” en el que te tienes que centrar más en que no se te caiga la pierna de los estribos, que en empujar para parir a tu bebe. Un frio que te cagas. Gente que entra y sale. Voces que te gritan: «Venga, ¡empuja más fuerte!» . ¡Y ahí sí que te acuerdas de las clases de preparación al parto, de las olas, de las películas en las que has visto parir en dos empujones, de la matrona y de su puta madre!.

Seamos claras, parir no es bonito.

Es bonito tener un bebe, es bonito cuando te lo dan, es bonito el piel con piel y sujetarlo en tus brazos, es bonito mirar sus manitas perfectas y su boquita buscando el pecho, es bonito ver la cara de Pocofifi y la familia cuando lo miran…. Pero no nos engañemos, parir no es bonito.

Una lleva siempre la idea del parto perfecto, tratas de visualizarte dando tres empujones como en las películas y sujetando entre tus brazos a tu hijo recién nacido mientras tu pareja corta amorosamente el cordón umbilical.

Pero eso solo forma parte del tramo final, y solo en algunas ocasiones sucede de esa manera.Todo lo que va antes de ese momento, es una mierda. Y la que diga lo contrario, o miente, o forma parte de ese escaso 1% que tiene un parto sin dolor (que yo, de momento, no conozco ninguna).

Eminencias del mundo de la medicina: ¿De verdad que ustedes son capaces de crear un cerebro a partir de células madre ó de parar a una persona, operarle el corazón, y luego revivirla y… ¿todavía no han encontrado solución para esto?
Por amor de dios…

NOTA: para las embarazadas que hayáis hecho caso omiso de mis consejos y hayáis decidido leer el post, he de deciros que tranquilas, por mucho que duela y por pesado que sea, en el momento en el que te ponen a tu bebé encima, y lo hueles, lo tocas y lo besas, todo se olvida… y ese día que parece tan horrible, se convierte en el mejor día de tu vida.

mg_5523

Y vuestra experiencia… ¿fue como os lo habían contado?