San Google (arma de doble filo)

¿Quién de nosotros no ha ganado miles de apuestas gracias a San Google?, no entiendo como en mi ciudad no hay una calle llamada así. Pero ¿qué pasa cuando tienes un hijo?, que san Google se transforma… Pasa de hacernos ganar comidas, cenas y cervezas a no dejarnos comer, ni cenar ni dormir…

IMG-20131104-WA0047

¡Ojo, que las primeras culpables somos nosotras!. Salimos del médico con un leve problema, el cual nos informa nuestro pediatra que no tiene más importancia, que le harán un seguimiento pero ya está. Nosotras ya estamos algo intranquilas y ¿qué hacemos?, mirar San Google para preocuparnos aún más. De una simple neumonía sin complicaciones vemos 5 operaciones, una traqueotomía y medicación de por vida. Volvemos a la siguiente consulta después de estar 15 días sin dormir y llorando por lo rincones, y nos dicen que todo solucionado, la niña está perfecta. Nosotras nos concienciamos de no volverlo a hacer, le decimos a todo el mundo que cuando tenga un problema no mire San Google, pero como el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra… Lo volvemos hacer y lo haremos siempre, somos sufridoras compulsivas desde el embarazo.

google

¿A cuántas de vosotras os ha pasado esto?

P.D: ¿Sabéis lo peor?… Que yo iba de guay con ser la súper madre LMI ( la madre infantil) y esto tiene toda la pinta de ser LMH (La madre hipocondriaca) jijijiji

Abrazos para todos!!!!!!!!! Nos vemos prontooooooo

image

23 comentarios en “San Google (arma de doble filo)

  1. Cuanta verdad hay en este post! Yo también soy muy dada a mirarlo todo en internet y así me pasa… paranoia al canto! Google es el creador de LMH más poderoso que existe, y lo peor es que por mucho que digamos que «nunca mais», volveremos a hacerlo una y otra vez!!!! Besitos compi!!!

    Me gusta

  2. Muy bueno mariji
    iji!! Yo tb he tropezado dos veces con esa maldita piedra llamada Google, y lo peor es q sé lo q pasa y sé q seguiré mirando…
    Y mira que es chungo!
    Q t duele la uña del pie?? Google dice q te pueden amputar la pierna
    ¿Te duele la cabeza? Eso es un derrame cerebral
    Un ganglio en el cuello?? Estas muerta, todo apunta a un cáncer terminal!!
    Jajajaajajaja! Quien este libre de pecado que tire la primera piedra.
    Olvidaste decir que muchas gracias a san Google nos creemos que sabemos más q los pediatras.
    ¿No os pasa?
    Besitos y seguid así q sois lo más!!

    Me gusta

    • tienes toda la razon cyn, miramos en san google y decimos va hoy no la llevo al pediatra, total ya se que tiene!!!!!!!!!
      Pero como tu bien dices lo miraremos todas las veces que tengamos un pequeño problemo… pero mirarlo por el lado positivo, luego nos dan unas alegrias!!!!!!!!!!!!!!

      Muchos besitos a mi princesaaaaaaaaaaaaaaaaa

      Me gusta

  3. Y no solamente cuando eres madre, que me imagino que si antes eras googleadicta, después de tener a tu rotoño te conviertes en googlerequetecompulsiva.
    Viví un episodio hace años, del que guardo buenos y malos recuerdos.
    Noté un bulto en el cuello. Una conocida había sido diagnosticada de cáncer linfático por una cosa similar. No me atrevía a ir al médico (estúpida) y me agobiaba todos los días pensando en qué coño podía ser aquello que estaba sintiendo. Un día me «armé de valor» y se lo dije al que por aquel entonces era mi novio -(que, dicho sea de paso, no entiendo muy bien, cómo después de darse cuenta de lo absolutamente gilipollas e hipocondríaca que era, dio el Si Quiero, meses más tarde)-lo cual derivó en una charla de escasos 30 seg que terminó con una cita urgente en el médico de cabecera que me pertenecía. Cuando fui a la consulta me dijeron que debían hacerme todas las pruebas pertinentes: VIH, Hepatítis, Linfomas y un largo etcétera, que de sólo nombrarlos ya me entraron soponcios incontrolables.
    Después de la análitica estuve 2 semanas esperando por los resultados, 2 eternas semanas en las que mi cuerpo sufrió todo tipo de síntomas, a medida que los iba leyendo en SAN GOOGLE. Que el VIH daba cagalera… yo me cagaba viva… que producía sarpullidos… yo los tenía hasta en el paladar… que podía ocasionar fiebre… yo tenía décimas un día sí y otro también… y lo mismo con las demás enfermedades.
    A todo ésto, el santo varón tratando de contenener mis llantos desgarradores y mi mal humor cuando trataba de decirme simplemente … mira guapa… eres auténticamente subnormal, (pero mucho más políticamente correcto… cómo no…de lo contrario lo habría repatriado)
    Todo quedó en nada, no solamente no tenía ningúna alteración en los estudios de serología si no que me dijeron que era un simple quiste de grasa…. ufffffffffffffffffffffffffffffff… a partir de ahí volví a sonreir.
    No quiero pensar lo que será el día que nazca algo de este cuerpo… pobre marido, pobre criatura…
    Que lo hacemos por su bien… ERROR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Mejor seguir los consejos del médico y dejarnos de soplapolleces.
    Google mola, mucho, y es muy útil, sí, pero es un arma de doble filo.
    Mejor lo usamos para encontrar blogs como el vuestro y lo demás que lo hagan los profesionales de la salud, ¿no os parece?
    Besinos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

