Pulseras con Pajitas

La semana pasada tuvimos a Minijiji con varicela, por suerte la paso muy leve y apenas ha notado molestias, no se ha rascado y no ha tenido apenas fiebre, únicamente el primer día, así que estamos super contentos y gracias a Dios recuperadas al 100%.

Pasarse semana y media en casa sin poder salir a la calla se hace muy pesado, tanto para ellos como para nosotros, por eso estuvimos haciendo unas cuantas actividades para poder distraernos un poquito.

pulsera 9

La verdad que es una activad muy sencilla y ellos se entretienen mucho porque no se pueden imaginar que de un par de cañitas (pajitas) puedan salir unas pulseras tan resultonas.

pulseras

Lo primero que tenemos que hacer es cortar las pajitas en trocitos muy chiquititos, cuanto mas chiquititos los cortemos más integrados quedarán los colores.

pulsera1

Una vez tengamos cortados los trocitos, doblaremos por la mitad el papel vegetal e insertaremos los trocitos, bien extendidos para no tener un grosor excesivo. Una vez que lo tengamos bien extendido, cerramos con la otra parte del papel y planchamos, aproximadamente 3 minutos por pulsera, ya que le tenemos que dar tiempo a que el plástico de las pulseras se derrita (tened cuidado, si lo dejáis mucho tiempo el plástico se puede esparcir, y la pulsera quedar muy finita).

Una vez lo tenemos planchado, lo cortamos quitando el exceso de plástico y dándole la forma y medidas que necesitemos.

Una vez la tengamos lista, en cada extremo hacemos un agujero y pasamos un lazo por ambos, hacemos una lazada entre ambos extremos y tendremos una pulsera ¡Así de resultona!

pulsera 7

Para hacer las pulseras lisas, es tan fácil como poner las pulseras directamente sin cortar, cortamos a la medida deseada pasamos el lazo y ya tendremos nuestra pulsera acabada!

Espero que os haya gustado y os invitamos a que subáis vuestras fotos en Instagram y nos etiquetéis para ver las preciosidades que habéis hecho.

 

La carta a los Reyes para niños de 3-4 años

Hace poco estuve de casa rural con unas amigas mías y entre todas juntábamos la friolera de once niños de cuatro años. Da miedito, ¿verdad?. Encima llovía todo el día, así que os podéis imaginar la odisea para entretenerlos a todos dentro de un salón.

Como se acercan las fechas navideñas, se nos ocurrió que podía ser buen momento para escribir la Carta a los Reyes Magos. Basándome en una idea de mi querida Marifriki, y teniendo en cuenta que los niños de esta edad solo saben escribir su nombre y poco más, optamos por escribir la carta recortando y pegando la foto de los juguetes que aparecen en los catálogos de juguetes (benditos catálogos), que todos tenemos en casa y que tantos momentos de entretenimiento proporcionan (muchas veces, más que los propios juguetes que reciben).

¿Qué necesitamos? Poca cosa…

  • Folio en blanco o modelo de carta: en este caso hicimos uno, el mismo para todos, pero da igual uno que otro. Si este modelo os gusta, aquí lo podéis descargar.

carta

 

  • Revistas de juguetes: No hay casa con niños que a estas alturas no tenga varias.
  • Tijeras de punta redonda
  • Pegamento
  • Rotuladores
  • Sobre de colores 

5

He de deciros que lo pasaron bomba buscando los juguetes, recortando sus preferidos, pegándolos en la hoja, firmando con su nombre y decorando con sus dibujos. Y matamos dos pájaros de un tiro, estuvieron entretenidos y nosotros nos fuimos para casa con la bendita carta que nos permitirá ir avisando a los Reyes Magos de lo que tienen que comprar.

1

64

La idea de una carta así mola mucho porque aunque ellos no sepan escribir, si que pueden hacerla solos. Para más pequeños también valdría con ayuda, y para más grandes, pues también es buen sistema, y además pueden escribir al lado el nombre del juguete.

