Si tú me dices ven, lo dejo todo

O eso al menos es lo que pretende mi hija que haga.

He leído en varios sitios que a los niños hay que hacerles caso siempre, que cuando nos llaman y hablan es por algo, etc, etc,. Pues señores, ya os digo yo, que mi hija muchas, pero que muchísimas veces, me llama por llamarme. Hay veces que me llama y luego no sabe ni lo que quería decirme.

No sé qué es peor, si el que sientan que no les hacemos caso, o el que no aprendan a tener paciencia.

Si estoy hablando por teléfono, no pasa ni un minuto sin que venga a llamarme para cualquier cosa. Lo mismo pasa si estoy manteniendo una conversación en persona con alguien. ¡Me da una rabia!

Y además no le vale un “espera un momento”, o “ahora mismo voy en cuanto termine de hacer esto”. Ella insiste e insiste, usa la técnica de la ametralladora y en la mayoría de los casos, se sale con la suya.

Yo le he explicado mil veces que se tiene que esperar, igual que yo me espero cuando ella está haciendo algo. Pero no siempre funciona.

55

Este post es una petición de auxilio. ¿Sabéis cómo trabajar el tema de la paciencia? ¿Algún truco que funcione?

Acepto todas las sugerencias.