¿De verdad perdemos calidad de vida?

Como sabéis, ayer se emitió el programa de Samanta Villar y puedes estar de acuerdo o no estarlo, que los niños cambian tu vida. Es una realidad sorprendente, para mejor o para peor, eso es una decisión muy personal, pero seguro que descubres otros momentos que sin hijos, jamás los hubieras podido vivir.

Sinceramente lo que más me chocó del programa es que se diga que las mujeres vivimos la maternidad de color de rosa y que nadie cuenta la realidad.

¿Perdona? Hay miles de blogs de maternidad que cantan su día a día, su realidad, las complicaciones del embarazo, lo difícil que fue el parto y lo duro que es criar a los hijos. No voy a negar que hay blogs y personas por la calle que viven una maternidad en un jardín de rosas sin espinas, pero todas, nos volvemos dependientes de nuestros hijos.

Cuando dijeron: “Es que nadie te explica las cosas malas de la maternidad.” No creo que sea cierto, lo que si es cierto es que, cuando estas embarazada, haces una especie de barrera y dices, a mi eso no me va a pasar, y en tu mente creas una visión de la maternidad que pocas veces tiene que ver con la realidad.

La gente te avisa. Cuantas veces estando embarazada la gente te dice, prepárate para lo que te viene, no se qué concepto de maternidad se puede llegar a tener para que te cambie tanto la vida…

Mirando el programa me he llegado a plantear que mi vida anterior era muy aburrida jijijiji. No se me ocurre nada que antes pudiera hacer y ahora no, es más, antes hacia menos cosas que ahora. Lo único a lo que hemos renunciado a sido a los viajes, y no por la niña sino por nivel económico…

¿Creéis que la maternidad está sobre valorada? ¿Tanto os ha cambiado la vida? ¿Somos conscientes de qué es la maternidad?

Anuncios

Diferencias entre el Primer y el Segundo embarazo

Con Minijiji, la verdad que son muy pocos días malos los que recuerde, no es que en este embarazo lo este pasando realmente mal, al contrario, por suerte al igual que con  Minijiji, prácticamente no hay diferencia, si no fuera por el cansancio. Aquí si que viene la gran diferencia. Amigas no nos engañemos, por muy bueno que sea el embarazo, si no se puede descansar bien, apaga y vamos.

Recuerdo que el embarazo de Minijiji fue un embarazo entre algodones y este lo podemos comparar con un embarazo entre pinchos

Con Minijiji solo trabajaba cuatro horitas, y de tarde, me levantaba a la hora que me daba la gana, comía a la hora que me daba la gana y dormía a la hora que me daba la gana. Ahora todo esto ha cambiado, me levanto, como y me duermo cuando a Minijiji le da la gana.

Yo siempre he sido (o lo he intentado) muy participativa en la educación de Minijiji, y he intentado apuntarla a todo lo que ella me ha pedido, pero con que me encuentro ahora, pues que con tanta extra escolar mi cuerpo no da para mas…

Entre el colegio las extra escolares, las cenas y los baños, y los horarios de mi marido… A todo esto, le tenemos que sumar que ya estoy a ocho horas laborales, con lo cual el cansancio se magnifica.

Tengo que deciros que no se si a vosotros en el segundo embarazo os paso, a mi me lo avisó el ginecólogo pero sinceramente, me imaginaba que no seria para tanto, pero si, los dolores de los tendones, músculos o lo que sea que se me esta estirando por dentro ¡se hacen notar mucho mas que la primera vez!

Este pequeñajo se hizo sentir antes (Minijiji a las 22 semanas, Mini en la semana 18 ya estaba dando guerra), se mueve mucho más que su hermana a todas horas, Minijiji era mucho mas tranquila.

Y vosotras, ¿ notásteis mucha diferencia entre el primer y el segundo embarazo?

69de5_como-saber-embarazada

Libreta Personalizada

Que las Maris somos muy de hacer manualidades eso no es nada nuevo. (Marififi es un genio con las manos y Marifriki con el ordenador, y una aquí presente hace lo que puede o lo que le sale…)

Hace unos días estaba con Minijiji estudiando el abecedario y me dijo:

-Mama hazme deberes…

Así que en una hoja le escribí el abecedario y le dije que lo escribiera ella al lado, como se cansó enseguida, la hoja se perdió y al día siguiente tuvimos que repetir lo mismo, con lo que más de la J la pobre niña no llegaba… Así que me decidí a comprar una libreta para tener un poco en orden sus “deberes”, pero sinceramente, como me pareció tan sosa, decidí darle un toque mas jiji a la cosa.