Y vuestros peques, ¿ya han escrito la carta a los reyes Magos?

 

Manualidades para Navidad

Que la Navidad esta a la vuelta de la esquina no es nada nuevo a finales de Noviembre, hoy os traigo una manualidad muy sencilla para hacer con los peques. Lo podéis utilizar para decorar cualquier estancia, o bien si lo hacemos mas pequeñito podemos hacer unas tarjetas de Navidad muy resultonas,¡vamos a ello!

1

Materiales a Utilizar

  • Fieltro verde en forma cuadrada (también podéis utilizar cartulina, goma eva, etc…)
  • rectángulo de color marrón para realizar el tronco
  • Tijeras
  • Pistola de silicona

 

 

Primer Paso:

Doblamos el cuadrado (en este caso de fieltro) formando un triangulo y cortamos tiras de aproximadamente un centímetro, desde la parte exterior hacia dentro, es decir, la parte que esta unida no se tiene que cortar, y dejamos aproximadamente 2 centímetros entre el centro y la tira cortada.

Una vez cortado tiene que quedar algo similar a esto.

Segundo Paso:

Una vez tenemos cortadas todas las tiras, desde la parte donde las tiras son mas largas, las pegamos, de forma que le demos volumen a la parte donde se dobla la tira, como podéis observar, las tiras se van sobreponiendo una encisma de la otra.

Tercer paso:

Únicamente nos queda pegar el tronco en la parte posterior del nuestro árbol y ¡decorar!

10

 

Materiales a utilizar para decorar

  • Cinta decorativa de color rojo
  • tijeras
  • tenedor (en este caso es de 3 puntas, los de 4 funcionan mucho mejor)

 

 

 

En este caso para la decoración me decanté por rellenarlo con lazos rojos, para hacer lazos pequeño y que queden bien hechos gracias a la ayuda de un tenedor es muy simple, primero doblamos la cinta de tal manera que quede el tenedor en el medio, después pasamos el extremo que esta por detrás por el agujero del medio del tenedor, y por ultimo, ese mimo extremo lo subimos por arriba y anudamos, y así conseguimos unos magníficos lacitos, como se que es un poco lío esto de los lacitos, os dejo un vídeo tutorial.

Así es como nos quedó nuestro árbol de navidad.

Como os he dicho, en este caso lo utilizaremos para decorar la puerta de la habitación de la peque, pero no descartamos hacerlos mas pequeños enganchar los en una cartulina, y ya tenemos felicitación Navideña.

Espero que os haya gustado y sobretodo, que disfrutéis mucho haciéndolas!

 

Disfraz de Halloween: Araña por 5 euros

El martes pasado, tuve que llevar a Minijiji disfrazada a las clases de Inglés (es lo que tiene la cultura anglosajona). Aunque me avisaron una semana antes, tengo que deciros que se me olvidó por completo y tuve que recurrir a la improvisación y a compras de última hora (desde aquí doy gracias a mi Marififi que hace que mi audacia vaya en aumento día a ida ;))

No disponía de mucho tiempo, disponía de menos de una hora para ir a comprar y preparar a la peque, así que tenía que ser algo fácil y resultón. ¡Y lo conseguí!. ¿Queréis saber como?

Materiales

halloween

Por menos de 5 euros, tenía todo lo necesario para realizar mi disfraz de araña.

Cómo hacer el disfraz

Lo primero que hice fue realizar la araña en la cabeza:

arana

  1. Hacemos una coleta alta.
  2. Enrollamos entre dos pipas y las ponemos alrededor de la coleta, dos pipas por la parte delantera y las otras dos por la parte trasera.
  3. Introducimos la moñera en la coleta y la recubrimos con el pelo, la agarramos con una goma/horquilla para que los pelos no se salgan.
  4. Pegamos los ojos en dos horquillas y acomodamos las pipas en forma de patas doblándolas por la mitad aproximadamente.

Antes de realizar la araña, os aconsejo que hayáis vestido a la niña toda de negro para evitar despeinarse.

