Hoy en el Whatsapp de las Maris: Control parental y seguridad en Internet

Una madrugada cualquiera en el whatsapp de las maris… screen1 screen2 screen3

¿A qué os parece gracioso? A nosotras también. Pero una vez que analizas hasta donde pueden llegar las redes y el 2.0, el resultado es escalofriante. Pederastas, redes sociales, páginas para adultos, los peligros son muchos y muy reales. Y están todos ahí, a su alcance. Por eso, la información es muy importante. La información y saber cómo atajar estos problemas, ahora que aún estamos a tiempo.
laptop

Creemos que la seguridad en Internet comienza por una buena base educativa y por un trabajo de concienciación con ellos. El control es fundamental, pero no sirve de nada si no entienden los peligros.

  • Educarles sobre los riesgos potenciales de la Red, para que ellos entiendan que internet puede ser peligroso si no se usa debidamente.
  • Establecer unas normas a la hora de conectarse, que permitan continuar desarrollando la vida en familia, y redactar un “contrato” entre padres e hijos sobre el uso de las redes, con el que ambos estéis de acuerdo.
  • Ceñirse a un horario de conexión que permita cumplir con todas las obligaciones, y dejando claro que el tiempo que se invierte en internet, es tiempo que se pierde en hacer otras actividades o en desarrollar destrezas sociales.
  • Permanecer informados de cuándo acceden a Internet y para qué, controlando las páginas que visitan y cortando el acceso a información que fomente el odio, la violencia o la pornografía. Velar por la seguridad en el contenido al que acceden.
  • Estar con ellos cuando naveguen pero dejándoles su espacio, indicándoles qué tipo de contenido deben visitar y qué hacer cuando la información que reciben no es la adecuada. Aclararles que, en todo momento, estáis ahí para cualquier cosa que quieran contaros y que entre todos buscaréis solución a cualquier problema, la comunicación es muy importante.
  • Concienciarles de la importancia de la privacidad y los riesgos de facilitar datos personales, evitando siempre darles números de tarjetas de crédito para hacer compras o contraseñas de sistemas de pago. Restringir siempre el acceso a pagos por internet.
  • Controlar las redes sociales y enseñarles cómo comportarse en ellas, al igual que les enseñamos cómo deben comportarse en la vida real y manteniendo los mismos valores. Informarles de los peligros de subir fotos o compartirlas con desconocidos, mostrándoles casos reales de acoso o de suplantación de identidad.
  • Crear una cuenta de usuario limitado para ellos, mediante un sistema de seguridad apropiado para esto, que nos permita establecer cuentas para cada miembro de la familia con accesos personalizados para cada uno.
  • Recordarles que no todo lo que se lee online es verdadero, y que comunicarse con nombres en la pantalla es lo mismo que conversar con desconocidos o extraños. Hacer hincapié en que jamás debe ir a conocer en persona a alguien que conoció por la red.

Por supuesto, todo esto pasa por dar ejemplo siempre de cómo se deben hacer las cosas. De nada sirve que les expliquemos que solo pueden estar unos minutos en Internet si nosotros mismos, sus padres pasamos horas conectados. O que no deben acceder a ciertos contenidos si nos ven hacerlo constantemente.

El control parental de todos los dispositivos de casa, ordenadores, tablets o smartphones nos puede ayudar mucho con esta tarea. No olvidemos que, aunque nuestros hijos todavía sean pequeños, un correcto control desde ya nos va a facilitar mucho las cosas.

En los tiempos que vivimos, es tan importante educar en el 2.0, como educar en la vida fuera de la pantalla.

¿Qué nos decís?. ¿Cómo controláis vosotros este tema?. ¿Estáis usando alguna herramienta de seguridad para el control del acceso a internet de vuestros hijos?