    • Lo primero decirte que tenemos unas ganas enormes de conocer ya a esa pequeñaja !!!!!, y lo segundo, eso que dices es totalmente cierto, cada vez que vas leyendo los sintomas van apareciendo en tu cuerpo como por arte de magia… pero tambien es cierto que despues de las preocupaciones nos hace pasar un buen rato de risas!!!!!!!!

      Así que si solo son paranoias nuestras, VIVA SAN GOOGLE!!!!!!!!!!

      Me gusta

  4. Jajajajaja, pedazo de post, Marijijiji! Yo soy una googleadicta de toda la vida, pero me puedo sentir orgullosa de haber conseguido llegar a controlarlo. Creo que la última vez aprendí la lección y ahora ya no miro tantas cosas en Google (claro que no descarto recaer, jejeje).

    Me gusta

  5. Marjifriki, como te entiendo, yo nunca olvidaré el dia que por el maldito percentil, me dijeron que minijijijiji tenia la cabeza pequeña, dios… pero como me dijo otro pediatra… si, cierto es que tu hija tiene la cabeza pequeña, y las manos y los pies etc… no te han visto a ti… (con un poco de tacón llego a 155 jijijijiji)

    Me gusta

  6. Quien me mandaría a mi a mirar el síndrome de mi hija???!!! Y mira que me lo advirtieron los médicos…. Ni se te ocurra mirar en internet, me decían. Y fue lo primero que hice.
    Desde entonces no miro nada nada nada por mi bien nocturno….
    Somos LMH !!!

    Me gusta

  7. Cuanta razón marijijiji!! Yo cuando tuve a Ariadna ingresada me decía que no tenía que mirar y idiota de mi no lo hice … Vaya llorera cada vez que leía!! Pero desde entonces nada de nada!

    Me gusta

  8. Cuanta razón marijijiji!! Yo cuando tuve a Ariadna ingresa me jure que no miraría pero idiota de mi lo
    Hice!! Como lloré cada vez que leía! Desde entonces nada de nada. El san Google para las apuestas 😉

    Me gusta

  9. totalmente cierto!!! yo también lo he hecho y cuando se vuelve a poner malito o le pasa algo me prometo no hacerlo, pero no puedo…una fuerza indescriptible me empuja pasilla adelante hacia el comedor a buscar el portátil y poder buscar en San Google!!! pero pienso que eso no nos hace peores madres, solo que nos preocupamos por lo mas bonito y lo que mas queremos en esta vida. enhorabuena por tu post consuegra!!!

    Me gusta

  10. Tal cual lo cuentas. Yo siempre recomiendo no hacer caso de lo que se lee en internet y después no puedo evitar buscar todo aquello sobre lo que tengo dudas. Al principio del embarazo tuve que desacostumbrarme, porque todo me iba genial pero yo seguía leyendo sobre falsos positivos, embarazos ectópicos… y al final te das cuenta de que empiezas a sufrir por cosas que no tienen y síntomas que no padeces. ¡Pero te preocupas por si acaso s e presentan!

    Me gusta

  11. Pingback: Las comparaciones son odiosas. | Ni Blog, Ni Bloga

  12. Pingback: Mi niño no come. | Ni Blog, Ni Bloga

  13. Eso de google tiene sus pros y sus contras, y más cuando nos pilla de primerizas, que no sabemos atenernos a una sola opinión válida (supuestamente la del pediatra), y tenemos que mirar, buscar y pedir más opiniones, aunque sea a la vecina del 4º que tiene 90 años, y no recuerda nada de enfermedades infantiles, pero lo soluciona todo con una cebolla cortada a la mitad.

    Le gusta a 1 persona

¡Coméntanos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s