Espero que os guste tanto como le gustó a Minijiji.

Material que necesitamos:

IMG_20171009_091703_926

Pistola de Silicona

Lana del color que queramos

Un cartón del ancho de nuestra libreta y 5 cm. aprox. de largo

Tijeras.

 

IMG_20171009_091745_430

 

Lo primero que tenemos que hacer es liar el cartón con la lana, sin que se monte ningún hilo uno sobre otro, una única pasada por cada vuelta.

 

 

 

IMG_20171009_091824_945Una vez tengamos todo el cartón cubierto, ponemos silicona sobre la lana, y la enganchamos a nuestra libreta. Antes de pegarla, tenemos mirar bien a qué altura la pegamos para que nos cubra toda la parte inferior, pensad que el cartón mide 5 cm, así que aconsejo algo menos. Una vez ya lo tenemos cortado, con la ayuda de las tijeras, cortamos por la mitad la lana (sin cortar el cartón ya que lo necesitaremos para repetir el proceso.

 

IMG_20171009_091856_572

 

Una vez hayamos cortado toda la lana, tendremos algo tal que así…

 

 

 

IMG_20171009_091930_263

 

Con la ayuda de la pistola de silicona, bajad los flecos que queden hacia arriba.

 

 

 

IMG_20171009_092053_097IMG_20171009_092013_402

 

 

 

 

 

 

 

 

Repetiremos el proceso tantas veces como sea necesario (yo cogí una libreta pequeña, con lo que tuve que repetir el proceso cinco veces aproximadamente). A medida que vayáis repitiendo el proceso, cada vez la libreta va adquiriendo mas volumen y más cuerpo. Cuanto más separada peguéis la lana, más distancia se vera entre los flecos.

Una vez acabado, pues es hora de decorar a vuestro gusto, nosotros nos decantamos por un monstruo con mucha marcha ¿Y vosotros?

IMG_20171009_092126_788

 

La bimaternidad vista desde fuera

No os voy a engañar, yo esto de la bimaternidad lo veía algo fácil siempre y cuando involucrases al grande en todo.

Nosotros estamos intentando involucrar a Minijiji en todo, viene con nosotros a todas las ecos, le decimos que nos ayude a buscar el nombre del bebe (claro, que cuando te da como opción Calliu y Rossi, pues lo siento pero por mucha implicación que queramos no están en nuestros planes esos nombres…). En ningún momento le decimos que ahora todo sera para los dos, siempre le decimos que como ella sera más grande tendrán juguetes diferentes y que cuando quieran jugar juntos tienen muchos juguetes para hacerlo, y así con todo,  intentamos que lo vea como algo positivo, en vez como algo negativo.

Pero en la maternidad 2+2 no son 4, un día son 6, otro 8 y otro puede que te sume 32… Minijiji está rebelde (ojo, y miedo me da, porque el “intruso” todavía no ha llegado a nuestras vidas, ni tan siquiera le hemos montado la habitación…). Y es que el/la pobre… ¡todavía no tiene nada! (si este fuera mi primer embarazo, como cambiaría la cosa…).

Me reclama constantemente, me reta, estamos librando continuamente una batalla y la verdad que me agota, tanto psicológica como físicamente. Pero por otro lado, siempre está hablando de su futuro herman@, me abraza, me da besos en la barriga, etc…

Hace unos días me pasaron un texto que me pareció tan interesante y cierto que lo quiero compartir con vosotros, se que es el mejor regalo que le puedo hacer a mi hija, aunque este regalo se aprecia con los años…

Para poder ponerme en la piel de tu pequeño imagínate que tu marido te dijera esto:

“Cariño , yo te quiero, muchísimo y eso no va a cambiar, pero he conocido a otra mujer que la quiero igual que a ti, así que quiero que se venga a vivir con nosotros, pero claro, como ella viene la última voy a pasar más tiempo con ella porque me necesita más, pero recuerda que yo a ti te quiero igual, que eso no va a cambiar, y como viene con las manos en los bolsillos, quiero que le dejes tus cosas, la ropa, el maquillaje, las colonias, los bolsos, el móvil…”

Por un momento me ha hecho hasta sentir culpable por mi decisión de tener un segundo hijo, se que es una cuestión de tiempo, que luego no van a poder vivir el uno sin el otro, pero ¿cuánto tiempo?.

corazon

Y vosotros, ¿como vivisteis los principios de la maternidad? ¿Tenéis pensado ser bimadres?

