El día que contraté a un gigolo

Lo que no me pase a mi, creo que a poca gente le pasa. Bien, esta historia le paso a una amiga mía, pero como  la excusa de la amiga esta tan utilizada y se ha desvalorizado más que el euro en los tiempos que corren, no os vais a creer que fue una amiga mía así que para mi es mas cómodo explicarlo en primera persona.

¡Ahi voy! (sentaos que el tema es interesante).
El primer dia que me puse delante de la pantalla del ordenador a mirar gigolos, no fue una tarea fácil ojo, hay pocas paginas de chicos que ofrezcan sus servicios, bueno a ver, chicos hay muchos, pero que den confianza y seriedad pocos. Muchos anuncios en segundamano.es, aunque seguro que estos son de cuarta y quinta mano, ¡algunos hasta de ocasión! Después de varios minutos indagando por la red, encuentro una página que parece seria, se ofrecen chicos jóvenes, maduros y algunos rozando el limite, pero claro, es que en esto del gusto el abanico es muy amplio.

Llamo, me contesta un señor muy amable y le digo que quiero contactar una cita con el hombre que he seleccionado y me dice que justo ese día tiene una cita, bueno pues nada, me decido a encontrar otro candidato, lo encuentro y ¡oh sorpresa!, me pregunta la edad. El primer candidato, por arte de magia, se había quedado libre (vamos que aquí los mozos se pueden permitir el lujo de elegir). Aunque no os lo creáis, me dio un poco de rabia, y me dieron ganas de elegir a mi segundo candidato, pero es que ¡el primero era tan mono que me lo quede!

Print

Bueno, llegó el momento de formalizar la cita. Ojo al dato, ¡300 euros por dos horas, hotel incluido!. Tenia que mandar un e-mail para hacer el pedido en firme, igual que cuando reservas un hotel, hay que dar la confirmación.

Pasó el tiempo y llego el día de mi “cita”. Te mandan un correo el día de antes para saber en qué hotel te vas a citar, y no os preocupéis, ellos pasan antes, recogen la llave y subís directamente a la habitación, no tenéis que pasar por recepción para nada*. Así que tus datos no aparecen por ningún lado.

Bueno, pues llegó la hora y el día indicado. Voy al encuentro con mi cita, me temblaba todo, si ya nos ponemos nerviosas en nuestra primera cita, imaginaos en una cita donde sabes que triunfas fijo. Ahí esta mi Grey, con una rosa en la mano y en otra una mochila deportiva. Tengo que decir por cierto, que esto del Grey ha hecho mucho daño, porque lo primero que me vino a la mente cuando vi la bolsa eran esposas, vibradores y todo tipo de juguetes eróticos, ilusa de mi… Cajas de preservativos es lo que llevaba, vamos que con que hubiera traído un par metidos en la cartera tenia más que suficiente. ¿Qué se pensaba? ¿Qué me iba a tener toda la mañana dándole que te pego?. A ver bonito, que tú barato, barato no me sales…

No voy a entrar en muchos detalles de lo que paso en la habitación, claramente os lo podéis imaginar (y como ya sabéis aunque no me creáis, yo no estaba ese día allí). La verdad es que son citas raras, claro, sabes a lo que vas, y él también. Estás esperando que él de el paso para lanzarte, el problema es que él da el paso porque le estas pagando, no por pasión. Sí, es un poco forzado pero bueno, para una noche de necesidad… ¡Luego no me digáis que no os doy ideas!

A mi no se me iba de la cabeza el reloj, yo sólo pensaba, ¿y si este cabrón no me avisa cuando pasen las 2 horas para cobrarme una adicional?. Pero no, tengo que deciros que no están pendientes del reloj cada 5 minutos, creo que el guion ya lo tienen bastante estudiado y controlan los tiempos con exactitud. Por cierto, cuando le pregunte cuánto tiempo nos quedaba, su respuesta fue: “Tranquila reina, que si nos pasamos 10 minutos no pasa nada”.  ¡Dios!, me regalaba 10 minutos de su vida, y encima gratis. Será prepotente el tío de mierda, te estoy pagando la hora a 150€ y los 10 minutos que me regalas son para ducharme y volverme a vestir jijijijiji. Pues cuando llego el momento de acabar con la cita, me dijo que debíamos irnos, me regalo 5 minutos, todo un amor ;). Me despedí de el en el lobby del Hotel y ahí se acabo mi primera y última (creo) experiencia con un gigoló.

