Un llamamiento a la sociedad

No se si a vosotras os habrá pasado alguna vez pero a mi si, y la ultima vez este fin de semana y la verdad, que me cabreé mucho por la situación.

Es de lo más común que a un niño se le caiga un zapato del cochecito, una niña pierda su chaqueta y un niño su peluche favorito.

A mi hay cosas que me superan, y es que las cosas de bebe/niños tienen un imán para las personas. Porque si tu ves un zapato del nº 41 en mitad de la calle no se te ocurriría ni tocarlo, en cambio ves un zapatito del numero 16 y faltan manos para cogerlo. ¿Porqué? Pues no tiene ninguna evidencia científica pero así es, somos así de idiotas. Ya me diréis a mi que van hacer con un zapato y encima de bebe, con lo cual, aunque tengas bebe no te sirven (se necesitan dos).

Por favor, si os encontráis algo dejadlo en el mismo sitio donde lo habéis encontrado, encima de un banco, encima de un poyete, apoyado en una ventana, etc… Os aseguro que la madre hará el mismo recorrido sin fe ninguna de encontrarlo, pero lo hará. Y ya no son solo los zapatos, son chaquetas, juguetes, peluches, etc… Tú, puedes pensar en lo contento que se va a poner tu hijo cuando vea lo que te has encontrado, pero falta empatía de ponerse en el lugar del niño que lo ha perdido, igual es con el único muñeco con el que duerme o el único peluche que tienen de un ser querido, o el regalo de sus mejor amigo, o el único regalo de reyes y con mucho esfuerzo…

De verdad, no creo que cueste tanto encontrar algo en el suelo e intentar hacerlo lo más visible posible, en vez de llevárnoslo o dejar que nuestro hijo lo utilice a modo de pelota…

¿Porqué os cuento esto?. El pasado fin de semana bajamos al pueblo a dar un paseo, Minijiji llevaba su chaqueta, jugando, corriendo y saltando. Al llegar a la plaza nos dimos cuenta de que la chaqueta no estaba (pánico total, chaqueta nueva y solo dos usos…)

Así que le dije a mi querido esposo que se quedara con la niña, que volvía a hacer el camino de vuelta sin ninguna intención de encontrarla, pero la esperanza ahí estaba…

Pase por la zona más comercial de mi ciudad y pensé, no creo que la hayan dejado en alguna tienda, pero… ¿y si lo han hecho? ¿tengo que preguntar tienda a tienda si han visto la chaqueta de mi hija? Desistí de esa idea y seguí caminando, y cada vez mi esperanza era más pequeña. Me paré a preguntar a una madres que justo subían la calle por donde yo tenia que pasar y me dijeron que no habían visto nada, ¡Mi gozo en un pozo!

A lo lejos veo a una señora que recoge algo del suelo rosa lo mira y lo pone en su cochecito, me faltaron piernas… justo entraron en una tienda, así que la tenia localizada. Corrí y le pregunte si había visto una cazadora (era consciente que sabía que la había visto recogerla del suelo). Para mi sorpresa, me dice que si que la tiene, que la había cogido por si alguien le preguntaba, señora, ¡las chaquetas no llevan un GPS!, y lo que más coraje me dio, es que la llevaba justo debajo de la suya, ¿crees que si me hubiera cruzado con ella la habría visto? ¡Una mierda!

descarga1

Marififi me contaba que en Navidad, Minififi se dejó su perrito Chichi Love, recién regalado de reyes, en el cochecito del descasillo de los ascensores de El Corte Inglés. No pasaron ni diez minutos hasta que se dio cuenta y fue a buscarlo. Y nada de nada. Preguntó en objetos perdidos y a medio personal del centro comercial. Nada. ¿Qué clase de persona encuentra un juguete en esas fechas y no lo devuelve?. ¿Qué clase de gente no piensa en el berrinche que se va a llevar ese niño pequeño? Pues sí señores, haberlas, hailas…

Si a los niños les enseñamos que las cosas del suelo no se tocan, ¿por qué no hacemos nosotros lo mismo?

Los niños aprenden, a pesar del maestro

Esta frase se la he escuchado decir a varios maestros de mi entorno. Y es cierto.

Ahora que estamos en fechas de elegir colegio, creo que es muy importante tener esto en cuenta. Cuando me toco elegir cole para Minififi, todo me parecía super importante: la situación del colegio, las instalaciones, las actividades que hacían, etc. Y sí que lo es, pero al final de los finales, aquí solo hay una cosa que importa: los niños.

Recuerdo que una buena amiga me comento en aquella época: busca el colegio que mejor te venga de distancia, porque todo lo demás, da igual.

Y llevaba razón. En realidad, por lo menos aquí en Fifilandia, Minififi habría estado bien en casi cualquier colegio. En todos van a estar contentos, en todos van a hacer amigos, y lo que es más importante: en todos van a aprender.

Porque el aprendizaje depende del niño y del maestro que les toque, y si me apuráis, ni del maestro. Da igual que tipo de cole sea, tendrán maestros mejores que otros, pero de cualquier forma, tiraran para adelante y aprenderán.