Tenemos una sorpresa, ¡LA FAMILIA CRECE!

Hola a tod@s!

Después de unas largas vacaciones, vengo a contaros… que estoy ¡Embarazada!

Estamos de 16 semanas (porque aunque lo este yo, lo esta el blog y lo está mi familia, así que ¡estamos!) y parece que fue ayer cuando estábamos esperando el resultado del test, cuando salio el positivo fue como ¡woow! y ahora que vamos hacer porque esto va en serio…

Siempre hemos sido de los que pensamos que si estas esperando el momento ideal para tener hijos, ese momento nunca llega, si esperamos al momento ideal, nunca tendríamos hijos, pero hay que reconocer que unas circunstancias ayudan más que otras… o justo cuando crees que es un buen momento los astros no están para alinearse y crear ese milagro…

No os voy a engañar, con Minijiji, los astros se alienaron a la primera y el shock fue más fuerte porque la verdad, siempre habíamos pensado que tardaríamos bastante, como todo el mundo que se enteraba que íbamos a empezar a buscar te decía:

bocadillo copia

Con este Mini, nada tiene que ver la experiencia de su hermana. No os voy a engañar, al haber sido tan rápidos con Minijiji, nos pensábamos los reyes del mambo y que ya teníamos medio camino hecho, ¡Ay Dios! que equivocados que estábamos…

Después de un tiempo intentado y viendo que los astros cada vez estaban más dispersos, decidimos acudir al ginecólogo. Pues aquí la menda, tenia las hormonas masculinas por las nubes, vamos, que si tardo un poco más me tengo que cambiar el nombre del DNI (hay que ver lo malas que son las hormonas, pero eso os lo cuento en otro post.) Con todo nuestro asombro, descubrimos que tengo ovarios poliquisticos, cosa que con Minijiji no nos habíamos percatado o me salio después, pero cinco años, dan para mucho! Total, que con una pastilla para controlar la ovulación el milagro de los astros se creo, y aquí estamos, de 16 semanas esperando saber el sexo y deseando ponerle cara y nombre!

embarazo

 Y a vosotras, ¿como os fue el segundo embarazo? ¿os costo más que el primero?

Los 5 juegos de mesa de Minijiji

Si hay algo de lo que somos fan en esta casa, son de los juegos de mesa, si os soy sincera, estoy deseando que Minijiji crezca para jugar a mis juegos favoritos, (Rummikub, Monopoli…) que para mi son los mejores, aunque ella no lo crea…

Estos son nuestros top 5:

1.- Jenga

jenga-normal

Es un juego super divertido y muy fácil de jugar. Consta de 54 piezas de madera y un dado, trata de formar una torre de 18 pisos combinando los diferentes colores (hay varias versiones, sin colores y con colores). Se lanza el dado (en el caso de los colores) y se extrae la ficha del color que marca el dado. Dicha ficha, se tiene que colocar en la parte superior de la torre y así sucesivamente hasta que a algún jugador se le caiga la torre.

2.- Juego de las parejas

juego-de-mesa-bob-el-constructor-memory

Simplemente le encanta y la verdad es que tienen muy buena memoria, porque la mayoría de las veces me gana. Es muy fácil de jugar, dependiendo del fabricante tendrá un numero de fichas u otro. Se ponen todas las ficha boca abajo y se levantan de dos en dos. Si realizas una pareja te vuelve a tocar levantar ficha, si sacas dos diferentes, le toca el tuno a otro jugador. Gana el que más fichas tenga.

3.- El juego de la Oca

descarga

Aquí la menda es la Reina del juego, no sabéis lo bien que se me da. Explicar el juego no tiene ningún sentido, ¡quién no sabe jugar a este increíble juego!

4.- El Uno

hqdefault

El Rey de los juegos de cartas sin pensarlo. Os tengo que decir, hemos hecho una adaptación para poder jugar con Minijiji. Solo jugamos con números, colores y comodines, pero quitamos los +2, los +4, cambio de sentido… Pero si que utilizamos las mismas normas, se tiene que decir ¡UNO! cuando solo te queda una carta y el que antes se  quede sin cartas, ¡GANA!

5.- El tragabolas

juego-tragabolas-tp_3362982674471565129f

El juego que más le gusta a mi hija y el que menos me gusta a mi. Consta de cuatro hipopótamos y once bolas, diez de color rojo y una de color amarillo. Cada bola vale un punto excepto la amarilla que vale cinco (o así es como jugamos nosotras) y gana pues depende, unas veces gana el que más bolas tiene, otro… el que tenga la amarilla, otro según los puntos… vamos, que según como lo vea Minijiji.