Sin título-2 copia

Besan. No se porqué (Pretty Woman) yo creía que las prostitutas y los gigolos no besaban, pues este sí.

Me preguntó si quería que utilizara protección (a ver hijo mio, vas cargado como una mula con toda esa bolsa llena de condones y ¿ahora me preguntas si te pones uno?). ¡Por supuesto que te lo tienes que poner!

Esto que os voy a contar ahora es más delicado. No estaba bien dotado (ya sabéis que la delicadez es mi punto debil jijijiji). El chico era muy guapo pero de ahí a que estuviera bien dotado, nada que ver. El Photoshop esta haciendo mucho daño a la sociedad y en este sector no iba a ser menos. En la pagina web, tampoco se menciona nada al respecto, de hecho tanto anunciar, cita y compañía, yo llegué a poner en duda si iba a poder desahogarme o no, jijijijijij.

Si teneis alguna consulta que hacerme, que seguro que si, aquí estoy, porque las mujer también compramos sexo y no nos tenemos que esconder (si no os contesto en el mismo día, perdonadme, es que tengo que hacer mucha memoria ;).

* Excepto que te tomes una botella de agua en la habitación del hotel, y al señor no le parezcan bastante los 300€ que has pagado y te haga pagar 2.20€ por una botella de agua. Y sí, te hace ir a recepción, entonces es cuando te quedas con cara de póker porque no sabes si los recepcionistas del hotel saben quien es tu acompañante o no (aunque, a todo esto, a ti da un poco igual porque sabes que ahí no te conoce ni el piki).

Anuncios

34 comentarios en “El día que contraté a un gigolo

  1. Jajajajaj me viene a la mente la peli Gigoló, con el actor ese de pelo rizado largo, no se si has visto la peli…..para troncharse…
    Vaya con tu amiga, que bien que haya querido contarlo, porque la verdad es que hay poca información al respecto de este tema.
    Y ya entro en el debate….(vamos a crearlo). Si tú pudieses hacerlo (sin pareja o cualquier relación a la que poner cuernos) ¿lo harías? ¿pagarías por un gigoló?
    Yo no, no me lo he planteado nunca….jajaja
    Venga…a debatir!!

    Le gusta a 2 personas

  2. Te juro que estaba leyendo y pensando pues no le veo la doble intención, porque no me creía que estuvieses hablando en serio.

    Pero vamos, que genial por ti y tu sinceridad (bueno, la de tu amiga).
    Nunca me he planteado una cita de estas pero mi pregunta es, una vez pasada, ¿tu amiga repitió? Es decir, merece la pena?

    Me gusta

  3. Ole tu amiga!!! Podrás creer que yo siempre tuve curiosidad por saber como eran! Mira que de mujeres si se porque me han contado, pero no sabia como era con los hombres. Recuerdo una vez muy despechada porque mi entonces novio me dejo (una entre tantas veces!) me dije que quería sexo sin ninguna conexión! Pero al final opte por llamar a un amigo y me salió gratis! Mi amigo encantado! Y yo con el!

    Me gusta

  4. Jajajaja pues no conocía nada de este mundo porque es algo que nunca me planteé, la verdad es que empecé con mi marido joven y ya no he tenido tiempo jajajaaj. Pero está muy bien que podamos elegir, oye, por qué no? Es una experiencia más!

    Le gusta a 1 persona

  5. Ejem, ejem, me atraganto de la risa. No estaba dotado?? Que te devuelvan el importe, o a tu amiga, claro. Yo me moriría de la vergüenza, aunque fantasear con una cita así está muy bien. Hay una película, de una pelirroja que contrata a un tipo guapísimo, para hacerse pasar por su novio en la boda de su hermana. Me ha recordado un poco a eso. Aunque claro, en la peli, se terminan enamorando. Pero ese debía estar muy bien dotado.

    Me gusta

  6. Me ha parecido una historia bastante divertida con la que me quedo con varios puntos. Uno de ellos es cuando indicas quién debe dar el primer paso. No es fácil que un gigoló sepa gestionar un momento así, porque a las mujeres está claro que os gusta el sexo pero siempre que exista un respeto mutuo. Si esa primera vez ha sido extraña, te recomiendo que pruebes con otro y veas cómo si existe mayor complicidad.

    Le gusta a 1 persona

  7. Pingback: ¡El mercado esta muy mal ! | Ni Blog, Ni Bloga

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s