Y ahora solo faltaría acomodar la tela de araña por todo el cuerpo de la peque, esta es una idea, pero podéis hacer todo lo que se os ocurra, poner mas arañas, pintar el pelo con spray… un sinfín de posibilidades.

Así es como nos quedo a nosotras:

arana-valeria

Y vosotros, ¿sois también de disfrazaros en estas fechas? Si es así, y subís vuestras fotos a Instagram , ¡porqué no nos etiquetáis y así os vemos!

Espero que os haya gustado nuestro disfraz y ¡esperamos ver los vuestros!

 

Fifidecoraciones: My Little Pony

El otro día celebramos el cumple de Minififi. Las que me conocéis y/o leéis, ya sabéis que soy de cumples multitudinarios, en este caso nos juntamos más de 60 personas, y porque hubo bastantes bajas. Ya se que es una barbaridad para el cumple de una niña de 4 años, pero, ¿qué queréis que os diga?, es mi gente… Es la gente que está todo el año con mi hija, que se preocupa por ella y que la quiere, así que, ¡todos de fiesta!

También ayuda bastante el hecho de que el cumple sea en verano y podamos hacerlo al aire libre, ¡así cabemos todos!.

También sabréis que me gusta hacer cumples con temática, decorados, la verdad es que disfruto mucho preparándolos, empiezo meses antes. Este año he tenido que volver a ingeniármelas para salirme con la mia en cuanto al tema del cumple. Mi hija lo quería, agarraos a la silla, de… ¡los Power Ranger!. ¡Oh my god!. Que yo no tengo nada en contra de esos seres de colores que pelean ni de esos monstruos ochenteros, pero, estaréis conmigo, que para una decoración de cumple, pfff. Así que lo negociamos y al final accedio a dejar los Power Ranger de lado y hacer la fiesta de My Little Pony, que le encanta.

Así quedó el porche de mi parcela, inundado de My Little Pony…

Imprimir

Este año por fin he aprendido que los niños solo se comen unas cuantas cosas en los cumples: los bocatas de embutido, los sandwich de nocilla y las patatas. Es tontería poner nada más. Así que, eso es lo que pusimos. Para los bocatas usé panecillos de colores y para los sandwich, unos troqueles de galletas y fideos de colores. Y este fue el resultado…

ImprimirImprimir

La tarta, como siempre, fue la sensación. Gracias Isa, cada año te superas. ¡Mira que tenía yo ganas de una tarta Arco Iris!. Y este año, venía que ni pintada… Y no solo es que fuera preciosa, es que además estaba buenísima, de chocolate blanco, mmmm…

Imprimir

Preparé brochetas de chuches y regalitos para la ocasión.

Imprimir

¡Y hasta un photocall!

Imprimir

Y entre juegos, risas y regalos se nos hicieron las tantas. Los enanos lo pasaron fenomenal y los mayores también. Y minififi, pues encantada de la vida y corriendo de un lado para otro a 3.000 revoluciones.

Imprimir

¿Qué os ha parecido?. Espero que os haya gustado. En nada, me pongo a preparar el próximo, jajajaja.

Besitos fifiles

 

Fifideas: ¡Convierte sus dibujos en imanes!

Hace poco que Minififi ha empezado a dibujar, y llamadlo es amor de madre, pero creo que lo hace muy bien.

Hemos comprado una carpeta y ahí vamos guardando todos con la fecha puesta. Mi padre lo hizo con los míos y aún los tengo guardados, ¡me encanta verlos!

El otro día hizo un dibujo de Nuba, la mascota de su clase.

1

 

Dibujar lo hace muy rápido, pero colorear le da un poco más de pereza, así que la convencí diciéndole que si lo coloreaba entero, lo convertiríamos en un imán para el frigo. ¡Voila!, funcionó. Y convertimos su dibujo en un imán. ¿Cómo?, muy fácil.

paso1

Cogemos el dibujo en cuestión y lo recortamos.