Estos son los juegos con los que nosotros nos solemos entretener sin contar por supuesto la plastilina o el colegio improvisado. Y vosotros, ¿a qué juego soléis jugar y cual me recomendáis?

Un llamamiento a la sociedad

No se si a vosotras os habrá pasado alguna vez pero a mi si, y la ultima vez este fin de semana y la verdad, que me cabreé mucho por la situación.

Es de lo más común que a un niño se le caiga un zapato del cochecito, una niña pierda su chaqueta y un niño su peluche favorito.

A mi hay cosas que me superan, y es que las cosas de bebe/niños tienen un imán para las personas. Porque si tu ves un zapato del nº 41 en mitad de la calle no se te ocurriría ni tocarlo, en cambio ves un zapatito del numero 16 y faltan manos para cogerlo. ¿Porqué? Pues no tiene ninguna evidencia científica pero así es, somos así de idiotas. Ya me diréis a mi que van hacer con un zapato y encima de bebe, con lo cual, aunque tengas bebe no te sirven (se necesitan dos).

Por favor, si os encontráis algo dejadlo en el mismo sitio donde lo habéis encontrado, encima de un banco, encima de un poyete, apoyado en una ventana, etc… Os aseguro que la madre hará el mismo recorrido sin fe ninguna de encontrarlo, pero lo hará. Y ya no son solo los zapatos, son chaquetas, juguetes, peluches, etc… Tú, puedes pensar en lo contento que se va a poner tu hijo cuando vea lo que te has encontrado, pero falta empatía de ponerse en el lugar del niño que lo ha perdido, igual es con el único muñeco con el que duerme o el único peluche que tienen de un ser querido, o el regalo de sus mejor amigo, o el único regalo de reyes y con mucho esfuerzo…

De verdad, no creo que cueste tanto encontrar algo en el suelo e intentar hacerlo lo más visible posible, en vez de llevárnoslo o dejar que nuestro hijo lo utilice a modo de pelota…

¿Porqué os cuento esto?. El pasado fin de semana bajamos al pueblo a dar un paseo, Minijiji llevaba su chaqueta, jugando, corriendo y saltando. Al llegar a la plaza nos dimos cuenta de que la chaqueta no estaba (pánico total, chaqueta nueva y solo dos usos…)

Así que le dije a mi querido esposo que se quedara con la niña, que volvía a hacer el camino de vuelta sin ninguna intención de encontrarla, pero la esperanza ahí estaba…

Pase por la zona más comercial de mi ciudad y pensé, no creo que la hayan dejado en alguna tienda, pero… ¿y si lo han hecho? ¿tengo que preguntar tienda a tienda si han visto la chaqueta de mi hija? Desistí de esa idea y seguí caminando, y cada vez mi esperanza era más pequeña. Me paré a preguntar a una madres que justo subían la calle por donde yo tenia que pasar y me dijeron que no habían visto nada, ¡Mi gozo en un pozo!

A lo lejos veo a una señora que recoge algo del suelo rosa lo mira y lo pone en su cochecito, me faltaron piernas… justo entraron en una tienda, así que la tenia localizada. Corrí y le pregunte si había visto una cazadora (era consciente que sabía que la había visto recogerla del suelo). Para mi sorpresa, me dice que si que la tiene, que la había cogido por si alguien le preguntaba, señora, ¡las chaquetas no llevan un GPS!, y lo que más coraje me dio, es que la llevaba justo debajo de la suya, ¿crees que si me hubiera cruzado con ella la habría visto? ¡Una mierda!

descarga1

Marififi me contaba que en Navidad, Minififi se dejó su perrito Chichi Love, recién regalado de reyes, en el cochecito del descasillo de los ascensores de El Corte Inglés. No pasaron ni diez minutos hasta que se dio cuenta y fue a buscarlo. Y nada de nada. Preguntó en objetos perdidos y a medio personal del centro comercial. Nada. ¿Qué clase de persona encuentra un juguete en esas fechas y no lo devuelve?. ¿Qué clase de gente no piensa en el berrinche que se va a llevar ese niño pequeño? Pues sí señores, haberlas, hailas…

Si a los niños les enseñamos que las cosas del suelo no se tocan, ¿por qué no hacemos nosotros lo mismo?