22

¿O ya no os acordáis de cuando íbamos al colegio? Tuvimos todo tipo de maestros, y de maneras de enseñar. Seguramente pasaríamos por varias modificaciones de la ley de educación. No teníamos ni de asomo las instalaciones que tienen ahora, ni los sistemas. Pero al final, todos aprendimos. Y con los mismos maestros, las mismas instalaciones y los mismos sistemas, en cada clase había niños de sobresaliente y otros que no quisieron tocar un libro.

¿Qué opináis?

Demasiado tiempo libre

Si hay una frase que odio haciendo referencia a mi o a cualquier otra madre de mi alrededor es:

FLAMENCAS

Haciendo referencia a que pierde el tiempo por estar preparando una fiesta de cumpleaños para su hijo, o jugando a plastilina con el mismo o haciendo un disfraz para los reyes de la casa.

No creo que sea cuestión de tiempo, sino de prioridades. Para mi es más importante jugar con mi hija que doblar la ropa que tengo en la silla; la ropa va a permanecer allí de por vida, el tiempo con mi hija se va y no vuelve. Y lo mejor, que mi hija recordará las tardes que pasábamos juntas paseando, hablando, haciéndonos cosquillas…, no recordará lo limpia que estaba la ropa ni lo recogida que estaba la casa.

Cada uno emplea el tiempo en lo que más le reconforta, como he dicho antes, es cuestión de prioridad.

Así que por favor piso, que no se mire tanto lo que hacen los demás, y se mire más lo que hace cada una…

Ese tiempo libre del que hablan y se les llena la boca igual son noches desveladas cosiendo un vestido, o cocinando el plato favorito (mientras otras dicen: ¡si que tienes tiempo libre, paella un lunes!, eso mejor unas patatas fritas y un frankfurt y listo…) o haciendo manualidades.

heart-37458_640 copia

Las Maris&Minis en Benidorm con Medplaya

Hoy las maris venimos a contaros el genial finde que pasamos la semana pasada gracias a la invitación de Medplaya.

logo

Medplaya es una cadena con unos hoteles fabulosos repartidos por toda la costa: Costa Brava, Costa de Barcelona, Salou, Benidorm y Costa del Sol. Y no solo es que los hoteles sean geniales, muchos de ellos pensados para vacaciones familiares con niños, es que el trato del personal que hemos conocido es inmejorable.

Y así fue nuestro finde en el Hotel Regente de Benidorm…

banda texto

Llegamos por la noche al hotel y como no llegabamos a la cena, el personal del hotel nos recibió con una bolsita de picnic, ¡todo un detalle!. Tan detalle como el vino y la bandeja de fruta que teníamos preparada en la habitación.

Ya instalados, pudimos disfrutar de la terraza de la habitación tomando algo, con unas vistas espectaculares, mientras las minis hacían su propia Beauty Party jajajaja. Pues menudas son…

¡Estaban emocionadas con su reencuentro!

fotos

ImprimirDespués de las horas de viaje, cayeron rendidas. Y nosotros casi que también. ¡Mañana más!

Imprimir

banda texto

El sábado amaneció un día espectacular, de verano total. Esto es lo que se veía al asomarse al balcón. ¡Menudas ganas de un baño en la piscina!.

fotosBajamos a desayunar y las minis lo querían todo. Menos mal que las maris en eso coincidimos, por mucho buffet que haya, lo que se pone en el plato es para comérselo…

fotosDecidimos aprovechar la mañana para ir a la playa, y lo primero de todo, la protección solar. ¡Y nuestras minis están muy concienciadas con este tema tan importante!.

ImprimirCamino a la playa, comprobamos que las chicas son las Reinas del Souvenir. Todo lo querían, os podéis imaginar…

ImprimirImprimir¡Y por fin la playa! Qué ganas de darse el primer baño del verano. ¡Y qué ganas teníamos de juntarnos! Pillamos unas hamacas, ¡y eso es vida!.fotosfotosImprimirImprimirImprimirOs podéis hacer una idea de lo bien que lo pasaron. No pararon en toda la mañana. Y como habíamos hecho hambre, ¿qué es de la playa sin una buena caña fresca y una paella de marisco mirando el mar? Por cierto, la paella, buenísima.

ImprimirImprimirLas minis nos demostraron que son las mejores amigas, no se separaban ni un momento (con sus riñas pertinentes, claro).

Imprimir

Y como estaban cansadas de playa, la tarde decidimos pasarla en la piscina, donde ellas pudieran disfrutar del baño. El hotel Regente tiene unas piscinas que son una pasada, una para mayores y otra para niños. Y las maris, ¡en la hamaca!

Imprimirfotos

Hora de cenar y casi nos da algo cuando vimos que habíamos llevado el mismo vestido para ellas. ¡Juramos que no fue planeado!. Estaban monísimas, cada una con su estilo.

ImprimirfotosfotosLa cena, simplemente fantástica. Variada, y todo buenísimo. Y el personal del comedor, atentísimo.