2

 

paso2

Plastificamos el dibujo. En Lidl sacan de vez en cuando promoción de plastificadoras, pero si no tenéis, en cualquier papelería nos lo hacen (como se plastifica en A4, os recomiendo juntar varios dibujos para que los metan en la misma hoja, así saldrán todos por el precio de uno).

Recortamos el dibujo plastificado.

4

paso3

Le pegamos por detrás un trozo de imán adhesivo (las planchas de imán, adhesivas o no las venden en los chinos por poco más de 1€). Yo no tenía adhesivo, así que usé del normal y lo pegué con cinta de doble cara.

¡Mirad que bonito queda!

Además de la ilusión que les hace a ellos (que por experiencia os digo que es mucha), es una idea genial para regalar a los abuelos, a los papás en el Día del Padre, a los tíos para su frigo, etc.

Estoy dándole vueltas a qué otras cosas hacer con los dibujos de la peque, ya os iré contando…

Dadme ideas, ¿qué cosas hacéis vosotros con sus dibujos? ¿Los guardáis?

Disfraces con tutus

Se acerca peligrosamente el carnaval y quiero daros algunas ideas a aquellas que dejáis la búsqueda de disfraz para última hora y necesitáis algo bueno, bonito y barato. Si entráis en internet, podréis ver miles de ideas para disfrazar a vuestras pequeñas con tutus.

Yo hoy quiero mostraros los disfraces con tutu que yo, o mi entorno, hemos elaborado. Porque ya sabemos que Pinterest es un mundo maravilloso de ideas, pero en el que muchas veces, cualquier parecido con la realidad es pura ficción.

Por eso os quiero mostrar los resultados reales, con materiales reales que podéis encontrar en cualquier chino y en hijas reales (ya os aseguro yo que Minififi, Minijiji, Sabela y Manuela son tan preciosas como reales, y sin filtros).

El tutu es un invento maravilloso porque es barato, fácil de encontrar, muy versátil, y totalmente amortizable, ya que lo podéis usar en muchas ocasiones y darles vida una y otra vez y además el mismo vale para muchas edades diferentes. Los hay en muchísimos colores y modelos. Su precio, por lo menos aquí en Fifilandia, ronda los 4€ el grande de adulto, ideal para faldas largas, y unos 2-3€ el pequeño de niña.

Estos son los disfraces de los que os hablo:

ImprimirImprimirImprimirImprimirImprimirImprimir

Casi cualquier disfraz es “tutu-able”. A riesgo de que mi hija acabe siendo conocida como la “niña del tutu”, yo le encasqueto uno en casi todos los disfraces. Así que tengo ya una buena colección (de aquí a que termine el colegio podré vestir entero al Ballet nacional, jajaja).

Porque un tutu no siempre tiene que ser el disfraz en si mismo, también puede acompañar a otro que tengamos para darle un toque más mono.

Ejemplos:

ImprimirImprimir

También se pueden usar para “tunear” a las peques en cualquier evento, como podéis ver aquí, para la comida de la peña del Atlético de Madrid (sí hijas sí, a mi Minififi la han hecho colchonera y sufridora para toda su vida ya…).

Imprimir

Otra utilidad es usarlos para hacer fotos especiales, como felicitaciones de navidad o fotos de estudio.

Imprimir

No os pongo los materiales de cada disfraz porque creo que se ven bastante bien, pero si tenéis alguna duda sobre alguno de ellos, aquí estoy para resolverla.

Si sois tan apañadas con nuestra Marijiji, el tutu lo podéis hacer vosotras mismas. En este post suyo hay un enlace a un tutorial que os explica cómo hacerlo. Yo soy de las que creo que es más barato y más rápido ir a comprarlo, aunque todo sea dicho, los caseros permiten más combinaciones, tamaños y volúmenes, y si buscáis un tul bueno, quedan mucho más bonitos.

En fin, que son geniales en todos los sentidos.

¿Qué os parece? ¿A que el resultado es muy bonito?. Es que con las modelos tan ideales que tenemos, es muy fácil que nuestra vida se parezca a Pinterest…

Besitos tutules