Imprimir

ImprimirY después de cenar, ¡a disfrutar a la sala de fiesta!. Lo pasaron bomba bailando, jugando al billar y hasta se acoplaron al juego de un niño inglés. ¡Tremendas!

fotosImprimir

banda texto

El domingo por la mañana, hicimos el check out (por cierto, un aplauso para el personal de recepción, majísimos) y nos quedamos en el hotel aprovechando la piscina hasta la hora de comer. ¡Otro rato de risas y diversión!

fotos

ImprimirY llegó la hora de la despedida… ¡Qué rápido pasa lo bueno!. Acabaron las dos llorando (y nosotras  casi también), una camino de Jijilandia y la otra camino de Fifilandia. Qué penica. Pero seguro que pronto las volveremos a reunir 😉

ImprimirEste es el resumen de un fin de semana fantástico, en el que nuestras minis han disfrutando de lo lindo, y por supuesto nosotras también. ¿Y los maromos?, os preguntaréis. Pues Pocofifi se quedó en Fifilandia trabajando (muy a su pesar) y el Sr. Gruñón aguantó estoicamente todas las horas tertulianas de las maris, cuidó de las minis y nos hizo de fotógrafo. Un diez.

De corazón, queremos dar las gracias a Medplaya por brindarnos la oportunidad de conocer otro de sus hoteles (Marijiji&Family son asiduos a su hotel en Salou y hablan maravillas) y esperamos volver muy pronto, a este hotel o a cualquiera de los que tienen. Porque además, nos encanta el programa que tienen de fidelización. Con la tarjeta Amigo Card de Medplaya, por cada estancia obtienes puntos, y esos puntos se traducen en ventajas y en descuento para próximas estancias. Os aseguramos que merece mucho la pena.

loyalty

Además, si queréis conocer algún hotel de Medplaya, usad este código durante vuestra reserva, y os harán un descuento del 5%.

banner-medplaya

Así comienza nuestro verano (en primavera). Y el vuestro, ¿cómo se presenta? ¿Habéis reservado ya las vacaciones?.

Feliz día de la Madre

Aunque sabemos que todos los días son día de la madre (y del padre, y de los hijos…), hoy quiero felicitar, a todas las madres, pero en especial a aquellas que lo tienen más difícil.

Quiero felicitar a las madres de Holanda (si no entendéis esto, leed este post). Porque Holanda es un país maravilloso, pero complicado. Y desgraciadamente, requiere de mucha más lucha. Os quiero felicitar por luchadoras. Y deseo que algún día, criar en Holanda sea tan sencillo como hacerlo en Italia.

También quiero felicitar a las madres que crían solas a sus hijos, porque sois unas valientes. De vosotras es de quien vuestros hijos hablaran cuando sean mayores, de vosotras y de vuestra fortaleza. Felicidades de verdad.

Felicidades a las madres que viven en circunstancias que el resto no queremos ni imaginar. Las que crían a sus hijos en guerra, en la pobreza, en el exilio. Las que sufren cada día por la supervivencia de sus hijos. No merecéis una felicitación, merecéis de premio que la vida os sonría de una vez por todas.

Y por supuesto, felicidades a las nuestras, a nuestras madres, que aún teniéndolo muchas más difícil que nosotras, pudieron con todo y más.

madre

Pulseras con Pajitas

La semana pasada tuvimos a Minijiji con varicela, por suerte la paso muy leve y apenas ha notado molestias, no se ha rascado y no ha tenido apenas fiebre, únicamente el primer día, así que estamos super contentos y gracias a Dios recuperadas al 100%.

Pasarse semana y media en casa sin poder salir a la calla se hace muy pesado, tanto para ellos como para nosotros, por eso estuvimos haciendo unas cuantas actividades para poder distraernos un poquito.

pulsera 9

La verdad que es una activad muy sencilla y ellos se entretienen mucho porque no se pueden imaginar que de un par de cañitas (pajitas) puedan salir unas pulseras tan resultonas.

pulseras

Lo primero que tenemos que hacer es cortar las pajitas en trocitos muy chiquititos, cuanto mas chiquititos los cortemos más integrados quedarán los colores.

pulsera1

Una vez tengamos cortados los trocitos, doblaremos por la mitad el papel vegetal e insertaremos los trocitos, bien extendidos para no tener un grosor excesivo. Una vez que lo tengamos bien extendido, cerramos con la otra parte del papel y planchamos, aproximadamente 3 minutos por pulsera, ya que le tenemos que dar tiempo a que el plástico de las pulseras se derrita (tened cuidado, si lo dejáis mucho tiempo el plástico se puede esparcir, y la pulsera quedar muy finita).

Una vez lo tenemos planchado, lo cortamos quitando el exceso de plástico y dándole la forma y medidas que necesitemos.

Una vez la tengamos lista, en cada extremo hacemos un agujero y pasamos un lazo por ambos, hacemos una lazada entre ambos extremos y tendremos una pulsera ¡Así de resultona!

pulsera 7

Para hacer las pulseras lisas, es tan fácil como poner las pulseras directamente sin cortar, cortamos a la medida deseada pasamos el lazo y ya tendremos nuestra pulsera acabada!

Espero que os haya gustado y os invitamos a que subáis vuestras fotos en Instagram y nos etiquetéis para ver las preciosidades que habéis hecho.